Un sabotaje “ecológico” contra los monopatines complicó más a los parisinos en medio de la huelga de transportes

Los activistas dejaron fuera de servicio a miles de unidades por dos razones: en solidaridad por la protesta de la reforma de pensiones y para denunciar que los dispositivos no son amigables con el medio ambiente

Un monopatín incendiado por activistas (AFP)
Un monopatín incendiado por activistas (AFP)

El grupo de desobediencia civil Extinction Rebellion (XR) reivindicó el jueves haber puesto fuera de servicio miles de monopatines eléctricos en París y otras ciudades francesas al considerarlos una “catástrofe ecológica”.

La acción del grupo ecologista coincidió con la jornada de huelga general en Francia contra la reforma del sistema de pensiones que paralizó fuertemente el transporte público, especialmente en la capital.

En total, un aproximado de 3.600 monopatines de libre servicio fueron saboteados, la mayoría en París y Lyon (centro-este), tapando el código de barras necesario para su activación.

Un ciudadano intenta habilitar un monopatín a través de una apliación
Un ciudadano intenta habilitar un monopatín a través de una apliación

El grupo XR denunció que contrariamente a su “imagen de moda sostenible”, los monopatines eléctricos son una “catástrofe ecológica” y esgrimió sus motivos: su producción “energívora”, su corta duración de vida, el coste energético de su transporte, lo poco que se reciclan sus baterías de litio y el hecho de que, según asegura el grupo, se empleen más para reemplazar los desplazamientos a pie que en auto.

El grupo nacido en Gran Bretaña y promotor de la desobediencia civil para forzar a los gobiernos a luchar contra el cambio climático, criticó además los monopatines eléctricos por “romper la huelga”, al ofrecer una alternativa al transporte público.

Prometió nuevas acciones para acabar con estos “juguetes de los capitalistas verdes” en las ciudades, que deben ser más “sociables, menos rápidas, con relaciones humanas más serenas”.

El monopatín eléctrico de alquiler se desarrolló a gran velocidad en el último año en grandes ciudades occidentales.

Silvio Braz, estudiante de 21 años, suele tomar cada día el cercanías desde Versalles hasta la estación parisina de Montparnasse y desde allí se mueve en metro, pero este miércoles se hizo por primera vez por si acaso un abono para los monopatines eléctricos. “Vas donde quieres, evitas los atascos y tomar un taxi”, repasó, sorprendido de que el tráfico esté resultando fluido y de que ni en Montparnasse ni en el cercanías hubiera casi gente. El temor a estaciones colapsadas y a que la capital se viera paralizada hizo que muchos parisinos aprovecharan la posibilidad de trabajar desde casa o se tomaran el día libre, dejando así la inusual imagen de estaciones vacías.

Los operadores insisten en que tienen un impacto medioambiental positivo, ya que hacen todo lo posible para garantizar el reciclaje y un mínimo de emisiones.

El grupo Extinction Rebellion ha organizado una serie de acciones coloridas pero perturbadoras en Gran Bretaña y en otros lugares de Europa en un intento de llamar la atención sobre los efectos del cambio climático.

Protestors attend a demonstration against French government's pensions reform plans, as part of a day of national strike and protests, in Paris, France, December 5, 2019.  REUTERS/Christian Hartmann
Protestors attend a demonstration against French government's pensions reform plans, as part of a day of national strike and protests, in Paris, France, December 5, 2019. REUTERS/Christian Hartmann

La huelga de este jueves fue convocada por cinco sindicatos que protestan por la previsión del Gobierno del presidente, Emmanuel Macron, de sustituir los actuales 42 regímenes distintos por un sistema por puntos en el que cada euro cotizado dé los mismos derechos al alcanzar la jubilación.

La protesta comenzó pasadas las 14.00 horas (13.00 GMT), y poco tiempo después registró los primeros altercados entre grupos violentos y las fuerzas del orden, que habían movilizado a 6.000 agentes en toda la capital.

Con información de AFP y EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Huelga en Francia: crece la tensión y hay disturbios en París



MAS NOTICIAS