Coronavirus: España registra 1.500 nuevos casos y ya supera los 5.700

EL Gobierno aprobará este sábado el “estado de alarma”, El país es el segundo más castigado de Europa ya que en menos de una semana multiplicó por diez el número de infectados. Además, Sevilla suspendió sus famosas procesiones de Semana Santa, previstas del 5 al 12 de abril


La gente, con máscaras protectoras, camina por una calle vacía debido al brote de coronavirus en el centro de Madrid, España, el 14 de marzo de 2020. REUTERS/Sergio Pérez
La gente, con máscaras protectoras, camina por una calle vacía debido al brote de coronavirus en el centro de Madrid, España, el 14 de marzo de 2020. REUTERS/Sergio Pérez

España registró 1.500 nuevos casos de coronavirus desde la tarde del viernes, elevando el balance de la epidemia a 5.753 infectados y 136 personas fallecidas, 15 más que antes, según los datos divulgados este sábado por el ministerio de Sanidad.

Más de la mitad de los casos (2.940) se dan en la región de Madrid, que desde este sábado ha prohibido la apertura de todos los comercios que no sean esenciales, como supermercados, farmacias o gasolineras.

La sigue Cataluña (noroeste), cuyo gobierno regional decretó el viernes el cierre de bares, restaurantes y centros comerciales y pidió al gobierno central de Pedro Sánchez que decrete el confinamiento de todo el territorio.

El gobierno español pone en marcha este sábado el estado de alarma para luchar contra el coronavirus en este país, el segundo más castigado de Europa que en menos de una semana ha multiplicado por diez el número de infectados.

Entre las medidas que incluirá el decreto figura la posibilidad de derivar pacientes desde la sanidad pública a la privada para poder hacer frente a la saturación que registra ya el sistema público en lugares como la Comunidad de Madrid, la región más afectada, han avanzado a Europa Press fuentes del Ejecutivo.

Sánchez ya explicó el viernes que su intención decretando el estado de alarma era ser más eficientes y rápidos a la hora de movilizar recursos económicos y sanitarios; públicos y privados, civiles y militares, para combatir esta emergencia sanitaria que, advirtió, en España aún está en una “primera fase”. Y es que el presidente no descartó que la próxima semana el país pudiese superar la cifra de más de 10.000 afectados.

El jefe del Ejecutivo hizo un llamamiento a la responsabilidad de la ciudadanía, subrayando que el verdadero heroísmo hoy está en “lavarse las manos, quedarse en casa” para contener así los contagios y proteger a la población más vulnerable (las personas de edad avanzada, con patologías o inmunodeprimidas) que es la que puede precisar con mayor probabilidad ingreso hospitalario en caso de contraer el virus.

El estado de alarma que se aprobará decretar este sábado tendrá una vigencia de 15 días, prorrogable si así lo autoriza el Congreso de los Diputados. La ley que regula este instrumento excepcional para crisis sanitarias o de otro tipo otorga al Gobierno la potestad de limitar la circulación de personas o intervenir fábricas, requisar bienes, imponer prestaciones personales obligatorias o sanciones para su cumplimiento.

El Ejecutivo podría también limitar o racionar el uso de servicios o el consumo de artículos de primera necesidad. Y dar las órdenes necesarias para asegurar el abastecimiento de los mercados y el funcionamiento de los servicios y de los centros de producción afectados por las situaciones de desabastecimiento de productos de primera necesidad. En este último caso, el Ejecutivo incluso podría acordar la intervención de empresas o servicios.

Semana santa

La ciudad de Sevilla decidió este sábado suspender sus famosas procesiones de Semana Santa, previstas del 5 al 12 de abril, ante el avance del coronavirus en España, indicaron las autoridades locales. "El consejo de hermandades y cofradías, ayuntamiento de Sevilla y arzobispado acuerdan la suspensión de los desfiles procesionales de la Semana Santa 2020″, indicó en un comunicado el consistorio sevillano.

"La salud pública y el interés general están en juego", añadió el comunicado, que calificó de "dolorosa" una decisión que frustra meses de preparativos. La anterior suspensión de la Semana Santa sevillana se remonta al año 1933.

Así, entre el Domingo de Ramos (5 de abril) y el de Resurrección (12 de abril) no podrán salir a la calle en procesión las más de 50 cofradías católicas de la ciudad.

La medida fue tomada para evitar el riesgo de contagio que conllevaría este multitudinario evento, en el que cada año participan decenas de miles de locales y foráneos.

La suspensión de las procesiones se suma a una larga lista de cierres anunciados en los últimos días en España, donde el gobierno se dispone a aplicar este sábado el estado de alarma para contener el avance del nuevo coronavirus. A lo largo y ancho del país han cerrado museos y teatros e incluso se están aplicando confinamientos en municipios de Cataluña y de la costa de Murcia (sureste).

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Coronavirus: entró en vigor la prohibición de entrada a EEUU desde Europa

Estados Unidos: ni con pasajes a USD 37 las aerolíneas logran convencer a la gente de viajar

Daniel Stamboulian: “El coronavirus podría desaparecer solo como el SARS en 2003”


MAS NOTICIAS