Ucrania, Polonia y Lituania destacaron su unión contra las amenazas de Rusia u otros países agresivos

El ministro ucraniano de Exteriores, Dmytro Kuleba, dijo que el Triángulo de Lublin es claro sobre la lucha para “defender su futuro europeo y euroatlántico”

El ministro ucraniano de Exteriores, Dmytro Kuleba
REUTERS/Gleb Garanich
El ministro ucraniano de Exteriores, Dmytro Kuleba REUTERS/Gleb Garanich

Ucrania, Lituania y Polonia destacaron hoy su unión para contrarrestar las amenazas de “vecinos agresivos” o rusas, en el aniversario de la creación del Triángulo de Lublin, una plataforma de cooperación entre los tres países.

El ministro ucraniano de Exteriores, Dmytro Kuleba, afirmó en una rueda de prensa con motivo de esta efeméride que el Triángulo de Lublin “es parte de la estrategia de Ucrania para crear un cinturón de seguridad entre los mares Báltico y Negro”.

Sostuvo que este formato de cooperación crea una alternativa real a la política del “mundo ruso” en esta parte de Europa.

”Ucrania, Polonia y Lituania nunca volverán a la esfera de influencia rusa (...)”, señaló Kuleba, quien recalcó que también para Bielorrusia, muy dependiente de Rusia, el grupo puede ser una “alternativa real para el futuro”.

Bielorrusia será bienvenido en el grupo una vez se haya “embarcado en una vía democrática y europea”, indicó el ministro.

Lituania tiene relaciones tensas con Bielorrusia. En esta foto aparece su presidente Alexander Lukashenko
Servicio de prensa del presidente de la República de Bielorrusia / Folleto a través de REUTERS / Foto de archivo
Lituania tiene relaciones tensas con Bielorrusia. En esta foto aparece su presidente Alexander Lukashenko Servicio de prensa del presidente de la República de Bielorrusia / Folleto a través de REUTERS / Foto de archivo

Previamente, Kuleba dijo en un video mensaje junto a sus homólogos de Polonia, Zbigniew Rau, y Lituania, Gabrielius Landsbergis, que el Triángulo de Lublin es claro sobre la lucha contra “amenazas actuales y determinado cuando se trata de defender nuestro futuro europeo y euroatlántico de vecinos agresivos”.

Su colega lituano recalcó que hoy en día en el mundo la capacidad de los países miembros del Triángulo de actuar con unidad “nos ayuda a reforzar más la cooperación regional y al mismo tiempo hacer frente a los desafíos geopolíticos al futuro de Europa, especialmente con respecto a las amenazas a la democracia por parte de Estados vecinos agresivos”.

Lituania no solo mantiene tensiones con Rusia, sino también con Bielorrusia, entre otras cosas porque se mantiene firme en su oposición al régimen autoritario de Alexandr Lukashenko y acoge a varios de los líderes opositores en el exilio, como Svetlana Tijanóvskaya.

Pero también porque Minsk ha permitido que más de 2.100 inmigrantes, especialmente de Oriente Medio y África, este año hayan cruzado ilegalmente la frontera.

Foto de la frontera de Lituania
 REUTERS/Ints Kalnins/File Photo
Foto de la frontera de Lituania REUTERS/Ints Kalnins/File Photo

Las autoridades lituanas han descrito esta situación como una forma de guerra híbrida por parte de Bielorrusia en represalia por su apoyo a la oposición y por liderar las medidas para imponer sanciones a Minsk después de que se desviara un vuelo de Ryanair de Atenas a Vilna para detener a un periodista opositor y su novia.

Rau fue más comedido en su video mensaje, al afirmar que el Triángulo de Lublin tiene el objetivo de “fomentar la cooperación en la toma de decisiones políticas, la economía y la seguridad”.

Kuleba señaló que durante su año de existencia los tres países han firmado cuatro documentos, entre ellos la Declaración de Lublin, la Hoja de Ruta para la Cooperación y un Plan Conjunto para Luchar contra la Desinformación.

REUTERS/Gleb Garanich
REUTERS/Gleb Garanich

El ministro ucraniano resumió los objetivos de este grupo regional: contrarrestar la política agresiva de Rusia, cooperación militar y de defensa aprovechando el potencial de la OTAN y la UE, ciberseguridad y lucha contra la desinformación, cooperación económica, y la interacción energética para contrarrestar entre otras cosas la implementación del gasoducto ruso Nord Stream 2.

Asimismo la cooperación cultural, científica y educativa, la coordinación en otros formatos regionales y en organizaciones internacionales, el trabajo común en cuestiones fronterizas y la colaboración de las instituciones de seguridad de los tres países.

(con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO: