La Cámara de los Comunes británica declaró que el tratamiento del régimen chino hacia la minoría uigur constituye genocidio

La moción, presentada por el miembro del partido conservador Nusrat Ghani, fue aprobada por unanimidad. La administración de Joe Biden en Estados Unidos y los parlamentos de Bélgica, Canadá y Holanda también han manifestado que llegaron a la misma conclusión

Foto del Parlamento británico:  UK Parliament/Jessica Taylor/via REUTERS
Foto del Parlamento británico: UK Parliament/Jessica Taylor/via REUTERS

La Cámara de los Comunes del Parlamento británico declaró este jueves que el tratamiento dispensado por el régimen de Beijing hacia “los uigures y otras minorías étnicas y religiosas en la región autónoma de Xinjiang” constituye genocidio.

La moción fue presentada por el miembro del partido conservador Nusrat Ghani y fue aprobada por unanimidad tras un debate en el que se apeló a las obligaciones derivadas de la Convención de las Naciones Unidas para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, así como otros instrumentos del derecho internacional.

De esta manera, el cuerpo legislativo británico se suma a sus contrapartes de Bélgica, Canadá y Holanda y a la administración de Joe Biden en los Estados Unidos, que también llegaron a la misma conclusión durante los últimos meses.

El conservador Iain Duncan Smith en la protesta afuera del parlamento británico por la minoría iugur en China. REUTERS/Peter Nicholls
El conservador Iain Duncan Smith en la protesta afuera del parlamento británico por la minoría iugur en China. REUTERS/Peter Nicholls

El texto aprobado por los diputados no es vinculante para el Gobierno británico, pero aumentará la presión sobre el Ejecutivo de Boris Johnson para endurecer su posición hacia China.

El Gobierno de Estados Unidos del presidente saliente Donald Trump ya calificó en enero de genocidio la represión de Pekín contra la minoría uigur, aunque hasta el momento Johnson ha preferido no seguir sus pasos y dejar la denominación jurídica en manos de los tribunales.

Protestas en el exterior

Fuera del Palacio de Westminster, en la plaza del Parlamento, una cincuentena de personas se congregaron al grito ‘Call it genocide!’ (¡Llamadlo genocidio!) para apoyar la moción antes de que empezara el debate. 

“Cada uno de nosotros, cada uigur, está pidiendo al Gobierno británico que vote a favor porque tenemos la necesidad urgente de tener a nuestros parientes de vuelta a casa, que los liberen. Este genocidio se tiene que parar”, explicó a Efe Maira Aiseave, miembro de la comunidad uigur en el Reino Unido.

Protestas en el Parlamento británico contra el genocidio chino contra los uigures. REUTERS/Peter Nicholls
Protestas en el Parlamento británico contra el genocidio chino contra los uigures. REUTERS/Peter Nicholls

Los diputados impulsores de la moción -los conservadores Nusrat Ghani y Iain Duncan Smith- secundaron la protesta y tras hacerse la foto de familia entraron a la sala parlamentaria.

Los asistentes a la manifestación, la mayoría pertenecientes a la comunidad uigur, lucían banderas tanto británicas como uigures e incluso tibetanas para denunciar la represión china contra las minorías étnicas del país. Otros llevaban pancartas, como Aiyinaimu, que exhibía una con fotos de sus allegados junto a la pregunta: “¿Dónde están mis familiares?”.

”Hace cuatro años y medio que no he podido contactar con mi familia. No estoy segura de si mis parientes y familiares están vivos o muertos”, cuenta a Efe en lengua uigur, traducida por su hijo Ilham. Aiyinaimu es la única de ocho hermanos que está en el extranjero.

Protesta contra el genocidio chino contra los iugures. REUTERS/Peter Nicholls
Protesta contra el genocidio chino contra los iugures. REUTERS/Peter Nicholls

Aunque todos coinciden en que la pérdida de la comunicación con su familia fue hace cuatro años y medio aproximadamente, Rahima Mahmut, directora del Congreso Uigur y fundadora de la campaña “Stop Uighur Genocide” (“Parad el genocidio uigur”), destacó que los abusos “han estado pasando durante décadas”, pero que en los últimos cuatro años y medio lo han hecho de forma “masiva”.

”Estamos viviendo estas atrocidades. Hace cuatro años que estamos sufriendo. Solo necesitamos que el Gobierno reconozca lo que está pasando y luego que actúe de acuerdo a ello”, declaró.

Dilnaz, de 18 años, también llevaba fotos de sus familiares y relató que la confusión es el sentimiento mayoritario.

”No puedo estar triste porque ninguno de mis primos, tíos o abuela están muertos..., por lo tanto no puedo llorar por eso. Pero tampoco sabemos si están vivos. No sabemos si están en campos de concentración. No sabemos si están en fábricas. No sabemos nada de ellos”, lamenta.

Con información de EFE

SEGUIR LEYENDO: