Fundador de un imperio gastronómico en San Petersburgo, una enorme “granja de “rolls” y hasta de ejércitos mercenarios en Siria, Prigozhin es un facilitador esencial para Putin
Fundador de un imperio gastronómico en San Petersburgo, una enorme “granja de “rolls” y hasta de ejércitos mercenarios en Siria, Prigozhin es un facilitador esencial para Putin

Desde las profundidades violentas de Siria, donde está vinculado a grupos mercenarios, hasta el espacio público digital de Estados Unidos, donde sus "trolls" siembran discordia, y pasando por Rusia, eterna tierra de oportunidades, el misterioso Yevgeny Prigozhin ha saltado a la fama mundial como el contratista favorito del presidente Vladimir Putin y uno de los 13 individuos acusados de interferir en las elecciones estadounidenses de 2016.

A los 56 años Prigozhin es también uno de los hombres más ricos de Rusia, un país famoso por sus multimillonarios y oligarcas surgidos del desmembramiento del estado soviético en 1991, y su historia de rápido ascenso es característica de la forma en que Putin elige a sus colaboradores más cercanos.

Nació en 1961 en Leningrado, hoy San Petersburgo, y tras un una adolescencia centrada en los deportes, especialmente el ski, pronto dejó todo y comenzó a hacer sus pasos como criminal, como recuerda una biografía del periódico online ruso Meduza.

Prigozhin es un empresaro gastronómico de 56 años muy cercano a Putin (AP)
Prigozhin es un empresaro gastronómico de 56 años muy cercano a Putin (AP)

Tenía apenas 20 años cuando una corte lo condenó por robo, fraude, gestión de prostitución y pertenencia a un grupo criminal. Recibió una pena de 12 años de prisión, de los cuales cumplió nueve.

De hecho, fue durante el colapso del régimen comunista que Prigozhin salió en libertad de la cárcel y empezó a construir su ecléctico imperio.

Comenzó humildemente, lejos del robo y la prostitución, pero también de las armas y los hackers, con un puesto callejero de perros calientes en San Petersburgo.

El negocio funcionó y de allí pasó a trabajar como gerente en Contrast, la primera cadena de supermercados de la ciudad, manejada por su compañero de escuela Boris Spektr.

En 1995 Contrast se estancó y Prigozhin convenció a otro amigo, Kirill Ziminov, de entrar en el negocio de los restaurantes, y juntos abrieron Staraya Tamozhnya (Las viejas costumbres), uno de los primeros establecimientos de lujo en San Petersburgo.

El empresario nació en Leningrado, hoy San Petersburgo, y allí construyó su imperio (Getty Images)
El empresario nació en Leningrado, hoy San Petersburgo, y allí construyó su imperio (Getty Images)

El dúo comenzó a pisar fuerte en el ambiente gastronómico ruso, y en 1997 abrieron el restaurante flotante "Nueva Isla", montado sobre un barco viejo en el río Neva.

El éxito de "Nueva Isla" fue tal que en 2001 el entonces flamante presidente Vladimir Putin realizó una cena de Estado con su par francés, Jacques Chirac, y Prigozhin atendió personalmente la mesa.

"Putin vio como había construido el negocio de la nada, me vio como alguien dispuesto a servirles, eran mis huéspedes", explicó Prigozhin al medio digital Gorod 812.

De hecho, Putin estuvo tan contento con el servicio que un año después llevó al entonces presidente estadounidense Georg W. Bush a "Nueva Isla", y pronto el restaurante se convirtió en el lugar preferencial para cenas de alto perfil del gobierno.

Prigozhin sirve personalmente la comida de Putin durante una cena con políticos extranjeros en 2011 (Reuters)
Prigozhin sirve personalmente la comida de Putin durante una cena con políticos extranjeros en 2011 (Reuters)

Mientras se reproducían estas cenas Prigozhin también comenzó a forjar lazos con hombres de confianza de Putin, como Viktor Zolotov, jefe de la Guardia Nacional, y Roman Tsepov, jefe de seguridad del presidente.

Para el 2008 Prigozhin se había separado de su socio y era un hombre fuerte en el negocio de la comida. Las relaciones con el gobierno continuaban álgidas, y ese año ganó el contrato para servir la comida durante la ceremonia de asunción como presidente de Dmitry Medvedev. En ese momento Putin, inhabilitado por la Constitución para servir tres mandatos consecutivos, había aceptado temporariamente ser Primer Ministro.

En 2010 el empresario gastronómico abrió Concord, una fábrica de comida para estudiantes de escuela montada con un beneficioso préstamo de 43 millones de dólares del Estado ruso.

Prigozhin muestra en 2010 su fábrica de Concord a Vladimir Putin (AP)
Prigozhin muestra en 2010 su fábrica de Concord a Vladimir Putin (AP)

Concord fracasó ya que los padres comenzaron a quejarse de la pésima calidad de la comida, repleta de conservantes, que en muchos casos ni siquiera llegaba a las escuelas, pero el traspié no desanimó a Prigozhin y mantuvo a flote a la compañía.

En 2012 volvió a la carga ganando un multimillonario contrato de 1.400 millones de dólares para proveer el 90% de los alimentos necesitados por el ejército ruso.

En ese momento Prigozhin ya era fantásticamente rico y amigo de los hombres más poderosos de Rusia, pero su rol estaba a punto de volverse aún más importante: el contrato para alimentar al ejército concluyó a los dos años y no se renovó.

Fue en el mismo momento en el que decenas de miles de rusos salieron a las calles para protestar contra los arrestos de líderes políticos y frente a las acusaciones de elecciones legislativas fraudulentas, entre 2011 y 2013, que fue llamada la "revolución de la nieve".

La enorme fortuna de Prigozhin se basa en un contrato para alimentar al ejército ruso (Reuters)
La enorme fortuna de Prigozhin se basa en un contrato para alimentar al ejército ruso (Reuters)

Un extraño incidente despertó sospechas sobre Prigozhin. En medio de una de estas protestas, en 2012, una camioneta llegó al lugar y comenzó a distribuir té y galletas entre los manifestantes. El catering estaba organizado por la empresa Concord.

¿Pero estaba Prigozhin de repente cruzando la vereda y convirtiéndose en opositor a Putin?

Ciertamente no. Como informó el periódico opositor Novaya Gazeta, la operación tenía como fin recolectar información para realizar un documental difamatorio contra los manifestantes llamado "Anatomía de la protesta", que se difundió en las principales cadenas rusas.

Eran los inicios de Prigozhin en el terreno de la inteligencia y las campañas sucias.

Los primeros pasos de Prigozhin en el terreno de la inteligencia y las campañas difamatorias fue durante las protestas opositoras entre 2011 y 2013 (Reuters)
Los primeros pasos de Prigozhin en el terreno de la inteligencia y las campañas difamatorias fue durante las protestas opositoras entre 2011 y 2013 (Reuters)

Ya en 2013 los colaboradores del magnate gastronómico controlaban la ahora famosa Internet Research Agency (Agencia de Investigación de Internet), la organización de "trolls" acusada de interferir en las elecciones en Estados Unidos en 2016 y de realizar numerosas campañas de difamación en redes sociales.

Esta "granja de trolls" empleaba a unas 400 personas para escribir contenidos, publicaciones y comentarios bajo una consigna política, desde sus oficinas en las afueras de San Petersburgo.

En los años siguientes los "trolls" de Prigozhin, muchos de los cuales lo acompañaban desde hacía mucho tiempo trabajando en Concord, proveyeron invaluables servicios de propaganda y difamación para el gobierno ruso e incluso infiltraron medios, como el Novaya Gazeta.

También se adentraron de lleno en la campaña electoral estadounidense generando discordia, división y, según algunos analistas, beneficiando la campaña de Donald Trumop, y el nombre de  Prigozhin llegó a ser estar entre los 13 imputados por la justicia de ese país en febrero e incluso en 2016 fue blanco de sanciones por parte de Washington.

Prigozhin está vinculado a la dirección de la Internet Reserach Agency, la “granja de trolls” que interfirió en la campaña estadounidense de 2016
Prigozhin está vinculado a la dirección de la Internet Reserach Agency, la “granja de trolls” que interfirió en la campaña estadounidense de 2016

Pero este emprendedor ecléctico, a veces llamado "El chef de Putin", no se ha limitado tampoco sólo a los ciberataques y la inteligencia.

"No le tiene miedo a los trabajos sucios", dijo Lyubov Sobol miembro de la fundación anticorrupción fundada por el político opositor Alexei Navalny, al New York Times. "Puede realizar cualquier tarea que le encomiende Putin, desde perseguir a la oposición hasta enviar mercenarios a Siria", agregó.

El caso de los mercenarios rusos, que actuaron decididamente en el conflicto en Ucrania en 2014, volvió a resonar en febrero cuando se supo de su participación en el conflicto en Siria luego de un ataque de la coalición liderada por Estados Unidos a las fuerzas del gobierno de Damasco que mató a varios de ellos.

El bombardeo, a su vez, se realizó para frenar un asalto que los mercenarios habían lanzando sobre milicias kurdas y árabes apoyadas por Estados Unidos, y el cual terminó en fracaso.

¿Militares o mercenarios? Sin banderas ni insignias, estos “pequeños hombres verdes” rusos ya habían participado en Ucrania
¿Militares o mercenarios? Sin banderas ni insignias, estos “pequeños hombres verdes” rusos ya habían participado en Ucrania

La fuerza aérea rusa realiza operaciones militares en Siria desde 2015 en apoyo del gobierno del presidente Bashar al Assad, pero hasta el momento no estaba probado que hubiera tropas mercenarias luchando en el terreno.

En este contexto, el periódico digital ruso Fontanka reportó que Prigozhin se ha metido en el negocio de proveer estos mercenarios para la protección de los pozos petroleros sirios, servicio a cambio del cual recibiría un porcentaje de las ganancias por venta de crudo.

Por supuesto establecer contactos directos entre esta operación y Prigozhin no es fácil, pero sí se han encontrado vínculos entre la empresa de seguridad Grupo Wagner, que se cree está detrás de los mercenarios en Siria, y altos ejecutivos que trabajan para el empresario gastronómico, como señaló Fontanka.

Tras años de servicio, Prigozhin se ha convertido en un elemento esencial en la política exterior de Putin (AFP)
Tras años de servicio, Prigozhin se ha convertido en un elemento esencial en la política exterior de Putin (AFP)

Prigozhin no tiene formación militar, así como tampoco parece tener conocimientos en inteligencia o hacking, pero su rol tanto en la Internet Research Agency como en Grupo Wagner sería el de vínculo financiero entre el gobierno ruso y sus agentes clandestinos, como indicó una investigación de la BBC.

"El 'chef' de Putin estaría mejor descrito como el 'solucionador' de Putin: alguien que hace el trabajo sucio del presidente ruso dándole la posibilidad de negar todo si las cosas salen mal", resumió Hannah Thoburn, experta en Rusia del Instituto Hudson, a la revista digital Vox.

"Se ha hecho útil para los esfuerzos de Putin en el escenario internacional, y no es poca cosa para un hombre que pasó nueve años en una prisión soviética y comenzó su carrera con un restaurante", concluyó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: