Líderes internacionales posaron para una foto grupal luego de la cena en la residencia del presidente israelí Reuven Rivlin en Jerusalén (Heidi Levine/Pool via REUTERS)
Líderes internacionales posaron para una foto grupal luego de la cena en la residencia del presidente israelí Reuven Rivlin en Jerusalén (Heidi Levine/Pool via REUTERS)

Más de 40 líderes mundiales participan en el mayor evento diplomático celebrado en Jerusalén en recuerdo del Holocausto, que este año está marcado por el 75 aniversario de la liberación de Auschwitz-Birkenau, el mayor campo de exterminio del régimen nazi.

Una cena ofrecida por el presidente de Israel, Reuven Rivlin, en la que el rey Felipe VI de España fue el único representante extranjero en tomar la palabra en nombre de los líderes, dio comienzo este miércoles a los actos conmemorativos oficiales.

Felipe VI, que también tiene el título honorífico de “rey de Jerusalén”, hizo un llamamiento a la comunidad internacional a combatir la “insensatez” de quienes promueven la intolerancia y el resentimiento “por interés político, extremismo religioso u odio racial”.

La noche comenzó con una recepción de honor, donde el presidente Reuven Rivlin dio la bienvenida a cada uno de los agasajados en la entrada de su residencia en Jerusalén con un apretón de manos. Los líderes luego se dirigieron a una mesa de gala para el comienzo de la cena.

Rivlin abrió su discurso con gran entusiasmo: “¡En nombre del Estado de Israel y el pueblo de Israel, bienvenidos a Jerusalén! Gracias a todos por venir. Esta es una reunión histórica, no solo para Israel y el pueblo judío, sino para toda la humanidad. Esta noche, al recordar a las víctimas del Holocausto y la Segunda Guerra Mundial, también marcamos la victoria de la libertad y la dignidad humana”.

El rey Guillermo de Holanda, el presidente israelí Reuven Rivlin, el dirigente político israelí Benny Gantz y el rey Felipe VI de España (Photo by Heidi Levine / POOL / AFP)
El rey Guillermo de Holanda, el presidente israelí Reuven Rivlin, el dirigente político israelí Benny Gantz y el rey Felipe VI de España (Photo by Heidi Levine / POOL / AFP)

“Mañana nos reuniremos en Yad Vashem para recordar y asegurarnos de que nunca más vuelva a ocurrir. Yad Vashem es un instituto líder para la investigación y educación sobre el Holocausto conducido por historiadores. La investigación histórica debe dejarse en manos de los historiadores. El papel de los líderes políticos es dar forma al futuro”, agregó. Y remarcó: “Esta reunión es una expresión de nuestro compromiso compartido para transmitir los hechos históricos y las lecciones del Holocausto a la próxima generación”.

“El futuro está en las elecciones que hagamos juntos, como países y naciones", enfatizó el presidente del Estado de Israel, y cerró su discurso con el deseo de que de esa sala surja un mensaje uniforme para toda la humanidad: “Que los líderes mundiales estén unidos en la lucha contra el racismo, el antisemitismo y el extremismo, en la defensa de la democracia y los valores democráticos es nuestro desafío, es nuestra elección”.

El premier israelí Benjamin Netanyahu y el presidente francés Emmanuel Macron dialogaron en Jerusalén el 22 de enero (REUTERS/Ronen Zvulun/Pool)
El premier israelí Benjamin Netanyahu y el presidente francés Emmanuel Macron dialogaron en Jerusalén el 22 de enero (REUTERS/Ronen Zvulun/Pool)

Los primeros mandatarios en llegar a Israel, como el presidente de Francia, Emmanuel Macron, mantuvieron durante el día reuniones bilaterales con el primer ministro israelí en funciones, Benjamin Netanyahu. En la entrevista con Macron se refirieron a la lucha contra el antisemitismo y abordaron asuntos regionales como la situación del Líbano y Libia, así como las sanciones a Irán.

La mayoría de líderes, entre ellos Felipe VI y el presidente de Argentina, Alberto Fernández, llegaron este miércoles, mientras que el jueves llegarán el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, para participar en el acto más emblemático, que se celebrará en el Museo del Holocausto de Jerusalén.

El príncipe Carlos de Inglaterra y el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, son otros de los miembros de la realeza, jefes de Estado, primeros ministros y líderes parlamentarios que han hecho extremar las medidas de seguridad en la Ciudad Santa, donde están desplegados miles de efectivos policiales.

El mandatario argentino Alberto Fernández junto al presidente de Israel
El mandatario argentino Alberto Fernández junto al presidente de Israel

EL ALTERCADO DE MACRON

Macron protagonizó un altercado con un policía israelí cuando visitaba la Iglesia de Santa Ana, de propiedad francesa y ubicada en la Ciudad Vieja del este ocupado de Jerusalén, que hizo recordar a uno similar protagonizado por el entonces presidente, Jacques Chirac, en 1996.

París explicó que Macron intervino durante una disputa entre las fuerzas de seguridad israelíes que querían ingresar (al templo), cuando la seguridad estaba siendo proporcionada por la francesa, ante lo que gritó al agente y le pidió que se fuera.

“No me gusta lo que hiciste”, le espetó al policía israelí según un video grabado que corrió por las redes sociales. “Por favor, respeten las reglas como han sido respetadas durante siglos, no cambiarán conmigo”, añadió.

La Policía israelí indicó que al final de la visita Macron se disculpó sobre el altercado, y el Eliseo aclaró que “no fue nada serio”.

UN LOGRO DIPLOMÁTICO DE ISRAEL

El Quinto Foro Mundial del Holocausto lleva por título este año “Recordando el Holocausto, combatiendo el antisemitismo”, y precede a otro gran acto conmemorativo el próximo 27 de enero en Auschwitz (Polonia), el mayor campo de exterminio nazi donde murieron alrededor de un millón de personas. A este también asistirán parte de los líderes que están estos días en Jerusalén, como Felipe VI.

Alrededor de 200.000 supervivientes del Holocausto viven actualmente en Israel, desde donde se pretende enviar un claro mensaje contra el antisemitismo.

El Domo de la Roca se ve al fondo mientras el presidente francés Emmanuel Macron visita el complejo que alberga la mezquita al-Aqsa, conocida por los musulmanes como el Noble Santuario y por los judíos como el Monte del Templo, en la Ciudad Vieja de Jerusalén el 22 de enero de 2020 (REUTERS/Ammar Awad)
El Domo de la Roca se ve al fondo mientras el presidente francés Emmanuel Macron visita el complejo que alberga la mezquita al-Aqsa, conocida por los musulmanes como el Noble Santuario y por los judíos como el Monte del Templo, en la Ciudad Vieja de Jerusalén el 22 de enero de 2020 (REUTERS/Ammar Awad)

Según remarca a Efe Zalman Shoval, ex embajador israelí en EE.UU. y exviceministro de Asuntos Exteriores, la presencia de más de cuarenta líderes mundiales representa además “un indicador del éxito” del país en la esfera global y su capacidad para extender sus vínculos diplomáticos.

LA AUSENCIA DE POLONIA

El presidente de Polonia, Andrzej Duda, será el gran ausente de los actos conmemorativos ya que declinó participar al no tener turno de palabra en el acto principal del jueves, como sí lo tendrán Rivlin, Netanyahu, Pence, Macron, Putin, Carlos de Inglaterra y Steinmeier.

La desavenencia surgió con una declaración del presidente ruso que dijo recientemente que Polonia mantuvo una alianza con la Alemania de Adolf Hitler antes del comienzo de la II Guerra Mundial.

"La imposibilidad de que pueda hablar en una ocasión como esa va en contra de los intereses de Polonia", dijo Duda, quien recordó que tres de los seis millones de judíos víctimas del Holocausto era polacos.

El presidente de Lituania, Gitanas Nauseda, también rechazó a última hora asistir a la ceremonia y envió a un representante parlamentario.

PALESTINA, BILATERAL

Macron, Putin y el príncipe Carlos tienen también reuniones con el presidente palestino, Mahmud Abbas. El presidente francés, que tuvo que reprogramar el encuentro previsto por la tarde con su homólogo palestino porque se extendió su visita por la Ciudad Vieja de Jerusalén, se desplazó a la ciudad cisjordana de Ramala por la noche después de la cena en la residencia presidencial israelí.

El presidente palestino Mahmoud Abbas se reunió con Macron en Ramallah, Cisjordania, el 22 de enero de 2020 (Abbas Momani/Pool via REUTERS)
El presidente palestino Mahmoud Abbas se reunió con Macron en Ramallah, Cisjordania, el 22 de enero de 2020 (Abbas Momani/Pool via REUTERS)

El jueves Abbas recibirá a Putin en la ciudad cisjordana de Belén, cuna del cristianismo, donde también se encontrará el viernes con el príncipe Carlos.

Jared Kushner, yerno y asesor principal del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, canceló por un retraso en el vuelo en el último momento su visita a Israel, donde se esperaba que abordara con el liderazgo israelí la posible publicación del llamado Acuerdo del Siglo, que pretende reactivar las negociaciones con los palestinos, antes de las elecciones israelíes de marzo.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: