El enorme impacto medioambiental del mayor evento de compras anual en China, el “día de los solteros”

Las montañas de embalajes descartables que cada año deja la ocasión atenta contra el discurso del régimen de Beijing de tomar medidas drásticas para reducir las emisiones de carbono en el país

Una mujer lleva en una bicicleta deshechos reciclables en China. Foto: REUTERS/Thomas Peter
Una mujer lleva en una bicicleta deshechos reciclables en China. Foto: REUTERS/Thomas Peter

Las montañas de embalajes descartables que dejó el evento de compras del año chino, el “Día de los Solteros”, ilustra la falta de acción real en el gigante asiático para reducir los desperdicios, que representan un porcentaje significativo de las emisiones de carbono generadoras del cambio climático.

Si las imágenes de los desechos generados por la avalancha anual de compras navideñas y regalos en Estados Unidos son preocupantes, estas no se comparan con las montañas de embalajes desechables que provienen de un solo evento en China.

El 11 de noviembre de cada año, el mercado de consumidores más grande del mundo se acelera cuando los gigantes del comercio electrónico como Alibaba y JD.com Inc. atraen a los compradores con grandes ofertas durante la celebración. Alibaba reportó casi 500 mil millones de yuanes (US $ 76 mil millones) en ventas este año, casi cuatro veces el gasto del Black Friday y el Cyber Monday de Estados Unidos combinados. En su plataforma Tmall, las transacciones alcanzaron un pico de 583.000 pedidos en un solo segundo.

Todas esas compras implicaron la entrega de 675 millones de paquetes, un aumento del 26% con respecto a 2019. Las compras online en China generaron 9.4 millones de toneladas de embalajes en 2018, según Greenpeace, que proyecta que la cantidad podría aumentar a 41 millones de toneladas para el 2025. La cifra es aproximadamente lo mismo que todos los residuos producidos por Japón en un año.

Greenpeace estima que en el 2017 el “Día de los Solteros” generó 52.400 toneladas métricas de dióxido de carbono (CO2) al tener en cuenta las emisiones causadas por la fabricación, el embalaje y el envío de los paquetes. El ferrocarril nacional tiene que emplear cientos de trenes de alta velocidad para ayudar con las entregas cada año.

Centro de logística de JD.com durante el "Día de los Solteros" del 2020 en China. REUTERS/Tingshu Wang
Centro de logística de JD.com durante el "Día de los Solteros" del 2020 en China. REUTERS/Tingshu Wang

A medida que el presidente Xi Jinping impulsa una protección ambiental más fuerte y los consumidores se vuelven más conscientes del medio ambiente, los gigantes del comercio electrónico de la nación están bajo presión para encontrar formas más ecológicas de manejar la extravagancia anual, comenzando por el plástico. El uso creciente de este material en China se ha convertido en uno de los problemas ambientales más urgentes del mundo, pero como reemplazarlo por otros materiales es costoso para las empresas más pequeñas, el régimen ha tenido dificultades para implementar un plan para la eliminación de su uso.

Cajas con cierre

Las empresas de comercio electrónico están intentando frenar la marea de desechos. Para el “Día de los Solteros " de este año, la división de logística de Alibaba, Cainiao, diseñó cajas de cartón corrugado reciclables que no tienen que sellarse con cinta plástica. La compañía ofreció estas cajas a más de 500 vendedores en Tmall. Las llamadas cajas con cierre cuestan el doble que el embalaje habitual, pero los vendedores que optan por usarlas obtienen una promoción adicional en el sitio web. Cainiao dice que usó 190.000 cajas sin plástico y 3 millones de bolsas biodegradables para empaquetar los pedidos del “Día de los Solteros” este año. Si bien eso es un paso adelante, es solo una fracción del aumento total en empaques este año.

En uno de los almacenes de Cainiao en la ciudad de Langfang al sureste de Beijing, las cajas con cierre aparecían con frecuencia en la línea de montaje, ya que los empleados trabajaban en turnos las 24 horas del día para satisfacer la demanda durante la semana de mayor actividad de noviembre. Cainiao embellece las cajas con imágenes de delfines para “crear conciencia sobre cómo el plástico contamina los océanos”, dijo Tang Linrong, miembro del equipo de soluciones de embalaje de la compañía. Tang dijo que su equipo planea promover las cajas con cierre en otros eventos de compras durante el año.

La nación asiática está haciendo otros esfuerzos para reducir el desperdicio producto de los envíos de compras online. La Oficina Estatal de Correos de China dice que el 96% de los servicios de entrega del país han adoptado guías digitales y han cambiado a cintas de embalaje más delgadas para reducir el uso de plástico.

Pero son los millones de minoristas más pequeños que son la columna vertebral de la industria de bienes de consumo de China los que son el punto de fricción.

A diferencia de Tmall, que atiende principalmente a marcas establecidas y empresas internacionales, la plataforma Taobao de Alibaba permite a estos proveedores vender directamente a los clientes. Los precios son tan competitivos que reducir los costos de embalaje y envío es crucial para que los vendedores obtengan ganancias. Angela Cai, directora de comunicaciones internacionales de Cainiao, dijo que Taobao brindará a los minoristas que se unan a sus iniciativas ecológicas ventajas especiales para ayudarlos a atraer clientes.

El centro de logística de JD.com REUTERS/Tingshu Wang
El centro de logística de JD.com REUTERS/Tingshu Wang

Cinta roja

Aún así, sin una regulación gubernamental, las empresas deben decidir si quieren utilizar embalajes más sostenibles. Las compras online se han convertido en un impulsor clave de la economía nacional de China, especialmente durante la pandemia, por lo que las autoridades se han mostrado reacias a instituir reglas que pudieran dañar a la industria. El Ministerio de Medio Ambiente, que impulsa las políticas climáticas, no tiene el poder de exigir embalajes más ecológicos.

Existe una discrepancia entre qué departamento tiene el poder de administrar, qué pueden administrar y qué deben administrarse”, dijo Tang Damin, activista de plásticos en Greenpeace East Asia.

“El regulador a cargo del embalaje en el sector de la entrega no puede hacer nada más que dar sugerencias al negocio del comercio electrónico”, agregó.

China prohibió oficialmente las bolsas de plástico gratuitas en los mercados en el 2008 y ha dicho que los sorbetes de plástico no degradables debían eliminarse para el 2020, pero el público ha ignorado en gran medida esas declaraciones. Las bolsas de plástico están disponibles gratuitamente en la mayoría de los mercados. Días antes de la fecha límite para eliminar las pajitas de plástico, las tiendas de bebidas en los barrios más exclusivos de Beijing todavía las ofrecían. Un ambicioso programa piloto de reciclaje obligatorio que se implementó en ciudades como Shanghai y Beijing ha tenido problemas para despegar.

Alibaba reportó ganancias masivas por las ventas durante el "Día de los Solteros" en China. Foto: REUTERS/Aly Song
Alibaba reportó ganancias masivas por las ventas durante el "Día de los Solteros" en China. Foto: REUTERS/Aly Song

Los expertos advierten que los plásticos degradables a los que se están cambiando muchas empresas chinas no son necesariamente los más respetuosos con el medio ambiente. La mayoría del plástico degradable, por ejemplo, se descompone en seis meses solo en instalaciones con temperaturas de hasta 50 grados Celsius y ciertas condiciones de humedad. Estos plásticos a menudo terminan en vertederos, donde pueden permanecer intactos durante mucho más tiempo.

El cambio al cartón también tiene sus problemas medioambientales. La producción de cartón consume mucha agua, genera emisiones y corre el riesgo de fomentar la deforestación si no se obtiene de forma sostenible. También es difícil de reciclar si está contaminado con alimentos u otros desechos.

En última instancia, la forma más eficaz de frenar el aumento de embalajes puede ser alentar a las personas a consumir menos. Días después del “Día de los Solteros " de este año, el personal de una estación de reciclaje en la calle Beixinqiao de Beijing todavía trabajaba horas extras para clasificar las toneladas de plástico, cartón y espuma de poliestireno que se habían derramado.

" El gobierno publicó consignas sobre la clasificación de basura en todas partes, pero veo más y más basura sin clasificar”, dijo un trabajador de apellido Zhao. “Creo que es fácil hablar sobre el medio ambiente, pero es difícil resistir la tentación de comprar”.

Más sobre este tema: