Las emisiones de dióxido de carbono a nivel global caerán un 7% este año por la pandemia

Así lo informó el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente en un estudio reciente. Sin embargo, indicó, ese descenso “significa sólo una reducción de 0,01 grados centígrados de la temperatura global para 2050”

EFE/Attila Balazs/Archivo
EFE/Attila Balazs/Archivo

Las emisiones de dióxido de carbono (CO2), uno de los principales gases de efecto invernadero, se reducirán hasta un 7% en 2020 a causa de la ralentización de la actividad por la pandemia de COVID-19, informó la Organizaciones de las Naciones Unidas (ONU).

“Como resultado de la reducción de viajes, la menor actividad industrial y la menor generación eléctrica este año debido a la pandemia, se prevé que las emisiones de dióxido de carbono caerán hasta un 7% en 2020”, indicó en un reporte el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), con sede en Nairobi, Kenia.

Sin embargo, el organismo remarcó que esa caída “significa sólo una reducción de 0,01 grados centígrados del calentamiento global para 2050”, lo que no impide que “el mundo todavía se dirija hacia un aumento de temperatura superior a los 3 grados centígrados este siglo”. Esa cifra excede con creces el objetivo de evitar que temperatura global crezca más de 2 grados con respecto a los niveles pre industriales, al que se comprometieron los 195 países firmantes del Acuerdo de París de 2015.

David McNew/Getty Images/AFP
David McNew/Getty Images/AFP

El estudio indica que la “disrupción económica” provocada por la crisis del coronavirus “ha desacelerado brevemente el efecto histórico y cada vez mayor de la actividad humana en el clima de la Tierra”, que se observa en el incremento de los fenómenos meteorológicos extremos. No obstante, en las condiciones actuales, esa reducción está lejos de ser estructural o mantenerse en el tiempo.

“Pese a que el mundo lidia con los impactos continuos de la pandemia de COVID-19, la crisis climática no ha desaparecido”, recordó la directora ejecutiva del PNUMA, la danesa Inger Andersen.

De hecho, el informe apunta que antes de que golpeara la pandemia las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero crecieron por tercer año consecutivo en 2019, cuando alcanzaron un nuevo récord de 59,1 gigatoneladas de equivalente a CO2.

Según el estudio, las emisiones globales de gases de efecto invernadero han subido un promedio de 1,4% anual desde 2010. En 2019 la cifra casi que se duplicó - fue de 2,6%- debido a un gran aumento de los incendios forestales, fenómeno que se ha exacerbado durante los últimos años y también se manifestó en 2020, sobre todo en Australia en Febrero, y en California durante la segunda mitad del año.

“El año 2020 va camino a ser el más cálido que se ha registrado. Los incendios forestales, las tormentas y las sequías siguen causando estragos mientras los glaciares se derriten a un ritmo sin precedentes”, alertó Andersen.

El reporte completo (en inglés):

CON INFORMACIÓN DE EUROPA PRESS

MÁS SOBRE ESTE TEMA: