Liberaron a 100 personas en Nigeria que se encontraban secuestradas desde hacía más de 40 días

La mayoría eran menores y madres lactantes que habían sido raptadas el 8 de junio por un grupo de bandidos en la localidad de Maru. En los últimos meses se han incrementado este tipo de delitos en escuelas del norte del país con el fin de obtener lucrativos rescates

Imagen de archivo de soldados participantes de una operación para liberar a niñas secuestradas en el estado de Zamfara, Nigeria (Foto: Reuters)
Imagen de archivo de soldados participantes de una operación para liberar a niñas secuestradas en el estado de Zamfara, Nigeria (Foto: Reuters)

Un total de 100 personas, incluyendo una mayoría de menores y madres lactantes, fueron liberadas en la noche del lunes tras más de cuarenta días de cautiverio en el noroeste de Nigeria, confirmaron a la agencia de noticias EFE fuentes policiales.

“Hemos logrado la liberación de 100 personas, en su mayoría madres lactantes y niños, secuestrados el 8 de junio por bandidos en la aldea de Manawa, en la localidad de Maru”, dijo a EFE vía telefónica el portavoz de la Policía en el estado noroccidental de Zamfara, Muhammed Shehu.

Aunque el portavoz no especificó el día en que las víctimas fueron liberadas ni de qué manera, sí aseguró que no se pagó ningún rescate para acabar con su cautiverio. “Las víctimas fueron liberadas con los esfuerzos de la policía y los funcionarios del Gobierno regional. Serán sometidas a un examen médico y después se reunirán con sus familias”, explicó Shehu.

Escuela de Kagara, en Nigeria (Foto: EFE)
Escuela de Kagara, en Nigeria (Foto: EFE)

La liberación se produce después del rapto el pasado 5 de julio de 121 alumnos -uno de los cuales fue liberado una semana después, dejando en 120 el total de cautivos- en un ataque perpetrado por hombres armados contra el Colegio Bautista Bethel, situado en el estado de Kaduna, también en el noroeste del país.

Tras el secuestro, el Gobierno regional ordenó el cierre de 13 colegios considerados “vulnerables” a los asaltos de bandidos, según una carta enviada a los centros por la directora de la Autoridad de Garantía de Calidad de las escuelas de Kaduna, Umma Ahmed.

Por otro lado, el pasado 4 de julio al menos ocho personas fueron secuestradas tras la irrupción de hombres armados sospechosos también de ser bandidos en la sede del Centro Nacional de Tuberculosis y Lepra en la localidad de Zaria, situada también en Kaduna.

Una oleada creciente de secuestros

Algunas de las 700 personas secuestradas por el grupo yihadista Boko Haram y rescatadas por el Ejército nigeriano en 2017, descansaban en Monguno (Foto: EFE)
Algunas de las 700 personas secuestradas por el grupo yihadista Boko Haram y rescatadas por el Ejército nigeriano en 2017, descansaban en Monguno (Foto: EFE)

En los últimos meses se han incrementado los secuestros masivos en escuelas del norte de Nigeria con el fin, en muchos casos, de obtener lucrativos rescates.

Al menos 950 alumnos fueron raptados desde diciembre, según la Agencia de la ONU para la Infancia, Unicef.

El pasado 30 de mayo 147 estudiantes fueron secuestrados en una escuela coránica del estado de Níger (centro-norte), de los que 11, de entre 4 y 12 años, fueron liberados un día después.

El 29 de mayo otros 14 estudiantes de la Universidad de Greenfield, en Kaduna, fueron liberados, tras llevar secuestrados desde abril.

Y el 2 de marzo 279 estudiantes que habían sido raptadas el 26 de febrero en una escuela pública femenina del estado de Zamfara fueron liberadas.

Ese secuestro de Zamfara, que las autoridades atribuyeron a “bandidos” activos en el noroeste del país, tuvo lugar dos semanas después del rapto por hombres armados de 38 estudiantes y profesores de la Escuela de Ciencias del Gobierno en Kagara (estado de Níger), que fueron finalmente liberados.

El pasado 11 de diciembre 344 alumnos fueron capturados en una escuela en el estado norteño de Katsina, en un ataque reivindicado por el grupo yihadista Boko Haram -que hasta entonces se limitaba a atacar en el noreste del país-, aunque las autoridades culparon a bandidos.

Estos alumnos fueron localizados y liberados una semana más tarde en un bosque del estado vecino de Zamfara. El pasado 12 de junio, el presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, prometió poner fin a esos sucesos y expresó su “pésame” a las familias de las víctimas de la violencia cometida por bandidos en el noroeste y centro del país.

(Con información de EFE)

Seguir leyendo: