Estados Unidos anunció restricciones al visado de funcionarios chinos como respuesta al bloqueo de Beijing a los viajes al Tibet

La medida anunciada por el secretario de Estado Mike Pompeo aspira a presionar a China a permitir el acceso de diplomáticos, periodistas y turistas estadounidenses en esta región del mundo que aún reclama su independencia del gigante asiático

El secretario de Estado de los EE.UU., Mike Pompeo. EFE/ Jim Lo Scalzo/Archivo
El secretario de Estado de los EE.UU., Mike Pompeo. EFE/ Jim Lo Scalzo/Archivo

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, anunció este martes una serie de restricciones al visado de funcionarios chinos como respuesta al bloqueo actual de Beijing a las visitas de diplomáticos, periodistas y turistas estadounidenses al Tibet, una región que aún reclama su independencia.

No estaba claro cuántos funcionarios se verían afectados por la medida, que llega en el contexto del rápido deterioro de las relaciones entre Estados Unidos y China.

“Hoy estoy anunciando restricciones al visado para funcionarios del gobierno de la República Popular China y el Partido Comunista de China que estén substancialmente involucrados en la formulación o ejecución de políticas relacionadas al acceso de extranjeros a las áreas tibetanas”, indicó Pompeo.

China invadió y anexó esta región a su territorio en 1951, luego de la batalla de Chamdo. Desde entonces los históricos territorios del Tíbet, hogar del pueblo tibetano y origen de la rama del budismo representada por el Dalai Lama (hoy exiliado en India), están administrados por una región autónoma del mismo nombre y por prefecturas en distintas provincias lindantes, todas parte de la República Popular China

Desde entonces el movimiento independentista tibetano, con fuerte representación en la diáspora (concentrada en India y Estados Unidos), ha reclamado la independencia del Tíbet, mientras que otras facciones piden a Beijing una mayor autonomía que la actual.

La capital del Tíbet, Lhasa, durante una celebración (REUTERS/Stringer)
La capital del Tíbet, Lhasa, durante una celebración (REUTERS/Stringer)

La cuestión de la soberanía del Tíbet ha sido un recurrente punto de choque entre China y la comunidad internacional, en especial en países occidentales.

Al respecto, Pompeo dijo este martes que Estados Unidos seguía comprometido con alcanzar una “autonomía que tenga sentido” para los tibetanos, y que respete sus derechos humanos.

“El acceso a las áreas tibetanas es cada vez más vital para la estabilidad regional, considerando los abusos cometidos por China allí así como también el fracaso de Beijing en detener la degradación medioambiental de los principales ríos de Asia”, indicó el secretario de Estado.

Las relaciones entre Estados Unidos y China se encuentran en su punto más bajo en muchos años, especialmente tras el inicio a finales de 2019 y en el país asiático de la pandemia de coronavirus. Al respecto, el gobierno del presidente Donald Trump ha repetidas veces acusado a Beijing de encubrir el brote.

Además, las dos potencias y primeras economías del mundo se encuentran desde 2018 enfrascadas en una dura guerra comercial y en lo que parecen ser los inicios de una rivalidad a nivel a global, con ecos de la Guerra Fría protagonizada por Estados Unidos y la Unión Soviética en décadas anteriores.

Con información de AFP y Reuters

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

China advirtió que está “al borde de una nueva Guerra Fría” con Estados Unidos

Donald Trump: “China ha causado un gran daño a Estados Unidos y al resto del mundo”

Un diario del régimen chino dijo que había misiles “mata portaaviones” listos para actuar contra la flota de los Estados Unidos: la respuesta fue lapidaria





MAS NOTICIAS