Anderson sale de la prisión de Belmarsh con un mensaje que reclamaba por la libre expresión (AP)
Anderson sale de la prisión de Belmarsh con un mensaje que reclamaba por la libre expresión (AP)

La actriz Pamela Anderson visitó este martes en la cárcel a Julian Assange, fundador de WikiLeaks, luego de casi un mes de arresto, y lanzó un pedido a la comunidad internacional al considerar que la vida de su amigo está en riesgo.

"Tenemos que salvar la vida" de Assange, afirmó la actriz canadiense-estadounidense, una de las celebridades que defienden al experto informático. Anderson también lo había visitado en la embajada ecuatoriana en Londres, donde el australiano pasó casi siete años bajo asilo.

"Ha sido muy duro ver a Julian aquí", dijo Pamela Anderson a los periodistas frente a esta prisión de alta seguridad de Belmarsh, situada en el sureste de Londres.

La modelo se mostró afectada por la situación de su amigo. Actualmente, tiene una relación sentimental con el futbolista Adil Rami (AP)
La modelo se mostró afectada por la situación de su amigo. Actualmente, tiene una relación sentimental con el futbolista Adil Rami (AP)

La mujer, que forjó un íntimo vínculo con el ahora detenido, indicó que él "no merece" estar encarcelado: "Nunca cometió ninguna violencia, es inocente".

Según contó un tiempo atrás, se volvió su confidente y hasta le llevaba comida vegana a la embajada ecuatoriana.

"Tenemos que seguir luchando porque es injusto. Ha sacrificado tanto para dar a conocer la verdad", defendió, en relación a revelaciones sobre cuestiones como la actuación de las tropas estadounidenses en Irak o Afganistán.

Anderson apareció cubierta por una manta que parecía hacer referencias al revolucionario británico Oliver Cromwell, así como las palabras "libre expresión" y "amordazado".

La justicia estadounidense quiere juzgarlo por "piratería informática", un cargo pasible de un máximo de cinco años de cárcel, por haber ayudado a la exanalista de inteligencia estadounidense Chelsea Manning a obtener una contraseña para acceder a dichos documentos secretos. El australiano se niega a ser extraditado a Estados Unidos, donde la justicia podría presentar nuevos cargos.

Según el redactor jefe de WikiLeaks, el periodista islandés Kristinn Hranfsson, que lo visitó el martes junto a la actriz, "Julian Assange está tocado pero no hundido. Es una persona extremadamente resistente".

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: