Alemania prepara el fin de las restricciones: “Los vacunados tendrán definitivamente más libertades”

El jefe del gabinete de Angela Merkel indicó que si las tasas de contagios van en aumento, las personas que no se han inoculado tendrían que reducir sus contactos y ya no podrían ingresar a restaurantes o cines incluso si presentan una prueba negativa de PCR

Fila para la vacunación en un centro móvil de Renania-Palatinado (Reuters)
Fila para la vacunación en un centro móvil de Renania-Palatinado (Reuters)

El Gobierno alemán anunció este domingo que ya contempla abiertamente la posibilidad de levantar la restricciones a la población ya vacunada, según informó el jefe de Gabinete de Angela Merkel.

Los vacunados tendrán definitivamente más libertades que los no vacunados”, explicó Helge Braun al dominical Bild am Sonntag durante una entrevista en la que invocó a la población a vacunarse para disfrutar de estas ventajas.

Por el momento los alemanes pueden acudir a restaurantes, cines y recintos deportivos si están totalmente vacunados o pueden presentar un test negativo reciente. Pero si las tasas de infección siguen aumentando, las personas no vacunadas tendrán que reducir también sus contactos, dijo Braun, también médico de profesión.

Si bien indicó que la eficacia de las vacunas contra la especialmente contagiosa variante delta no haría necesario un cierre de actividades como los instaurados al comienzo de pandemia, advirtió que podría influir en las políticas del Gobierno sobre la población que no se haya vacunado.

“Esto podría significar que la visita a lugares como restaurantes, cines y estadios ya no sería posible ni siquiera para las personas no vacunadas que se hayan sometido a pruebas (de COVID), porque el riesgo es demasiado alto”, indicó.

Adultos jóvenes en un bar de Berlín (Reuters)
Adultos jóvenes en un bar de Berlín (Reuters)

Según Braun, el país tiene el deber de proteger la salud de las personas. “Esto incluye un servicio sanitario que no tenga que volver a posponer las operaciones de cáncer y de articulaciones en invierno para tratar a los pacientes de COVID”.

Alemania lleva registrando un aumento de la incidencia de casos semanales por 100.000 habitantes desde hace dos semanas. De seguir así la tendencia, las escuelas del país podrían quedar afectadas por nuevas medidas preventivas.

Padres, maestros, personal no docente y conductores de autobuses escolares deben vacunarse para reducir el peligro para los niños”, declaró Braun, quien recomendó que se mantenga el uso obligatorio de mascarillas en el aula y en el transporte público.

Hasta el domingo, el 60,8% de los alemanes había recibido una inyección, y el 49,1% estaba totalmente vacunado.

Alemania registró 1.387 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas y la incidencia en los últimos siete días se situó en 13,8 contagios por cada 100.000 habitantes, informó este domingo el Instituto Robert Koch (RKI).

La incidencia el día anterior fue de 13,6 casos, lo que supone que el valor ha estado aumentando desde hace dos semanas y media de manera continua. El 6 de julio alcanzó su punto más bajo al quedarse en 4,9 nuevos contagios.

Las cifras son bajas en comparación con sus vecinos europeos, pero los casos han ido en aumento en las últimas dos semanas, alimentados por la variante Delta.

Alemania está registrando unas cifras de infección bajas

La semana pasada, Merkel se mostró preocupada por la “dinámica clara y preocupante” del aumento de casos, e instó al mayor número posible de alemanes a vacunarse.

(Con información de Europa Press y AFP)

SEGUIR LEYENDO: