Vladimir Putin firmó una ley que permite declarar “agentes extranjeros” a periodistas y blogueros

Los defensores de los derechos humanos ven en esta ley, votada a finales de noviembre por los diputados rusos, un riesgo adicional de censura y de amenazas sobre la libertad de expresión

(Pavel Golovkin via REUTERS/archivo)
(Pavel Golovkin via REUTERS/archivo)

El presidente ruso, Vladimir Putin, promulgó el lunes una polémica ley que permite ampliar el estuts de “agente extranjero” a periodistas e internautas, un texto que denunciaron las oenegés de defensa de los derechos humanos.

El documento, aprobado el mes pasado por ambas cámaras del Parlamento ruso, fue publicado este lunes en el boletín oficial de este país.

La medida afectará a las personas que presten servicios profesionales a los medios de comunicación inscritos como “agentes extranjeros” por el Ministerio de Justicia de Rusia y reciban retribución de estos.

Rusia aprobó en 2017 una ley que permite declarar “agentes extranjeros” a los medios foráneos que difunden información en el país, en respuesta a la orden dada por Washington a la televisión rusa RT (antigua Russia Today) para registrarse como tal en Estados Unidos.

Los defensores de los derechos humanos ven en esta ley, votada a finales de noviembre por los diputados rusos, un riesgo adicional de censura y de amenazas sobre la libertad de expresión.

En la actualidad, la lista de los entes que operan como “agentes extranjeros” incluye nueve medios, entre ellos la emisora Voz de América, uno de los servicios nacionales de Radio Libertad, el canal “Nastoyaschee vremia” (Tiempos Actuales) y varios portales.

Los medios declarados como agentes extranjeros deben señalar ese estatus en sus productos (artículos, programas de radio o televisión, etcétera) y rendir cuentas sobre su actividad a las autoridades rusas, requerimiento que se extenderá a las personas físicas a la que de les dé esa condición.

Nueve oenegés de defensa de derechos humanos, entre ellas Amnistía Internacional y Reporteros Sin Fronteras, dicen que temen que estas enmiendas puedan ir dirigidas no solo contra periodistas, sino también contra cualquier bloguero o internauta que se beneficien de becas, financiación o ingresos de algún medio afectado.

“Esto se convertirá en una poderosa herramienta para amordazar las voces de la oposición”, denunciaron estas oenegés en un comunicado publicado el mes pasado.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: Ivan Golunov, el periodista que se convirtió en una bandera de libertad frente a Putin: “Mi detención modificó todo, por primera vez los rusos vieron que es posible un cambio”

El mes pasado varios defensores de derechos humanos y personalidades del mundo de la cultura enviaron una carta al presidente ruso criticando los planes de las autoridades para extender la ley sobre “agentes extranjeros” a personas físicas.

Según sus firmantes, “la etiqueta de agente extranjero desacredita a la persona ante sus conciudadanos y rebaja su dignidad pese a no haber hecho nada malo o ilegal”.

La iniciativa restringe además el derecho de los ciudadanos “a recibir y difundir libremente informaciones de cualquier fuente”, señalaba el escrito.

A su vez, los parlamentarios rusos aseguraron que la enmienda legal no busca encasillar “de forma automática” a todos los periodistas de medios que son “agentes extranjeros” ni tampoco está dirigida contra los “blogueros y publicistas”.

Cada caso concreto será examinado conjuntamente por los Ministerios de Justicia y de Asuntos Exteriores, indicaron en el comité de Política Informativa y Tecnologías de Información de la Duma o Cámara baja del Parlamento ruso.

Uno de los autores de la enmienda, el diputado ruso Vasili Piskariov, precisó por su parte que los ciudadanos afectados por la medida podrán seguir ejerciendo sus actividades profesionales, pero tendrán que señalar que se trata de materiales elaborados por un “agente extranjero”, aparte de publicar informes bianuales sobre su labor y rendir cuentas -inclusive sobre su retribución- ante el Ministerio de Justicia.

El término “agente extranjero” se aplicaba en la época de Stalin a los opositores reales o supuestos, y después fue utilizado en los años 1970 y 1980 para calificarlos de disidentes, acusados de actuar para Occidente.

(Con información de EFE y AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Últimas Noticias

Con Osorio en la cuerda floja, estos son los encuentros de la fecha 15 por la Liga BetPlay-Dimayor 2021 II

Expectativa por ver cómo el técnico enfrenta al equipo que lo vio triunfar, actual dominador del campeonato colombiano: Atlético Nacional

Quién era Halyna Hutchins, la directora de fotografía que murió en pleno set de grabación por un disparo de Alec Baldwin

El actor disparó un arma de fuego de utilería e hirió a dos personas durante el rodaje de una escena, el otro afectado se encuentra bajo cuidados médicos

El rol de Wanda Nara en la carrera de Mauro Icardi: los millones que le hizo ganar y los cortocircuitos que provocó

La esposa del futbolista se convirtió en su representante a finales de 2015, un par de años después de su unión matrimonial. La polémica en Italia que generó su traspaso al PSG y lo que podría suceder con su futuro

La dictadura de Myanmar arrestó a al menos 110 presos políticos que habían sido recientemente liberados

La Asociación para la Asistencia de Presos Políticos del país indica que según los datos que ha logrado recabar muchos de los excarcelados volvieron a ser detenidos por las autoridades apenas al llegar a sus hogares y fueron acusados por nuevos cargos

Reforma Energética: CFE aclaró críticas “imprudentes” de la Cámara Americana de Comercio

La institución dirigida por Manuel Bartlett aseguró que el análisis realizado por la AmCham es falso, pues la propuesta de ley hecha por AMLO no afectará acuerdos internacionales, el suministro eléctrico ni a la economía mexicana
MAS NOTICIAS
TE PUEDE INTERESAR