Horst Schaffrick (EFE)
Horst Schaffrick (EFE)

La decisión de Alemania de indemnizar a víctimas de Colonia Dignidad es una "ayuda" pero insuficiente para quienes sufrieron los abusos sexuales y torturas en ese antiguo enclave de alemanes fundado por un nazi en Chile, dijo el viernes a la AFP uno de los damnificados.

El gobierno alemán junto a una comisión parlamentaria decidieron indemnizar con hasta 10.000 euros (11.200 dólares) a cada una de las víctimas, lo que fija el monto total de indemnizaciones en unos 3,5 millones de euros desde este año hasta 2024.

"Estamos muy agradecidos por la ayuda, por el tremendo esfuerzo de los parlamentarios que nos visitaron, es una ayuda sí, pero no soluciona el problema que hay (…) somos una generación perdida", dijo a la AFP Horst Schaffrick, un alemán que a los 3 años se instaló junto a su familia en el enclave ubicado en el sur de Chile.

Schaffrick sufrió en carne propia los abusos sexuales cometidos por el ex cabo nazi Paul Schäfer, quién fundó la Colonia en 1961. El lugar presentado como una cálida localidad familiar se transformó en el reino de Schäfer, que instaló un esquema de trabajo esclavo y violó a niños alemanes y chilenos.

Viejas imágenes de Colonia Dignidad
Viejas imágenes de Colonia Dignidad

La indemnización "alcanza para cubrir muy poco, frente a los 40 años sin pago de trabajo, sin imposiciones, además está el tema de los sufrimientos por esclavitud, los palos, las drogas, los abusos sexuales por 20 años", comentó el alemán que aún vive en los terrenos donde se erigió la Colonia.

"¿Cómo voy a seguir mi vejez, como voy a vivir? Eso no se soluciona, eso es lo grave de la situación", agregó.

El gobierno alemán señaló que las indemnizaciones son consecuencia de "responsabilidad moral, sin que se pueda inferir una obligación legal".

Pero Shaffrick considera que esa es una postura "inaceptable" que obliga a las víctimas a seguir buscando justicia.

Hartmut Hopp, uno de los líderes en Colonia Dignidad (REUTERS)
Hartmut Hopp, uno de los líderes en Colonia Dignidad (REUTERS)

El presidente alemán Frank-Walter Steinmeier reconoció en 2016, cuando era canciller, que "durante años… los diplomáticos alemanes se limitaron, en el mejor de los casos, a mirar hacia otro lado -y claramente no hicieron lo suficiente para proteger a sus compatriotas en esa colonia".

Las atrocidades cometidas por Schäfer salieron a luz al final de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), que también usó el enclave para someter a torturas a opositores a su régimen.

Detenido en 2005 en Argentina, Schäfer murió en prisión en 2010.

En la actualidad, la antigua Colonia se denomina "Villa Baviera" y es administrado por empresas privadas que brindan servicios turísticos en sus terrenos.

(EPA/VILLA BAVIERA)
(EPA/VILLA BAVIERA)

Con información de AFP 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: