La denuncia de una fiscal contra un superior por abuso supuso el primer impulso del movimiento #metoo en Corea del Sur. Desde entonces se han producido varias denuncias en el mundo de la cultura y el entretenimiento
La denuncia de una fiscal contra un superior por abuso supuso el primer impulso del movimiento #metoo en Corea del Sur. Desde entonces se han producido varias denuncias en el mundo de la cultura y el entretenimiento

La ministra de Igualdad de Género y Familia, Chung Hyun-back, anunció en una rueda de prensa convocada con motivo del Dia Internacional de la Mujer el plan para aumentar la pena máxima por violación en el ámbito laboral de 5 a 10 años, así como el plazo de prescripción del delito de los 7 años actuales a 10 años.

Para casos de acoso sexual, el castigo máximo pasará de 2 a 5 años y el plazo de prescripción de 5 a 7 años, según anunció Chung en declaraciones recogidas por la agencia informativa Yonhap.

La ministra también indicó que el Gobierno alentará a que se procese también por la vía penal a aquellos individuos o entidades que encubran o ignoren abiertamente este tipo de delitos y que cancelará automáticamente cualquier subsidio para cualquier organismo privado considerado cómplice de los mismos.

Se ha acusado a prestigiosas figuras como el poeta Ko Un, considerado uno de los favoritos en las quinielas para el premio Nobel de Literatura, el director de cine Kim Ki-duk o el actor Cho Jae-hyun.

Entre las últimas figuras públicas en ser denunciadas se cuenta An Hee-jung, uno de los políticos más populares de Corea del Sur y considerado como un futuro candidato presidencial, quien dimitió el martes como gobernador de la provincia de Chungcheong del Sur después de que una asesora dijera que la violó en cuatro ocasiones.

An ha admitido la acusación y la fiscalía anunció el miércoles que se ha hecho cargo de la investigación del caso.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA: