"Cuando algo es lo suficientemente importante, lo haces, aun cuando las probabilidades no estén a tu favor". La frase, una de las definiciones más célebres de Elon Musk, podría explicar la decisión del empresario estadounidense de involucrarse este lunes en el operativo de rescate de los niños atrapados en una cueva de Tailandia.

"Acabo de regresar de la Cueva 3. El minisubmarino está preparado si fuera necesario", escribió Musk en un mensaje en Twitter que desató los elogios de sus seguidores.

"Está hecho con partes de cohetes y llamado 'Jabalí Salvaje' como el equipo de fútbol de los niños. Lo dejo aquí por si puede ser útil en el futuro", agregó. "Tailandia es tan hermoso".

En Instagram, el fundador de Tesla y Space X también compartió un video junto a los socorristas en la cueva inundada.

El dispositivo, fabricado con una pieza de un cohete Falcon de SpaceX, tiene forma tubular y su diámetro es suficientemente pequeño como para pasar por los túneles más estrechos de la cueva, pero suficientemente grande como para que entre un niño.

La persona que se encuentra en su interior no necesita nadar ni usar bombonas de gas, y la idea es que los buzos tiren de él dentro del agua.

La Cueva 3 tiene dos kilómetros de longitud y es la base de salida de los buzos encargados del rescate.

Cuando Musk visitó la cueva, todavía cuatro niños esperaban dos kilómetros más adentro, en un punto de muy difícil acceso.

Aún se desconocía si los socorristas piensan utilizar el prototipo de Musk en el rescate que se reanudó este martes por tercer día consecutivo. Ocho niños fueron rescatados entre el domingo y el lunes.

Sorprendido por "el valor, la resistencia y la tenacidad de los niños y del equipo de buceo", desde las primeras fases del operativo -cuando aún se barajaban varias hipótesis sobre cómo sacar a los 12 chicos y a su entrenador- Musk decidió poner a disposición sus recursos con el envío de un equipo de ingenieros de sus empresas SpaceX y Boring Co. y la presentación este domingo de un novedoso sistema de cápsulas submarinas.

Pero Musk no se conformó con eso y hoy dio un un paso más, trasladándose personalmente a Tailandia.

Elon Musk, fundador y director general de SpaceX y Tesla (BRENDAN SMIALOWSKI/AFP/Getty Images)
Elon Musk, fundador y director general de SpaceX y Tesla (BRENDAN SMIALOWSKI/AFP/Getty Images)

Le decisión de Musk de involucrarse en primera persona desató los elogios de sus seguidores en las redes, después de que la idea de las minicapsulas submarinas fuera recibida por algunos con ironía y escepticismo al considerarla una jugada publicitaria.

"Es inspirador. Detectaste un problema y encontraste una solución en un  lapso de tiempo increíblemente corto, sabiendo que podría ser o no usado a tiempo. Estoy seguro de que beneficiará a otros en el futuro o será adaptado para convertirse en un nuevo estándar para los equipos de rescate", escribió un usuario.

"Elon encuentra un problema y sigue adelante hasta encontrar una solución sin largas discusiones y debates infinitos. Un verdadero hombre de acción", consideró otro.

El post de Musk fue también comentado por cientos de tailandeses que agradecieron los esfuerzos del empresario.

"Gracias por tu sinceridad y devoción para ayudarnos a sacar a esos niños", fue uno de los comentarios.

Musk por su parte había elogiado la resistencia de los chicos como un ejemplo del  "carácter humano en su máxima expresión".

Los miembros del equipo de fútbol Moo Pa con su entrenador (Facebook)
Los miembros del equipo de fútbol Moo Pa con su entrenador (Facebook)

Lo cierto es que el rescate de los niños es para Musk apenas el último capítulo de una vida marcada por el movimiento y los desafíos.

Con Space X, la empresa que fundó en 2002, este emprendedor apostó a conquistar el espacio. En febrero lanzó Falcon Heavy, el cohete de transporte de carga más potente que se ha creado hasta la fecha, y envió su Tesla Roadster camino a Marte, el planeta que sueña colonizar.

El Tesla Roadster con la Tierra de fondo
El Tesla Roadster con la Tierra de fondo

Además de estos proyectos espaciales, también apuesta por encontrar soluciones a los problemas en el planeta Tierra. Dos ejemplos: puso en marcha en Australia la batería de litio más grande del mundo y con su empresa The Boring company planea instalar túneles donde se pueda circular a toda velocidad en cápsulas de Hyperloop.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: