La aerolínea Qantas descartó reanudar los vuelos internacionales hasta octubre

La empresa australiana registró una pérdida de 860 millones de dólares en el último semestre por la pandemia y los cierres de fronteras

(EFE)
(EFE)

La aerolínea australiana Qantas anunció este jueves una pérdida abismal en el primer semestre, que refleja el colapso del volumen de negocio en plena pandemia, y descartó reanudar los vuelos internacionales de pasajeros antes de octubre.

Australia, que comenzó esta semana con la primera fase de vacunación y dirigida a los trabajadores sanitarios, cerró sus fronteras desde marzo de 2020 e impide a sus nacionales viajar al exterior, aunque mantiene un bajo número de vuelos de repatriación

Qantas recalcó que una vez retome sus operaciones internacionales estas serán diferentes al periodo antes de la pandemia y espera retomar completamente sus rutas para 2024.

La aerolínea prevé realizar para octubre. 22 de sus 25 vuelos que realizaba a Los Ángeles, Londres, Singapur y Johannesburgo, aunque aún no ha dado fecha sobre los desplazamientos a Nueva York y Osaka (Japón), así como Santiago, que es una de las rutas más utilizadas por los latinoamericanos.

Los cierres fronterizos significan que casi hemos dejado de operar el 100% de nuestros vuelos internacionales y el 70% de los domésticos”, detalla el director general, Alan Joyce. “Tres cuartas partes de nuestro volumen de negocio se han esfumado”.

(Reuters)
(Reuters)

El grupo registró una pérdida neta entre junio y diciembre de 1.080 millones de dólares australianos (860 millones de dólares), en comparación con un beneficio neto en el mismo período del año anterior de 445 millones de dólares australianos.

La pérdida subyacente antes de impuestos, que excluye partidas extraordinarias y depreciación de activos, se sitúa en 1.030 millones de dólares australianos.

En el primer semestre de su ejercicio escalonado 2020/2021, Qantas vio caer su volumen de negocio de 7.100 millones de dólares australianos a 2.300 millones de dólares australianos. Esto representa una caída del 75% en relación con el nivel de antes de la pandemia.

“Estas cifras son impactantes, pero no son una sorpresa”, declaró Joyce. “Hace un año, nadie sabía exactamente el impacto que iba a tener el covid en el mundo o en el sector de la aviación. Es peor de lo que cabría esperar”.

Joyce recordó que el grupo ya sufrió una caída en la facturación de 4.000 millones de dólares australianos en los primeros seis meses de 2020, lo que eleva el total a unos 11.000 millones de dólares australianos desde el comienzo de la pandemia. “Es una cifra enorme, probablemente mayor que cualquier otro grupo australiano afectado por el covid”, declaró en rueda de prensa.

Aprovechando los muy buenos resultados de Australia en la lucha contra el coronavirus, Qantas espera volver al 60% de la capacidad para vuelos domésticos en marzo y al 80% a finales de junio.

El costo de mantenimiento de los aviones en tierra se compensa en parte con el aumento de la actividad de carga, dijo. El volumen de negocio de mercancías aumentó un 23% a 613 millones de dólares australianos, debido al auge del comercio electrónico y la caída de la capacidad de transporte disponible.

Joyce calcula que 8.500 empleados perderán el empleo por la crisis y que otros 7.500 permanecerán suspendidos hasta que se reanuden los vuelos internacionales.

(Con información de AFP y EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: