(Reuters)
(Reuters)

Un tribunal británico decidió este martes mantener la orden de detención que pesa sobre el activista australiano Julian Assange, refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde 2012.

La sentencia de la Corte de Magistrados de Westminster, que se puede apelar ante instancias superiores, respalda una orden que se dictó cuando Assange violó las condiciones de su libertad condicional en el Reino Unido al entrar en la legación diplomática.

"No estoy convencida de que haya que retirar la orden", dijo la jueza Emma Arbuthnot, cerrando la posibilidad de que el fundador de Wikileaks pudiera salir libremente a la calle.

La prensa llegó hasta la embajada ecuatoriana a la espera de un pronunciamiento de Assange (Reuters)
La prensa llegó hasta la embajada ecuatoriana a la espera de un pronunciamiento de Assange (Reuters)

El fundador del portal de filtraciones WikiLeaks se refugió hace más de cinco años en la embajada para evitar ser extraditado a Suecia, que lo reclamaba por supuestos delitos sexuales, aunque la Justicia del país nórdico cerró el caso el pasado mayo.

Si deja la embajada sería arrestado por la policía británica por evitar la extradición a Suecia para enfrentar una acusación de violación, algo que él ha negado. El caso sueco fue retirado, pero a los ojos de las autoridades británicas, Assange sigue incumpliendo las condiciones de su fianza.

Según indicó Assange, el dictamen hace referencia a uno de los cuatro argumentos que ha presentado ante la Justicia, por lo que todavía están pendientes tres discusiones elevadas por su defensa, y aseguró que basta una victoria para hacer caer la orden de detención.

(Con información de EFE y AFP)