Vladimir Putin junto a Donald Trump durante su encuentro en Helsinki, en julio pasado (REUTERS/Kevin Lamarque)
Vladimir Putin junto a Donald Trump durante su encuentro en Helsinki, en julio pasado (REUTERS/Kevin Lamarque)

Rusia desarrollará nuevos misiles estratégicos si Estados Unidos finalmente se retira del tratado sobre armas nucleares de alcance intermedio (INF), anunció este martes el presidente Vladimir Putin.

En un discurso ante los máximos responsables de las Fuerzas Armadas rusas en el ministerio de Defensa, el mandatario detalló su intención de desarrollar misiles balísticos de alcance intermedio adaptados para ser lanzados desde agua o aire, para ser disparados desde tierra, algo que el tratado -alcanzado en 1987- prohíbe.

Los misiles Kalibr, desarrollados para las fragatas de la marina rusa, y los misiles aire-tierra Kh-101 serán adaptados para ser lanzados desde tierra, anunció Putin.

"Probablemente no sea muy difícil investigar y desarrollar el sistema e instalarlo en tierra si es necesario", declaró, celebrando nuevamente las capacidades de un nuevo misil hipersónico, "Kinjal" (Puñal), que en marzo calificó como un "arma invencible".

Putin destacó las capacidades del nuevo misil hipersónico “Kinjal”
Putin destacó las capacidades del nuevo misil hipersónico “Kinjal”

"Nadie más lo tiene", aseguró Putin.

Donald Trump anunció su intención de retirar a su país del tratado de armas nucleares de alcance intermedio (Intermediate Nuclear Forces Treaty).

El tratado INF fue firmado en 1987 por el último dirigente de la URSS, Mijail Gorbachov, y el presidente estadounidense de entonces, Ronald Reagan.

El gobierno de Trump se queja del despliegue por parte de Moscú del sistema de misiles 9M729, cuyo alcance, según Estados Unidos, supera los 500 km, violando así el texto del INF.

El tratado INF, que suprime el uso de toda una serie de misiles de entre 500 y 5.000 km de alcance, había acabado con la crisis desatada en los años 1980 por el despliegue de los SS-20 soviéticos con ojivas nucleares en Europa oriental, y misiles estadounidenses Pershing en Europa occidental.

Tras el anuncio de Trump, Rusia advierte sobre el peligro del regreso a una "carrera armamentística".

Donald Trump pretende retirar a EEUU del tratado INF
Donald Trump pretende retirar a EEUU del tratado INF

A principios de diciembre, Washington reiteró sus intenciones, y el secretario de Estado Mike Pompeo dio a Moscú 60 días para conformarse al tratado.

En su discurso Putin sugirió también incorporar nuevos países al tratado INF, firmado y aplicado únicamente por Estados Unidos y Rusia.

Aunque no fue nombrado, esta invitación era para China, que desarrolló misiles prohibidos a los que firmaron el tratado INF.

"Hay efectivamente dificultades con este tratado. Otros países que poseen misiles de alcance intermediario no son miembros", declaró Putin. "¿Pero qué nos impide lanzar las negociaciones sobre la adhesión al tratado existente o de comenzar las discusiones sobre un nuevo tratado?".

Putin advirtió los riesgos de una posible carrera armamentística (AFP)
Putin advirtió los riesgos de una posible carrera armamentística (AFP)

"Sean cuales sean las críticas hacia el tratado, éste cumple un papel establizador en las condiciones actuales, da cierto nivel de predictibilidad y de autocontrol en la esfera militar", insistió Putin.

El experto militar ruso Vasili Kashin estimó que transformar misiles Kalibr o Kh-101 en misiles terrestres será fácil, y señaló que los misiles balísticos terrestres más baratos y por lo tanto más fáciles para desarrollar.

En tanto, Alexander Golts, otro experto militar ruso, consideró "totalmente irrealista" la idea de que China pueda unirse al tratado". Los misiles balísticos terrestres de un alcance de entre 500 y 5.000 km representan el "90% de las capacidades nucleares de China", aseguró.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: