El régimen iraní creó una unidad para
El régimen iraní creó una unidad para "combatir la propagación de falsos rumores" sobre el coronavirus en las redes sociales (AP Photo/Ebrahim Noroozi)

La ciberpolicía del régimen de Irán detuvo a 24 personas acusadas de propagar rumores sobre el brote del coronavirus en el país, informó este miércoles la agencia semioficial ISNA, mientras la República islámica intenta contener la epidemia, que se ha cobrado hasta ahora 19 vidas del total de 139 personas infectadas en todo el país, de acuerdo a datos oficiales.

“Veinticuatro personas han sido detenidas y remitidas a la justicia, y 118 usuarios (de internet)” han recibido advertencias, afirmó Vahid Majid, director de la unidad de ciberpolicía iraní.

Las detenciones se produjeron tras la creación de una unidad para “combatir la propagación de falsos rumores sobre la epidemia del coronavirus en el país”, aseguró. Y agregó: “La policía está supervisando todas la noticias publicadas en el ciberespacio del país”.

Majid, por su parte, indicó que la unidad actuará contra noticias, fotos o videos que “contengan rumores o falsas noticias que afecten al orden público o generen alarma social”.

Esta unidad fue creada en medio de acusación contra el régimen iraní de intentar esconder información sobre el verdadero impacto del virus en el país. En este contexto, este miércoles la ONG Reporteros Sin Fronteras (RSF) acusó a Teherán de ocultar información sobre la propagación del brote, y denunció la represión que sufren los periodistas que publican noticias independientes.

Irán es uno de los países más afectados por el coronavirus (REUTERS/Alaa al-Marjani)
Irán es uno de los países más afectados por el coronavirus (REUTERS/Alaa al-Marjani)

“Las autoridades dicen tener la situación bajo control, pero se niegan a publicar el número exacto de infectados y muertos, e impiden que los periodistas hagan su trabajo”, declaró la organización de defensa de la libertad de prensa.

“El periodista independiente Mohammad Mosaed fue convocado e interrogado por los agentes de inteligencia de los Guardianes de la Revolución el 23 de febrero, a raíz de sus mensajes sobre la epidemia publicados en las redes sociales”, señaló Reporteros Sin Fronteras.

Si bien fue liberado, sus cuentas de Twitter y Telegram fueron cerradas y su teléfono y su ordenador confiscados, fustigó RSF.

El epicentro de la epidemia en Irán está en Qom, una ciudad a 150 kilómetros al suroeste de Teherán.

RSF se basa en particular en las declaraciones de Ahmad Amir Abadi Frahani, diputado de Qom, quien el lunes aseguró que 50 personas habían muerto en su ciudad a causa del virus y acusó al ministerio de Salud de retrasar el anuncio.

“Desde hace un año, la República Islámica oculta información sobre crisis y desastres: inundaciones, protestas populares, la destrucción en vuelo del Boeing ucraniano”, señaló Reza Moini, el jefe de la oficina de RSF en Irán. “Retener información puede matar”, alertó.

Iraj Harirchi, viceministro de Salud iraní, reconoció que contrajo el coronavirus (Iranian Presidency / AFP)
Iraj Harirchi, viceministro de Salud iraní, reconoció que contrajo el coronavirus (Iranian Presidency / AFP)

Irán, que está sometido a sanciones internacionales debido a su programa nuclear, está en la línea de mira de Estados Unidos. El martes, el Secretario de Estado Mike Pompeo dijo que “Estados Unidos está profundamente preocupado por los informes de que el régimen iraní ha ocultado detalles vitales sobre la epidemia en ese país”.

El presidente iraní Hassan Rohani respondió el miércoles acusando a Estados Unidos de propagar “el miedo” sobre el nuevo coronavirus. No obstante, son cada vez más los casos de contagios reportados en diferentes países fuera de China, siendo Irán uno de los más afectados hasta el momento.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: