La OMS lamentó la decisión de Trump de suspender la financiación de EEUU a la organización

El martes, Donald Trump anunció que cortaba la contribución financiera a la organización, a la que el año pasado entregó 400 millones de dólares, por “mala gestión” y ocultación de información al inicio de la pandemia en China en diciembre

Imagen de archivo del director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, durante una conferencia de prensa sobre coronavirus, en Ginebra, Suiza, Febrero 28, 2020. REUTERS/Denis Balibouse
Imagen de archivo del director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, durante una conferencia de prensa sobre coronavirus, en Ginebra, Suiza, Febrero 28, 2020. REUTERS/Denis Balibouse

La Organización Mundial de la Salud (OMS) “lamentó” el miércoles la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de suspender la financiación a la organización, a la que acusa de gestionar mal la pandemia del coronavirus.

“Lamentamos la decisión del presidente de Estados Unidos de ordenar la suspensión de la financiación de la Organización Mundial de la Salud”, declaró su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus durante una rueda de prensa.

El martes, Donald Trump anunció que cortaba la contribución financiera a la organización, a la que el año pasado entregó 400 millones de dólares, por “mala gestión” y ocultación de información al inicio de la pandemia en China en diciembre.

El brote podría haberse contenido "con muy pocas muertes" si la OMS hubiera evaluado objetivamente la situación en China, dijo Trump.

“La gestión de la OMS en la lucha contra la pandemia de COVID-19 será examinada a su debido tiempo por los Estados miembro de la OMS y los organismos independientes en funcionamiento para garantizar transparencia y responsabilidad”, indicó Tedros Adhanom Ghebreyesus. Señaló que “esto forma parte del proceso habitual por [los] Estados miembro”.

La decisión estadounidense provocó el miércoles una avalancha de críticas de países y organizaciones de todo el mundo.

El presidente de EEUU, Donald Trump, en una rueda de prensa en la Casa Blanca el 14 de abril de 2020 (REUTERS/Leah Millis)
El presidente de EEUU, Donald Trump, en una rueda de prensa en la Casa Blanca el 14 de abril de 2020 (REUTERS/Leah Millis)

La semana pasada, el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, había respondido a las acusaciones del presidente de los Estados Unidos: pidió no politizar la crisis a riesgo de que esto se traduzca en un numero mayor de muertes e hizo un llamado a los líderes mundiales a “no politizar” la pandemia.

Sin embargo, esta semana el organismo se vio involucrado en un escándalo, cuando Taiwán anunció que había advertido al organismo sobre la pandemia. La OMS desmintió a la presidente del país asiático, Tsai Ing-wen, quien informó que su país había alertado -en diciembre pasado- sobre al menos siete casos de neumonía atípica en Wuhan; información que fue desestimada por la OMS. Ghebreyesus acusó el miércoles pasado a Taipei de estar orquestando una campaña de difamación en su contra a la que calificó como racista, conceptos que ofendieron y generaron furia en la administración taiwanesa, históricamente acosada por Beijing.

“El enfoque de todos los partidos políticos debería ser salvar a su gente. Por favor, no politicen este virus”, dijo Ghebreyesus.

Pero Trump no ahorró críticas al organismo: “La OMS no logró obtener, chequear y compartir adecuadamente información de manera oportuna y transparente. El mundo depende de la OMS para trabajar con otros países y asegurarse de que la información correcta se comparta. También confía en que mantenga su independencia y diga la verdad acerca de lo que sucede. No cumplió con sus deberes básicos y debe rendir cuentas”.

Además, añadió el mandatario, la OMS "no investigó reportes creíbles de fuentes en Wuhan que contradecían la información oficial de China. Había información creíble para sospechar que el coronavirus se transmitía entre humanos en diciembre de 2019″.

Con todo, el presidente estadounidense afirmó que su país continuará interactuando con el organismo a la espera de “reformas significativas”.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Coronavirus: Italia reportó una reducción de nuevas muertes, contagios e ingresos a terapia intensiva

El ministro de Salud de Chile: “El destino es que toda la población mundial se infecte a menos que exista una vacuna”

Tres lecciones de liderazgo que diferencian a la primera ministra de Nueva Zelanda en la batalla contra el coronavirus

Paso a paso: cómo la sangre de sobrevivientes del COVID-19 podría salvar a los contagiados

Estados Unidos había advertido sobre el peligro de los laboratorios chinos y sus ensayos con coronavirus en murciélagos