Francia prohibirá animales salvajes en circos y su cría para acuarios o zoológicos

La medida, impulsada por la ministra de Transición Ecológica, Barbara Pompili, será implementada a lo largo de un proceso que puede llevar hasta diez años

Los animales salvajes son un espectáculo clásico en los circos (EFE/EPA/KHALED ELFIQI/Archivo)
Los animales salvajes son un espectáculo clásico en los circos (EFE/EPA/KHALED ELFIQI/Archivo)

El Gobierno francés anunció este martes la prohibición “progresiva” del uso de animales salvajes en circos itinerantes y el fin, en los próximos cinco años, de la cría de visones para la industria peletera, en el marco de una serie de medidas a favor del cuidado de la fauna en cautiverio.

La ministra de Transición Ecológica, Barbara Pompili, aseguró que la reproducción en cautiverio de orcas y delfines, o su introducción en zoológicos o acuarios, también estará prohibida.

Además, se trabajará con los parques zoológicos para mejorar las condiciones de vida de los animales cautivos.

“Nuestra época ha cambiado en su actitud hacia los animales salvajes”, afirmó Pompili en una conferencia de prensa.

La ministra manifestó que aún no tienen un calendario preciso para la implantación de la prohibición en circos itinerantes y acuarios. “Fijar una fecha no resuelve todos los problemas, prefiero iniciar un proceso para que llegue lo antes posible”, explicó.

El Gobierno aportará 8 millones de euros para la reconversión de los circos itinerantes y de los acuarios, con ayudas específicas para la formación en nuevas profesiones de los trabajadores afectados por las prohibiciones.

(Foto: EFE)
(Foto: EFE)

Según cálculos oficiales, los circos mantienen a unos 500 animales salvajes en toda Francia, para los que se estudiarán soluciones “caso por caso”, ya que no es posible dejarlos en libertad de un día para el otro tras años de cautiverio.

Para las orcas y delfines de los tres acuarios del país, Pompili explicó que se analiza crear un “santuario” en el que puedan habitar hasta el final de sus vidas, y estimó que serán necesarios unos diez años para que los últimos delfines salgan de sus acuarios.

La ministra recordó que en más de 400 localidades de todo el país ya fueron prohibidos o limitados los espectáculos con animales.

L214, organización francesa a favor de los derechos de los animales, reaccionó con entusiasmo al anuncio gubernamental, y recordó que otros países europeos, que anteriormente fueron grandes productores de visones, como Austria, Noruega, Holanda o Bélgica, ya han prohibido esta práctica, mientras que otros se encuentran en proceso de hacerlo en un futuro cercano.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS:

Las fotos finalistas más divertidas de los animales salvajes, en un concurso mundial


MAS NOTICIAS