El Ejército de Israel detuvo a los últimos dos palestinos prófugos de una cárcel de alta seguridad

Los sujetos escaparon junto a otros cuatro terroristas que fueron recapturados durante el fin de semana pasado al norte del país

El Ejército de Israel detuvo a los últimos dos palestinos prófugos de una cárcel de alta seguridad (FOTO: REUTERS)
El Ejército de Israel detuvo a los últimos dos palestinos prófugos de una cárcel de alta seguridad (FOTO: REUTERS)

El ejército israelí anunció el arresto de los últimos dos escapados de la fuga de seis prisioneros palestinos dos semanas atrás, de una cárcel del norte de Israel.

Los seis terroristas, detenidos por actos violentos contra Israel, escaparon el 6 de septiembre de la prisión de alta seguridad de Gilboa, en el norte del territorio, por un túnel que excavaron bajo uno un lavabo que fue a salir a un hoyo en el exterior de la penitenciaría.

El fin de semana después de la fuga, las fuerzas israelíes detuvieron a cuatro de ellos en Nazaret, la principal localidad árabe norte de Israel.

La mañana del domingo, el ejército anunció en un breve comunicado la captura de los dos últimos en una operación en Yenín, en el norte de Cisjordania.

Los detenidos fueron puestos a disposición de la justicia (FOTO: REUTERS)
Los detenidos fueron puestos a disposición de la justicia (FOTO: REUTERS)

Los últimos detenidos son Ayham Kamamji, de 35 años, y Munadel Infeiat, de 26, ambos integrantes de la Yihad Islámica y fueron capturados en una operación conjunta con las unidades especiales antiterroristas.

Los dos hombres “están siendo interrogados”, agregó el comunicado del ejército, sin dar más detalles de la captura.

Procedente de Kafr Dan, cerca de Yenín, Ayman Kamamji había sido detenido en 2006 y condenado a perpetuidad por el secuestro y asesinato de Eliahou Ashéri, un joven colono israelí.

Por su parte, Munadel Infeiat fue detenido en 2020, según la Yihad Islámica, y aguardaba su sentencia después de estar encarcelado por sus actividades como integrante del movimiento armado.

Desde su fuga a través de un túnel cavado bajo un lavabo, las autoridades israelíes los buscaron en Israel y Cisjordania, de donde son originarios los fugitivos y donde el ejército desplegó refuerzos.

Se creía que podían haber salido del país, cruzando la frontera con Jordania, pero cuatro de los fugitivos fueron arrestados en el norte de Israel, a unos 30 kilómetros de la prisión el fin de semana pasado.

El fin de semana después de la fuga, las fuerzas israelíes detuvieron a cuatro de ellos en Nazaret (FOTO: REUTERS)
El fin de semana después de la fuga, las fuerzas israelíes detuvieron a cuatro de ellos en Nazaret (FOTO: REUTERS)

La policía anunció la detención en Nazaret, la principal localidad árabe en el norte de Israel, de dos miembros del grupo armado Yihad Islámica: Yaqub Qadri, de 48 años, y Mahmud Ardah, de 45.

Según la prensa local, Ardah, que cumplía cadena perpetua, fue el principal instigador de la evasión.

“Las fuerzas policiales los descubrieron y los persiguieron en helicóptero”, indicó la policía sobre los dos fugitivos. “Fueron detenidos sin resistencia en el sur de Nazaret”.

Posteriormente la policía israelí anunció la detención de los otros dos fugados que “estaban escondidos en un aparcamiento para camiones”.

Se trata de Zakaria al Zubeidi, conocido ex líder del brazo armado del partido Fatah del presidente palestino Mahmud Abas, y Mohammad Ardah, miembro de Yihad Islámica.

Las detenciones tuvieron lugar en la ciudad árabe de Shibli Umm al Ghanam, una decena de kilómetros al este de Nazaret.

(Con información de AFP)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR