Coronavirus: Italia reportó una reducción de nuevas muertes, contagios e ingresos a terapia intensiva

Los fallecidos en las últimas 24 horas fueron 578, un dato menor respecto al día de ayer. El saldo total es de 21.645 decesos

Voluntarios distribuyen productos donados por una empresa italiana (Antonio Parrinello/REUTERS)
Voluntarios distribuyen productos donados por una empresa italiana (Antonio Parrinello/REUTERS)

Italia anunció el miércoles 578 nuevos muertos por COVID-19 en las últimas 24 horas, elevando el saldo a 21.645 fallecidos desde el comienzo de la pandemia a la vez que se reduce el número de personas hospitalizadas y aumentan los curados.

Los casos totales desde que se detectó el virus el 20 de febrero son 165.155, 2.667 más, un descenso ulterior respecto al martes.

Actualmente hay 105.418 personas enfermas. Un total de 38.092 personas ya se han curado, de ellas 962 en las últimas 24 horas.

3.079 pacientes están en cuidados intensivos, un descenso de 107 casos, lo que mantiene una reducción de estos pacientes graves en los últimos días.

La región más afectada pide reabrir las actividades productivas

En tanto, la región septentrional de Lombardía pedirá al Gobierno de Italia que permita la apertura de las actividades productivas a partir del 4 de mayo y ha presentado un plan para la desescalada.

En un comunicado, la región más afectada por la pandemia, con 11.142 muertos y actualmente 61.326 enfermos, explicó que "solicitará al Gobierno que dé luz verde a las actividades de producción de conformidad con las llamadas “Cuatro D”.

Se refieren a: Distancia, un metro de seguridad entre personas; dispositivos, es decir, máscara obligatoria para todos; digitalización, obligación de teletrabajo para el actividades que pueden preverlo, y diagnóstico, ya que a partir del 21 de abril comenzarán las pruebas serológicas gracias a los estudios en colaboración con el hospital San Matteo de Pavía.

Todo esto, continúan, será acompañado de un plan para reabrir oficinas y empresas y más tarde, escuelas y universidades.

Una mujer cruza una calle en Milán (REUTERS/Daniele Mascolo)
Una mujer cruza una calle en Milán (REUTERS/Daniele Mascolo)

Un ejemplo de este programa será la apertura de las actividades escalonadas y durante toda la semana para evitar el hacinamiento del transporte público.

Estas estrategias, concluyen, irán acompañadas de otras medidas como créditos para pequeñas y medianas empresas

“Es el camino lombardo a la libertad”, expresó el presidente de la región de Lombardía, Attilio Fontana.

La región de Piamonte también, al igual que Lombardía, indicó que será obligatoria la mascarilla para cuando se decrete la reapertura de las actividades.

Pero el presidente de la región, Alberto Cirio, comentó que antes de que sea obligatorio será esencial poder garantizarla a todos y por tanto anunció “que se comprarán 5 millones de mascarillas reutilizables que se distribuirán a todos”.

Lombardía y Piamonte no han permitido abrir algunas actividades como papelerías y librerías como había autorizado el Gobierno, al considerar que era demasiado pronto para reaperturas.

Sin embargo, la región de Véneto ha permitido abrir todas estas actividades y desde hace varios días pide al Gobierno las reaperturas de más negocios.

Ciudadanos usan máscaras protectoras en las calles de Venecia durante la actual emergencia por la enfermedad COVID-19, provocada por el coronavirus, en Venecia, Italia. 25 de marzo, 2020. REUTERS/Manuel Silvestri
Ciudadanos usan máscaras protectoras en las calles de Venecia durante la actual emergencia por la enfermedad COVID-19, provocada por el coronavirus, en Venecia, Italia. 25 de marzo, 2020. REUTERS/Manuel Silvestri

El presidente de Véneto, Luca Zaia, instó al Gobierno a otorgar más espacio a las administraciones regionales individuales para que puedan decidir reabrir incluso antes del 3 de mayo.

“Véneto debería ser una especie de laboratorio nacional en el que experimentar aperturas tempranas siguiendo prácticas de salud precisas y rigurosas”, pidió Zaia, que explicó que ya hay varias empresas, desde la metalurgia hasta el textil, disponibles para detectar la temperatura a los empleados tres veces al día, para equiparlos con máscaras y guantes, para respetar la distancia de seguridad y la higiene de las manos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS