Francia reconoció una “guerra de modelos” con Beijing sobre la asistencia internacional: “China hace de la ayuda un instrumento de depredación”

El gobierno de Emmanuel Macron advirtió que los países africanos están notando que el fuerte endeudamiento con el gigante asiático “empieza a darles problemas”

French President Emmanuel Macron attends a welcome ceremony with Chinese President Xi Jinping outside the Great Hall of the People in Beijing, China November 6, 2019.  REUTERS/Florence Lo
French President Emmanuel Macron attends a welcome ceremony with Chinese President Xi Jinping outside the Great Hall of the People in Beijing, China November 6, 2019. REUTERS/Florence Lo

El ministro francés de Exteriores, Jean-Yves Le Drian, reconoció este jueves que hay “una guerra de modelos” con China en la que se juega la influencia internacional con esos países.

Sobre la ayuda al desarrollo, hay una guerra de modelos”, aseguró el ministro en la radio France Inter, donde detalló la nueva ley francesa, que elevará de 10.000 millones a 15.000 millones anuales esa partida y se centrará en los países más necesitados.

Le Drian explicó que mientras Beijing ayuda con préstamos a la construcción de infraestructuras, Francia apostará más por acuerdos con las autoridades y organizaciones locales que respeten las identidades de los países receptores.

Los países africanos comienzan a darse cuenta de que el endeudamiento demasiado fuerte que tienen con China empieza a darles problemas”, indicó el jefe de la diplomacia gala, que consideró que hay países que “hacen de la ayuda al desarrollo un instrumento de depredación”.

El ministro señaló que China también está utilizando la diplomacia de las vacunas para acrecentar su influjo en África, pero advirtió de que “hacer fotos de vacunas en aeropuertos no significa tener una política de vacunación”.

Vacunas de china arriban a Zimbabwe (Reuters)
Vacunas de china arriban a Zimbabwe (Reuters)

“Haremos cuentas al final”, recalcó Le Drian, que defendió la política europea de compra conjunta de vacunas y aseguró que a partir de finales de este mes comenzarán a ser distribuidas a los países más necesitados.

Le Drian aseguró que “la inmunidad colectiva” frente al COVID es “esencial” y señaló que Europa tiene compradas ya 2.000 millones de vacunas, pero que en el planeta viven 7.500 millones de personas.

El ministro reconoció que Francia se había quedado algo retrasada en ayuda al desarrollo por falta de medios y de una ley adecuada para su distribución, pero indicó que a partir de ahora va a aumentarla y, sobre todo, mejorar su eficiencia al financiar proyectos concretos.

Además de centrar su ayuda en los 18 países africanos más pobres y en Haití, señaló que también la enfocarán que los proyectos centrados en la educación, la salud, la igualdad entre sexos y la lucha contra el calentamiento climático.

Agregó que buena parte de esa ayuda serán donaciones, porque esos países ya han alcanzado un elevado nivel de endeudamiento.

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: