Quim Torra (REUTERS/Albert Gea)
Quim Torra (REUTERS/Albert Gea)

La Junta Electoral Central española (JEC) decidió este viernes la inhabilitación del presidente del Gobierno regional de Cataluña, Quim Torra, después de una sentencia judicial en ese sentido de diciembre pasado.

La JEC acordó retirar la credencial de diputado regional de Torra, lo que implica en la práctica su inhabilitación.

Ante esta medida, Torra brindó este viernes por la noche un discurso desde el Palau de la Generalitat, sede de la Presidencia catalana, y anunció que pidió al presidente del Parlament, Roger Torrent, la convocatoria de un pleno extraordinario para pedir su confianza. “Presentaré todos los recursos posibles contra esta decision autoritaria y completamente irregular”, declaró. Y agregó: “Continuaré siendo diputado y presidente de Cataluña para cumplir con las funciones que tengo encomendadas”.

Torra dijo que la decisión de la Junta, a la que calificó como un “órgano administrativo, no un tribunal”, es “un golpe de Estado a las instituciones catalanas” y que se trata de la segunda vez que “desde un despacho de Madrid quieren quitar a un presidente de la Generalitat elegido por el pueblo por vías irregulares, absolutamente antidemocráticas”. Por eso añadió: “Me debo al Parlament de Catalunya, Ahora es el momento de reforzar las instituciones”.

Manifestación en Barcelona en apoyo a Quim Torra el viernes por la noche (REUTERS/Nacho Doce)
Manifestación en Barcelona en apoyo a Quim Torra el viernes por la noche (REUTERS/Nacho Doce)

La medida contra Torra se produce tras un recurso de varios partidos de la derecha española (PP, Ciudadanos y Vox), que habían solicitado a la JEC la inhabilitación inmediata del presidente catalán tras la sentencia de diciembre.

Ese día, Torra fue condenado a 18 meses de inhabilitación por negarse a cumplir las instrucciones del organismo sobre la neutralidad política de los edificios públicos durante una campaña electoral, al no retirar de las sedes del Gobierno regional catalán mensajes y símbolos a favor de los políticos secesionistas presos antes de las elecciones generales del 28 de abril.

El estatuto de autonomía de Cataluña establece que el presidente de la región debe ser un diputado del Parlamento regional, lo que supone que, al perder su credencial, Torra no puede encabezar el Ejecutivo catalán.

La decisión de la JEC deja “sin efecto” la validez de la credencial de Torra como diputado electo en la cámara regional.

El Gobierno catalán anunció que se reunirá a última hora de esta tarde para analizar las consecuencias de la inhabilitación de Torra.

Esta decisión sobre Torra podría precipitar unas elecciones anticipadas en la región de Cataluña, donde el independentismo actualmente en el poder está fracturado entre dos grandes partidos, el derechista JxCat y el izquierdista ERC.

Ambas formaciones, aunque comparten el Gobierno regional, se disputan la preeminencia del independentismo político catalán.

ERC acaba de cerrar un acuerdo para facilitar que el líder socialista Pedro Sánchez como presidente del Gobierno español en el proceso de investidura que comienza mañana, sábado, y que busca instalar en el poder nacional un Ejecutivo de coalición entre el Partido Socialista y la izquierdista Unidas Podemos.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: