Madrid adelantó el toque de queda a partir de las 23 horas por el aumento de casos de coronavirus

La capital española está sintiendo el efecto de los contagios por las reuniones de Navidad y Año Nuevo. Las autoridades informaron que la hostería, los comercios, los teatros y los cines tendrán que cerrar a las 22:00

Una pasajera en el aeropuerto de Barajas en Madrid (Paul Hanna/Bloomberg)
Una pasajera en el aeropuerto de Barajas en Madrid (Paul Hanna/Bloomberg)

Las autoridades regionales de Madrid decidieron adelantar el toque de queda a partir de las 23 horas por el aumento de casos de coronavirus. Informaron que la hostería, los comercios, los teatros y los cines tendrán que cerrar a las 22:00.

Esto se debe al fuerte repunte de los contagios, que los especialistas atribuyen a las reuniones por Navidad y Año Nuevo.

La medida entrará en vigor a partir del lunes y será por 14 días. Desde la hora señalada hasta las 6 de la mañana no se podrá salir a la calle, a excepción de los trabajadores esenciales.

La Comunidad de Madrid también recomendó que en las viviendas sólo permanezcan las personas convivientes. “No debemos juntarnos en casa con los que no convivimos. Es un mensaje importante”, expresó el viceconsejero de Salud Pública y Plan COVID-19, Antonio Zapatero.

En plena tercera ola, el incremento de contagios por coronavirus en España no cesa y los hospitales se sitúan de nuevo al límite de su capacidad, con una incidencia acumulada del virus de 522,7 casos por 100.000 habitantes que duplica el nivel de riesgo extremo, situado en 250.

Vecinos de Agurain (Vitoria) esperan turno para someterse a pruebas PCR durante un cribado masivo. EFE/Jon Rodríguez Bilbao
Vecinos de Agurain (Vitoria) esperan turno para someterse a pruebas PCR durante un cribado masivo. EFE/Jon Rodríguez Bilbao

Este jueves el Ministerio español de Sanidad notificó 35.878 nuevos positivos y 201 fallecidos más en 24 horas, con lo que el número total de contagios desde el inicio de la pandemia en España asciende ya a 2.211.967 y la de muertes suma 53.079.

Según los datos facilitados por las regiones españolas, actualmente hay ingresados 18.924 enfermos de covid-19 (709 más que el miércoles), lo que se traduce en una ocupación hospitalaria del 15,14 %, mientras que en las unidades de cuidados intensivos (ucis) es del 28,46 por ciento.

Unos números que amenazan con restricciones más estrictas e incluso un nuevo confinamiento domiciliario, si el Gobierno central aceptara los requerimientos de algunas de las comunidades autónomas españolas más afectadas por esta tercera ola.

En rueda de prensa, el portavoz sanitario para la pandemia, Fernando Simón, reiteró que la situación actual de España es “complicada” por el rápido incremento de contagios desde la semana pasada, aunque la tasa de letalidad del virus se mantiene sobre el 1 por ciento.

No obstante, dijo, la situación en España es “similar” a la que tuvo el país el pasado noviembre y a la que atraviesan ahora otras naciones como Alemania, en espera de que las nuevas medidas de control en las regiones españolas permitan una estabilización del número de contagios e incluso un descenso.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: