El ministro de Salud de Chile rechaza la cuarentena por el coronavirus: “El destino es que toda la población mundial se infecte a menos que exista una vacuna”

Jaime Mañalich se manifestó en contra del confinamiento total, medida que ha sido solicitada por varios alcaldes del país para contener el avance del Covid-19

Jaime Mañalich (@GAMBA_CL)
Jaime Mañalich (@GAMBA_CL)

El ministro de Salud de Chile declaró este miércoles que la pandemia de coronavirus tiene como destino que “toda la población mundial se infecte”, situación solo evitable si es que se logra desarrollar una vacuna contra la enfermedad.

El titular de sanidad, en entrevista con la radio ADN, se mostró enfáticamente en contra de las medidas de cuarentena total, ante los pedidos que ha recibido por parte de varios alcaldes para aprobar el confinamiento y evitar que la enfermedad continúe avanzando en el país, donde ya se registran más de 8.200 casos de Covid-19 y 94 muertes.

Las cuarentenas, que son medidas extremas, tienen que ser focalizadas y tener un principio y un fin, de acuerdo a la realidad epidemiológica”, sostuvo Jorge Mañalich, quien consideró que la medida no es beneficiosa para zonas urbanas de alta concentración demográfica.

Trabajadores sanitarios reclaman por insumos de protección médica en Viña del Mar (Reuters)
Trabajadores sanitarios reclaman por insumos de protección médica en Viña del Mar (Reuters)

“En países en que ha habido cierres, bloqueos completos, bajo la idea de que nadie se contagie, después dejan a toda la población vulnerable y la enfermedad rebota”, declaró, sin dar ejemplos concretos. Por ahora, prácticamente solo China ha levantado los bloqueos extremos, mientras que países europeos comienzan a discutir la forma de retomar las actividades parcialmente.

De todas formas, el ministro prosiguió: “El destino de esto es que toda la población mundial se infecte, no hay ninguna manera de evitarlo, a menos que exista una vacuna”.

El miembro del gabinete de Sebastián Piñera también negó que los motivos sean de tinte económico. “Tenemos que administrar la pandemia, dentro del difícil que resulta esa palabra, para lograr que no haya ningún momento, como sí ha ocurrido en Italia, en Nueva York, en España, en que el número de contagios es de tal magnitud diarios que genera una demanda sobre el sistema hospitalario que no puede resistir”, remarcó.

Sobre los pedidos de los alcaldes para una cuarentena total, les respondió: “No saben del daño que están hablando y que produciría esta medida en su población. Cuando un alcalde pide una cuarentena total prolongada para su comuna, ese mismo alcalde, no van a pasar dos semanas para que esté pidiendo exactamente lo contrario, porque tiene muchos efectos adversos”.

Protesta de meseros que quedaron sin trabajo en Valparaíso (Reuters)
Protesta de meseros que quedaron sin trabajo en Valparaíso (Reuters)

Chile exhibe una baja tasa de mortalidad en relación al número de contagiados, en parte por su política de exámenes a gran escala, que ronda un total de 90 mil tests. Las cuarentenas ordenadas hasta la fecha han sido selectivas, en las zonas con mayor número de contagios.

El ministro se vio envuelto en una polémica en los últimos días, ya que llegó a asegurar que los muertos de coronavirus estaban siendo incluidos en el conteo de “recuperados”, porque ya no contagian.

Así lo declaró el martes 7: “En relación a la cantidad de pacientes recuperados, en la definición que hemos utilizado por consejo de expertos internacionales, tenemos 898 pacientes que ya han dejado de ser contagiantes, que no son una fuente de contagio para otros, y los incluimos como recuperados. Estas son las personas que han cumplido 14 días desde el diagnóstico o que desgraciadamente han fallecido”. Días después, tuvo que salir a aclarar el asunto y confirmó que el protocolo chileno no realiza la inclusión de los muertos como recuperados.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: