Un tanque Abrams y un lanzador de misiles Stinger, los principales ítems de la venta (Wikipedia)
Un tanque Abrams y un lanzador de misiles Stinger, los principales ítems de la venta (Wikipedia)

En medio de una escalada de tensiones sin precedentes entre Estados Unidos y China alimentada por la guerra comercial, que acaba de ser contenida parcialmente por una tregua, Washington aprobó la venta de armas por 2.223 millones de dólares a uno de los enemigos más antiguos y fundamentales de Beijing: Taiwán.

"La venta de armas por Estados Unidos a Taiwán viola seriamente el principio de una sola China e interfiere gravemente en los asuntos internos de China y socava su soberanía e intereses de seguridad", reaccionó casi de inmediato el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores de Beijing, Geng Shuang.

Taiwán, cuyo nombre oficial es la República de China, es un estado insular frente a las costas del sureste chino que albergó en 1949 a las fuerzas nacionalistas chinas expulsadas del continente por los comunistas de Mao Tse Tung. Desde entonces, persiste como el último obstáculo hacia la integración completa del territorio chino bajo el control de la República Democrática China, una política histórica que Beijing ha llamado "Una sola China".

Geng Shuang, portavoz del ministerio exteriores de China (Reuters)
Geng Shuang, portavoz del ministerio exteriores de China (Reuters)

Las relaciones entre ambas chinas se han movido como un péndulo entre la alta conflictividad y la limitada cooperación, y Estados Unidos ha mantenido contacto con los dos estados, pero la reciente venta de armas estadounidenses sugiere el empeoramiento de la situación.

El armamento que aprobó el Pentágono

¿Pero qué es exactamente lo que Estados Unidos aprobó para la venta a Taiwán, y qué uso tiene?

El Departamento de Defensa de Estados Unidos informó en un comunicado que se trataba de 108 tanques de combate M1A2T Abrams y sistemas de apoyo por un valor de 2.000 millones de dólares, fabricados por las empresas General Dynamics Land Systems, BAE y Oshkosh.

Además, se aprobó la venta de 250 misiles Block I -92F MANPAD Stinger y sus sistemas de apoyo por 223 millones de dólares, fabricados por Raytheon. La lista fue presentada por el Pentágono en el Congreso, que debe aprobarla.

"La venta propuesta apoyará la política exterior y la seguridad nacional de los Estados Unidos al ayudar a mejorar las capacidades de seguridad y defensa del comprador, una fuerza importante para la estabilidad, equilibrio militar y progreso económico de la región", justifica el Departamento de Defensa en el comunicado.

"El comprador espera utilizar estos artículos y servicios para modernizar sus fuerzas armadas y expandir su arquitectura de defensa aérea", agrega.

Tanques de primera línea

El tanque de batalla principal (Main Battle Tank) M1 Abrams entró en servicio en el ejército de Estados Unidos en la década de 1980 y desde entonces el diseño ha recibido numerosas mejoras y actualizaciones participado de numerosas guerras y conflictos armados.

En su versión M1A2 SEP continúa siendo el principal vehículo blindado de la primera potencia militar mundial, armado con un cañón M256 de 120 milímetros y ánima lisa, con un blindaje compuesto de tipo Chobham con uranio empobrecido y equipado con un motor de 1.500 caballos de fuerzas que le permite alcanzar una velocidad máxima de 68 kilómetros por hora. Su tripulación consta de cuatro soldados: comandante, artillero, cargador y conductor.

Un M1A1 Abrams desplegado en Faluya, Irak, en 2007 (Wikipedia)
Un M1A1 Abrams desplegado en Faluya, Irak, en 2007 (Wikipedia)

El tanque cuenta además con dos ametralladoras ligeras de 7,62 milímetros y una pesada de 12,7 milímetros.

Aunque quizás lo más importante es lo que lleva dentro y en materia de electrónica: medios de observación y control de tiro, cámaras de video, computadoras de a bordo, visores infrarrojos e innumerables sistemas diseñados para encontrar al blanco primero y disparar antes.

El Abrams es considerado uno de los mejores tanques del mundo, frecuentemente comparado con el Leopard 2A7 alemán, el T-90M ruso o el FV4034 Challenger 2 británico.

En tanto el M1A2T es una versión específicamente preparada para la venta a Taiwán, y se cree que es similar al M1A2 SEPV3 próximo al despliegue, aunque es de esperar que no cuente con toda la tecnología o equipamiento que el modelo que equipará a las fuerzas blindadas de Estados Unidos.

Tanques M1 Abrams en primer plano, junto a diferentes vehículos de apoyo, transportados al desfile por el 4 de julio en Estados Unidos (REUTERS/Leah Millis)
Tanques M1 Abrams en primer plano, junto a diferentes vehículos de apoyo, transportados al desfile por el 4 de julio en Estados Unidos (REUTERS/Leah Millis)

Esta primera compra de 108 unidades busca modernizar el parque de tanques taiwanés, dominado por los ya obsoletos M60 Patton provistos por Estados Unidos en el pasado y los CM-11 Brave Tiger, de diseño local con asistencia estadounidense.

La adquisición viene acompañada de una gran número de sistemas de apoyo tales como 216 ametralladoras M240 de 7,62 milímetros y 122 montajes; 14 vehículos blindados de recuperación M88A2 Hercules; 16 camiones M1070A1 y 16 M1000; 2.380 proyectiles de 120 milímetros y distinto tipo para el cañón principal; además de otro tipo de municiones, equipos electrónicos y servicios de entrenamiento. Es decir todo lo necesario para desplegar efectivamente los tanques.

Misiles antiaéreos portátiles

El FIM-92 Stinger es un sistema de misiles infrarrojos tipo MANPAD (Man-Portable Air-Defense System, Sistema de Defensa Aérea Portátil) que en sus primeras versiones entró en servicio en 1981.

Dos infantes de marina estadounidenses operando un Stinger durante un ejercicio en 1984 (Wikipedia)
Dos infantes de marina estadounidenses operando un Stinger durante un ejercicio en 1984 (Wikipedia)

Se trata de un arma compacta que consta de lanzador y misil y es relativamente fácil de ser utilizada por un sólo hombre, que la dispara apoyada sobre el hombro.

De esta manera es una alternativa barata y fácilmente desplegable, aunque con menores capacidades, a otros sistemas antiaéreos.

Su primera utilización efectiva tuvo lugar en la Guerra de Malvinas entre Argentina y el Reino Unido en 1982, cuando tropas británicas lograron derribar un avión de ataque argentino FMA IA 58 Pucará.

El Stinger tuvo su bautismo de fuego en la Guerra de Malvinas (Wikipedia)
El Stinger tuvo su bautismo de fuego en la Guerra de Malvinas (Wikipedia)

Desde entonces ha sido usado en numerosos conflictos armados irregulares, donde su portabilidad y accesibilidad lo han convertido, junto a otros sistemas MANPAD como el ruso 9K338 Igla-S, en un arma predilecta de milicias y grupo insurgentes.

La venta a Taiwán aprobada por el pentágono incluye 250 misiles Stinger en su versión Block I -92F y cuatro Block I -92F "Fly-to-Buy".  En la lista no figura la venta de lanzadores, pero Taiwán es usuario del sistema Stinger desde hace tiempo y cuenta en sus arsenales con los equipos.

Sin embargo, el paquete de 223.560.000 dólares sí incluye sistemas de tiro y entrenamiento, numerosos repuestos, instrumentos de medición y servicios de instalación y entrenamiento, entre otros artículos. Una vez más, todo lo necesario para que sean desplegados efectivamente.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: