El opositor ruso Alexei Navalny cumplirá su condena en la Cárcel de Vladimir, a 200 kilómetros de Moscú

El principal enemigo político del presidente Vladimir Putin fue trasladado al penal de la localidad de Pokrov, según confirmó el secretario ejecutivo del Patronato Social de Presos

Alexei Navalny (Reuters)
Alexei Navalny (Reuters)

El principal opositor al Kremlin, Alexei Navalny, llegó este domingo a una región a 200 kilómetros al este de Moscú para ser ingresado en una colonia penitenciaria donde cumplirá su pena, indicó el domingo un organismo público.

Alexei Navalny llegó a un establecimiento de los servicios penitenciarios rusos de la región de Vladimir, para efectuar su pena” indicó en un comunicado la comisión pública de vigilancia de Moscú (ONK).

El secretario general de la ONK, Alexei Melnikov, dijo a la agencia de noticias rusa Interfax que primero se pondrá a Navalny en cuarentena antes de ser trasladado a uno de los centros penitenciarios de la región.

Navalny será trasladado a la colonia penal número 2 ubicada en la pequeña localidad de Pokrov, en la región de Vladimir, en la Rusia europea, indicaron fuentes entrevistadas por las agencias de prensa TASS y Ria Novosti.

Ese centro de detención, con capacidad para 800 presos, es de “régimen normal”, es decir que las condiciones de detención son menos severas que en otras cárceles, indicaron los medios de comunicación.

Como en los tiempos de la desaparecida Unión Soviética, la mayoría de las penas de prisión en Rusia se cumplen en campos de prisioneros que a veces se encuentran lejos de todo. El trabajo de los presos, generalmente en talleres de costura o muebles, suele ser obligatorio.

Los condenados en este país suelen ser trasladados durante días o semanas en vagones especiales, proceso conocido como “etapírovanie” y que es muy criticado por los defensores de derechos humanos por su falta de humanidad. El traslado puede prolongarse durante semanas o incluso meses, ya que las distancias en Rusia pueden ser de miles de kilómetros, por lo que los presos realizan parada y posta en prisiones preventivas especiales repartidas por toda la geografía penitenciaria nacional.

Durante este proceso, los internos permanecen incomunicados, mientras la ley no obliga a las autoridades a notificar a las familias sobre su paradero hasta que estos lleguen a su nuevo destino.

El viernes pasado, el jefe de los servicios penitenciarios rusos, Alexander Kalashnikov, anunció que Navalny había sido ya reubicado. “Fue trasladado al lugar en el que debe encontrarse por decisión del tribunal”, declaró Kalashnikok.

No pesa sobre el principal oponente del país “ninguna amenaza para su vida o su salud”, agregó. Navalny “cumplirá su sentencia en condiciones absolutamente normales”, precisó, indicando que “si lo desea, tomará parte de las actividades de producción”.

El jueves, abogados y familiares de Navalny anunciaron su salida del centro de detención de Moscú donde había estado detenido desde su arresto.

La Unión Europea informó esta semana que adoptará nuevas sanciones contra Rusia por la condena de Navalni, que fue envenenado el agosto de 2020 en Siberia con el agente químico Novichok, tras lo que estuvo en coma dos semanas y media en una clínica alemana.

Navalni acusa al presidente ruso, Vladímir Putin, de ordenar al Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) que lo asesinaran.

La justicia rusa confirmó la semana pasada la sentencia del activista anticorrupción de 44 años en un caso de fraude que data de 2014 que él, y muchas capitales occidentales y ONG, denuncian como político.

Navalny fue arrestado el 17 de enero a su regreso de Alemania, donde había pasado casi cinco meses recuperándose de un envenenamiento que acusa al Kremlin de haber causado. El activista también fue multado por “difamación” y está a la espera de otros juicios y una investigación por fraude, punible con diez años de prisión.

(Con información de AFP y EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: