Nueva Zelanda registró dos nuevos contagios de coronavirus ocho días después de recuperar a su último caso activo

Las dos nuevas personas portadoras de la COVID-19 llegaron recientemente del Reino Unido. Solo los ciudadanos neozelandeses y sus familias pueden entrar en el archipiélago

FOTO DE ARCHIVO: Una señal de advertencia en el primer día que se levantan todas las restricciones por la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en Nelson, Nueva Zelanda, el 9 de junio de 2020.  REUTERS/Tatsiana Chypsanava
FOTO DE ARCHIVO: Una señal de advertencia en el primer día que se levantan todas las restricciones por la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en Nelson, Nueva Zelanda, el 9 de junio de 2020. REUTERS/Tatsiana Chypsanava

Nueva Zelanda registró este martes dos nuevos casos de coronavirus, después de 25 días sin que se notificara ningún contagio, anunciaron las autoridades sanitarias.

Las dos nuevas personas portadoras de la COVID-19 llegaron recientemente del Reino Unido, declaró el Ministerio de Salud, que afirmó que “están vinculados”.

Solo los ciudadanos neozelandeses y sus familias pueden entrar en el archipiélago, salvo en contadas excepciones, como personas que viajan por razones profesionales o humanitarias. Todo el que llega al territorio debe cumplir con una cuarentena de 14 días. En el archipiélago del Pacífico Sur, donde viven cinco millones de personas, se registraron 1.154 casos y 22 decesos.

La semana pasada, las autoridades anunciaron que ya no quedaban casos activos en el país y se retiraron todas las restricciones nacionales, como las medidas de distancia de seguridad y los límites a las concentraciones en la vía pública. El lunes, la primera ministra, Jacinta Ardern, explicó que no había declarado al país libre del virus porque “habrá nuevos casos en el futuro”.

La primera ministra de Nueza Zelanda, Jacinda Ardern (c) posa durante una reunión de su Gobierno. EFE/EPA/DANIEL HICKS/Archivo
La primera ministra de Nueza Zelanda, Jacinda Ardern (c) posa durante una reunión de su Gobierno. EFE/EPA/DANIEL HICKS/Archivo

Nueva Zelanda, que hasta la fecha ha confirmado 1.154 infectados, incluidos 22 fallecidos, entró en “emergencia nacional” el 25 de marzo, con tan solo 50 contagiados. Las medidas de restricción, unas de las más estrictas implementadas en el mundo, han permitido al país controlar la propagación del virus y las autoridades sanitarias neozelandesas esperan declararlo erradicado de su territorio el próximo 15 de junio.

La estrategia decisiva de eliminación de Nueva Zelanda parece haber tenido éxito, pero es fácil volverse complaciente. Muchos otros países que siguen un enfoque de contención han tenido nuevos brotes, en particular Singapur, Corea y Australia.

Según los expertos, Nueva Zelanda ha pasado meses ampliando sus capacidades para eliminar COVID-19. Pero mantener la eliminación será un desafío. Los aeropuertos, los puertos marítimos y las instalaciones de cuarentena siguen siendo posibles sitios de transmisión desde el extranjero, particularmente dada la presión para aumentar el número de llegadas.

El paso de Nueva Zelanda al nivel de alerta 1 terminará con todas las restricciones de distanciamiento físico. Si se reintroduce el virus, esto crea el potencial de brotes derivados de reuniones sociales en interiores. Nueva Zelanda también se está moviendo hacia el invierno cuando los virus respiratorios pueden propagarse más fácilmente, como se ve con los coronavirus altamente estacionales que causan el resfriado común.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: