Estados Unidos sancionó a siete integrantes del grupo terrorista libanés Hezbollah

El Departamento del Tesoro dictó medidas contra el jefe de economía de la organización chiita e integrantes de su fachada financiera, Al-Qard al-Hassan

Comercios con eslóganes de Hezbollah en Beirut (Reuters)
Comercios con eslóganes de Hezbollah en Beirut (Reuters)

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos impuso sanciones este martes a siete personas vinculadas al grupo terrorista Hezbollah y su empresa financiera, Al-Qard al-Hassan (AQAH), que es usada por la organización para gestionar sus actividades y acceder al sistema financiero internacional.

Entre los objetivos de las medidas está Ibrahim Ali Daher, jefe de la Unidad Central de Finanzas de Hezbollah, que supervisa el presupuesto y los gastos generales del grupo, incluida la financiación de las operaciones terroristas del grupo y el asesinato de sus opositores. Las otras seis personas designadas utilizaron la cobertura de cuentas personales en determinados bancos libaneses para eludir las sanciones contra la firma y así transfirieron aproximadamente USD 500 millones.

“Desde los niveles más altos del aparato financiero de Hezbollah hasta los individuos que trabajan en él, Hezbollah sigue abusando del sector financiero libanés y agotando los recursos financieros del Líbano en un momento ya de por sí difícil”, declaró la directora de la Oficina de Control de Activos Extranjeros, Andrea Gacki. “Estas acciones demuestran el desprecio de Hezbollah por la estabilidad financiera, la transparencia o la responsabilidad en el Líbano”.

El Tesoro aseguró que aunque AQAH pretende servir al pueblo libanés, “en la práctica mueve fondos de forma ilícita a través de cuentas ficticias y facilitadores, exponiendo a las instituciones financieras libanesas a posibles sanciones”. Además, indicó que la financiera se hace pasar por una ONG, y aun así presta servicios propios de un banco en apoyo a Hezbollah. “A lo largo de los años, AQAH ha asumido un papel más destacado en la infraestructura financiera de Hezbollah, y las entidades y personas designadas vinculadas a Hezbollah han eludido las sanciones y han mantenido cuentas bancarias registrándolas a nombre de altos funcionarios de AQAH, incluso con los nombres de algunas personas designadas hoy”, explicaron las autoridades estadounidenses.

Combatientes del partido libanés chiíta Hezbollah en Beirut (AFP)
Combatientes del partido libanés chiíta Hezbollah en Beirut (AFP)

Por su parte, Daher fue sancionado por haber actuado o pretendido actuar para o en nombre de Hezbollah, directa o indirectamente, al ser el encargado de supervisar la recepción de los ingresos de Hezbollah en todo el mundo y es responsable de la gestión y auditoría de los presupuestos de todas las unidades y departamentos de Hezbollah, incluida la coordinación del pago de todos los miembros. “Como tal, Daher ha sido una figura clave en la infraestructura financiera de Hezbollah durante más de una década”, subrayaron.

También fueron sancionados Ahmad Mohamad Yazbeck, Abbas Hassan Gharib, Wahid Mahmud Subayti, Mostafa Habib Harb, Ezzat Youssef Akar y Hasan Chehadeh Othman. “Todos los funcionarios de AQAH designados hoy han participado en actividades bancarias evasivas ‘en la sombra’”, remarcó el Tesoro.

Como resultado de las sanciones, todos los bienes y los intereses en bienes de estas personas, y de cualquier entidad que sea propiedad, directa o indirectamente, del 50 por ciento o más de ellos, que estén en los Estados Unidos o en posesión o control de personas estadounidenses, deben ser bloqueados y reportados al gobierno.

Hezbollah ha sido designada como organización terrorista por más de 20 países, entre ellos Estados Unidos, Israel, Canadá y el Reino Unido. La Unión Europea ha designado al ala militar del grupo como organización terrorista.

SEGUIR LEYENDO: