El grupo terrorista Yihad Islámica anunció la muerte de dos de sus líderes durante los bombardeos de Israel sobre Gaza

Los ataques también “hirieron a ocho personas, incluida una mujer y sus dos hijos”, según un comunicado del movimiento armado

El lugar golpeado por un bombardeo en Gaza (REUTERS/Suhaib Salem)
El lugar golpeado por un bombardeo en Gaza (REUTERS/Suhaib Salem)

La Yihad Islámica, uno de los principales grupos armados palestinos en Gaza, dijo el martes que dos de sus comandantes murieron en ataques aéreos israelíes contra la franja.

Fuentes dentro del grupo dijeron que los ataques en el centro de la ciudad de Gaza, también “hirieron a ocho personas, incluida una mujer y sus dos hijos”.

En noviembre de 2019, Israel mató a Baha Abu al Ata, comandante del grupo para el norte de la Franja de Gaza y responsable de varios ataques contra Israel. Su muerte provocó una ola de violencia que se tradujo en abundantes disparos de cohetes hacia territorio israelí y bombardeos contra la Franja.

El lunes por la noche, los bombardeos israelíes tenían por objetivo el hermano de Baha Abu al Ata, Mohammed, que habría resultado “herido”, según la Yihad Islámica.

Durante la noche continuaron los disparos de cohetes desde Gaza y los bombardeos israelíes contra objetivos de las milicias armadas en el enclave y elevaron al menos a 22 los muertos palestinos, entre ellos nueve menores, en la franja.

Los movimientos terroristas, Hamás y Yihad Islámica, lanzaron más de 200 proyectiles hacia Israel, desde las 3.00GMT de este lunes, por las tensiones registradas en Jerusalén, que continuaron de madrugada y se extendieron con protestas a Cisjordania y comunidades árabes de Israel.

El Ministerio de Sanidad de Gaza aseguró que al menos 22 palestinos, entre ellos nueve menores, murieron y un centenar quedaron heridos.

El Ejército israelí “no confirmó ni negó” que la muerte de civiles fuera consecuencia de los bombardeos pero afirmó que los ataques selectivos contra milicianos de Hamás y la Yihad Islámica dejaron 15 muertos y que un tercio de los disparos de las milicias fallaron y cayeron en misma franja, “causando víctimas”.

Las llamas y el humo se elevan durante los ataques aéreos israelíes en el sur de la Franja de Gaza el 11 de mayo de 2021. REUTERS/Ibraheem Abu Mustafa
Las llamas y el humo se elevan durante los ataques aéreos israelíes en el sur de la Franja de Gaza el 11 de mayo de 2021. REUTERS/Ibraheem Abu Mustafa

Israel ha atacado hasta el momento 130 objetivos, entre ellos “dos túneles ofensivos adyacentes a la valla de seguridad”, fábricas de armas y operativo, y esta noche bombardeó también en viviendas de dirigentes de Hamás, detalló Jonathan Conricus, portavoz militar.

Los disparos desde Gaza impactaron esta mañana contra un edificio residencial de la ciudad israelí de Ashkelon que dejó al menos cuatro heridos, según el Maguen David Adom (MDA, equivalente a la Cruz Roja).

El 90% de los cohetes lanzados desde Gaza fueron interceptados por el sistema de defensa israelí, Cúpula de Hierro, informó el portavoz militar.

La operación israelí, “Guardianes del Muro”, comenzó anoche tras el lanzamiento masivo de cohetes desde el enclave, siete de los cuales fueron dirigidos a Jerusalén, que hicieron sonar las alarmas antiaéreas en la ciudad por primera vez desde 2014.

Estos lanzamientos, considerados para Israel “una línea roja”, han disparado la tensión y la violencia entre palestinos e israelíes que durante la madrugada se extendieron por numerosos puntos de la región con disturbios y protestas.

SEGUIR LEYENDO: