Brittany Kaiser (Reuters)
Brittany Kaiser (Reuters)

La empresa Cambridge Analytica trabajó para Leave.EU en la campaña por el referéndum para abandonar la Unión Europea, de acuerdo con e-mails publicados el martes por un comité de la Cámara de los Comunes.

Según informó el diario The Guardian, el parlamento británico llegó a esa conclusión luego de acceder a los correos electrónicos aportados por Brittany Kaiser, ex directora de desarrollo de negocios de la consultora política detrás del escándalo de Facebook, fue acusada de utilizar indebidamente la información de unos 87 millones de usuarios.

Ante el comité de cultura, medios, digital y deportes del Parlamento, Kaiser explicó que los correos electrónicos demuestran que, a diferencia de los intentos de la empresa por demostrar lo contrario, los vínculos entre Cambridge Analytica y Leave.EU llegaron más allá de la simple exploración. 

"Se completó un presupuesto para Ukip y Leave.EU, y tengo fuertes razones para creer que ese conjuntos de datos y los analizados y procesados por Cambridge Analytica… fueron utilizados posteriormente por la campaña de Leave.EU sin la ayuda de Cambridge Analytica", escribió Kaiser en una carta a Damian Collins, presidente del comité.

El escándalo de Cambridge Analityca puso a Facebook en el centro de una trama rusa para interferir en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016 (Foto: Archivo)
El escándalo de Cambridge Analityca puso a Facebook en el centro de una trama rusa para interferir en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016 (Foto: Archivo)

Los correos electrónicos muestran al personal de Cambridge Analytica, incluyendo a Julian Wheatland, el director de operaciones de la compañía, discutiendo con el personal de Leave.EU si compartir o no los resultados de los análisis realizados sobre los datos de Ukip.

"Hemos logrado algunos hallazgos interesantes que podemos compartir en la presentación, pero estamos seguros de que se nos preguntarán de dónde proceden los datos. Podemos declarar que hemos analizado la membresía de Ukip y los datos de la encuesta", escribió Wheatland a Andy Wigmore, de Leave.UE, y al entonces secretario general de Ukip, Matthew Richardson. Fue rechazado.

Wheatland también dijo al personal de Cambridge Analytica que la relación estaba destinada a formalizarse. "Recibí una llamada de Andy Wigmore hoy y me confirmó que, aunque no tenemos el contrato con Leave.UE por escrito, todo está bajo control y que sucederá tan pronto como Matthew Richardson haya terminado de elaborar la estructura contractual correcta entre Ukip, CA y Leave", dijo Wheatland en otro correo electrónico al personal de Cambridge Analytica.

Alexander Nix, CEO de Cambridge Analytica (REUTERS/Henry Nicholls/File Photo)
Alexander Nix, CEO de Cambridge Analytica (REUTERS/Henry Nicholls/File Photo)

Cambridge Analytica y Leave.EU han sostenido durante mucho tiempo que  el análisis sólo se llevó a cabo con el fin de proponer un acuerdo futuro. Richard Tice, cofundador de Leave.EU, dijo en 2018 que Cambridge Analytica "no recibió ningún dato o emprendió ningún modelo para Leave.EU".

En ese momento, Arron Banks, de Ukip, dijo: "La UE no recibió ningún dato ni trabajo de Cambridge Analytica. Ukip le dio a Cambridge Analytica solo algunos de sus datos y Cambridge Analytica hizo algún análisis de esto, pero que no fue utilizado en la campaña de Brexit. Cambridge Analytica trató de hacerme pagar por ese trabajo, pero me negué. No tiene nada que ver con nosotros". 

La campaña en cuestión culminó el 23 de junio de 2016, y arrojó un resultado favorable a la salida de la Unión Europea con casi un 52% de los votos, frente a un 48 % que abogó por la permanencia. Hasta el momento, la salida no ha podido hacerse efectiva.

Después de la revelación de hoy, el miembro del comité parlamentario, Ian Lucas pidió a la Comisión Electoral que reabriera su investigación sobre Leave.EU "en vista de las pruebas adicionales de Brittany Kaiser".

Collins dijo: "Hay cuestiones importantes a seguir, en particular si los conjuntos de datos creados por Cambridge Analytica se utilizaron en el referéndum o en otras campañas y, en caso afirmativo, si fue o no una violación de la ley de protección de datos para que los datos de los votantes ucranianos se utilizaran de este modo, lo que sin duda parece ser algo que les preocupaba a ellos mismos".

El ex líder del UKIP Nigel Farage habla a los medios de comunicación mientras los manifestantes a favor y en contra del proyecto de ley se manifiestan frente a la sede del Parlamento en Londres, Gran Bretaña, el 15 de enero de 2019. (Reuters)
El ex líder del UKIP Nigel Farage habla a los medios de comunicación mientras los manifestantes a favor y en contra del proyecto de ley se manifiestan frente a la sede del Parlamento en Londres, Gran Bretaña, el 15 de enero de 2019. (Reuters)

A comienzos de 2018, el ex director tecnológico de Cambridge Analytica, Christopher Wylie, contó que la consultora había comprado datos de millones de usuarios de Facebook (luego se supo que fueron 87 millones de usuarios los afectados) y que esos datos habían sido utilizado para fines políticos en varias elecciones, entre ellos las de Estados Unidos.

Los datos de los usuarios, según contó Wylie, se obtuvieron a través de una aplicación desarrollada por un investigador de la universidad de Cambridge, que permitía acceder a información no solo de quienes utilizaban la herramienta, sino también de sus amigos. Así se obtuvieron datos de 87 millones de usuarios de Facebook. Los datos habrían luego sido entregadas a Cambridge Analytica, lo cual representa un incumplimiento con las eleccnormativas de la red social, ya que no el desarrollador no tenía permiso para hacer eso.

Wylie contó que esa información se usó para elaborar perfiles de votantes con el fin de crear propaganda personalizada y hasta difundir noticias falsas, lo cual habría influido en diferentes procesos electorales.

La semana pasada, Netflix estrenó mundialmente su documental "Nada es privado", sobre este episodio.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: