La OMS, el FMI, el BM y la OMC lanzaron una petición conjunta a los productores de vacunas para que prioricen la entrega de dosis a países pobres

Cuatro de las organizaciones más importantes del mundo en salud, economía y comercio emitieron un comunicado en el que denuncian que los contratos de entrega a naciones de ingresos bajos y medio-bajos estaban sufriendo retrasos y que menos del 5% de las inyecciones adquiridas habían sido entregadas

Una mujer recibe una vacuna contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en una estación de teleférico de Mi Teleférico convertida en centro de vacunación, en El Alto, Bolivia (Reuters)
Una mujer recibe una vacuna contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en una estación de teleférico de Mi Teleférico convertida en centro de vacunación, en El Alto, Bolivia (Reuters)

En un comunicado conjunto, los líderes de la Organización Mundial de Salud, la Organización Mundial de Comercio, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial pidieron que los países con programas de vacunación más avanzados liberen sus dosis para Estados menos afortunados.

“Reiteramos la urgencia de suministrar acceso a las vacunas frente al covid-19, los tests y los tratamientos a los países en desarrollo”, indicaron.

“En lo referente a vacunas, una limitación clave es la aguda y alarmante escasez en el suministro de dosis a países de ingresos bajos y medio-bajos, especialmente en lo que resta de 2021”, apuntaron.

“Pedimos a los países con programas de vacunación avanzados que liberen cuanto antes el máximo de sus dosis contratadas que puedan a Covax, a AVAT (el Fondo Africano de Adquisición de Vacunas, ndlr) y a países de ingresos bajos y medio-bajos”, solicitaron.

El Covax es un mecanismo liderado por la OMS para hacer llegar vacunas a los países menos desarrollados.

Los líderes de estas organizaciones denunciaron que los contratos de entrega de vacunas a naciones pobres estaban sufriendo retrasos y que menos del 5% de las dosis adquiridas habían sido entregadas. “Urgimos a los fabricantes de vacunas anticovid que redoblen sus esfuerzos para escalar la producción de vacunas específicamente para estos países y que aseguren que el abastecimiento de dosis para Covax y países con ingresos bajos y medio-bajos tenga prioridad sobre la entrega de dosis de refuerzo”, pidieron.

“Nuestro objetivo común es que al menos el 40% de las personas de los países de renta baja y media baja estén vacunadas para finales de 2021. Estimamos que menos del 20% de las vacunas necesarias están actualmente programadas para ser entregadas a estos países, ya sea a través de COVAX, AVAT o acuerdos bilaterales y de reparto de dosis”, reclamaron.

También reclamaron a los gobiernos que reduzcan o eliminen las barreras a la exportación de vacunas y materiales requeridos para su producción.

Las cuatro agencias internacionales crearon una unidad conjunta para identificar y resolver los problemas de producción de vacunas covid-19 para países en desarrollo. Este equipo mantuvo su primera reunión el 30 de junio.

Una mujer indígena maya recibe la vacuna Oxford/AstraZeneca contra el COVID-19 en el ayuntamiento de San Pedro Sacatepequez, Guatemala (REUTERS)
Una mujer indígena maya recibe la vacuna Oxford/AstraZeneca contra el COVID-19 en el ayuntamiento de San Pedro Sacatepequez, Guatemala (REUTERS)

Hasta ahora se han administrado más de 4.000 millones de dosis de vacunas anticovid en el mundo, según un recuento de la AFP.

En los países de altos ingresos según la clasificación del Banco Mundial, se han inyectado 98,2 dosis por cada 100 habitantes. En cambio, en los 29 países con menos ingresos del mundo, solo se administraron 1,6 dosis por cada 100 personas.

Preocupación pro la propagación de la variante Delta en Asia

La ciudad anfitriona de los Juegos Olímpicos, Tokio, así como Tailandia y Malasia, anunciaron el sábado un número récord de infecciones por COVID-19, en su mayoría provocadas por la variante Delta de la enfermedad, que es altamente transmisible.

Los casos aumentaron también en Sídney, donde la policía acordonó el distrito comercial para impedir una protesta contra un estricto confinamiento que durará hasta finales de agosto. La policía de Sídney cerró estaciones de tren, prohibió a los taxis dejar a pasajeros en el centro y desplegó 1.000 agentes para establecer puntos de control y dispersar a los grupos.

Miles de personas con máscaras protectoras hacen cola en el exterior del Centro Central de Vacunación en Bangkok, Tailandia, 22 de julio de 2021 (Reuters)
Miles de personas con máscaras protectoras hacen cola en el exterior del Centro Central de Vacunación en Bangkok, Tailandia, 22 de julio de 2021 (Reuters)

El gobierno de Nueva Gales del Sur informó de 210 nuevos contagios en Sídney y sus alrededores por el brote de la variante Delta.

El gobierno metropolitano de Tokio anunció una cifra récord de 4.058 infecciones en las últimas 24 horas. Los organizadores de los Juegos Olímpicos informaron de 21 nuevos casos de COVID-19 relacionados con la competencia, lo que eleva el total a 241 desde el 1 de julio. Un día antes, Japón amplió su estado de emergencia para Tokio hasta finales de agosto y lo extendió a tres prefecturas cercanas y a la prefectura occidental de Osaka.

Malasia, uno de los focos de la enfermedad, informó el sábado de 17.786 casos de coronavirus, una cifra récord.

Más de 100 personas se concentraron en el centro de la capital, Kuala Lumpur, para expresar su descontento con la gestión de la pandemia por parte del gobierno y pedir la dimisión del primer ministro Muhyiddin Yassin.

Tailandia también informó de un récord diario de 18.912 nuevas infecciones por coronavirus, lo que eleva el total de casos a 597.287. El país también reportó de 178 nuevas muertes. El gobierno dijo que la variante Delta representaba más del 60% de los casos en el país y el 80% de los casos en Bangkok.

La variante delta no es necesariamente más letal que otras variantes, pero sí mucho más transmisible, dijo a Reuters Supakit Sirilak, director general del Departamento de Ciencias Médicas de Tailandia.

China está luchando contra un brote de la variante Delta en la ciudad oriental de Nankín, cuyo origen se encuentra en los trabajadores del aeropuerto que limpiaron un avión que había llegado de Rusia.

Nankín ha registrado 190 casos de transmisión local de la variante Delta desde el 20 de julio, mientras que en todo el país ha habido un total de 262 casos, según las cifras publicadas el sábado.

Vietnam, que está lidiando con su peor brote de COVID-19, también anunció el sábado medidas más duras, diciendo que a partir del lunes impondría estrictas restricciones a la circulación en 19 ciudades y provincias del sur del país durante otras dos semanas.

Las infecciones por COVID-19 han aumentado un 80% en las últimas cuatro semanas en la mayoría de las regiones del mundo, dijo el viernes el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Con información de AFP y Reuters

SEGUIR LEYENDO: