Policías antidisturbios bloquean a estudiantes que se manifestaban en Teherán (AP)
Policías antidisturbios bloquean a estudiantes que se manifestaban en Teherán (AP)

El régimen iraní confirmó la muerte de al menos 10 personas durante la noche del domingo en las protestas contra las autoridades, aunque no precisó dónde ocurrieron los hechos.

Según las fuentes oficiales, las fuerzas de seguridad repelieron a "manifestantes armados" que trataron de tomar una comisaría y una base militar. En redes sociales se difundieron algunos enfrentamientos con una dura represión, así como protestas pacíficas a lo largo de todo el país.

Previamente, un diputado local de Izeh había informado de la muerte de dos personas por balas. "Habitantes de Izeh se manifestaron como en otros lugares del país contra las dificultades económicas. Desafortunadamente, dos personas murieron y otras resultaron heridas. No sé si los disparos venían de las fuerzas del orden o de manifestantes", declaró Hedayatolá Jademi citado por la agencia de prensa Ilna, cercana a los reformadores.

Cuatro días de manifestaciones

Dos personas murieron el domingo por la tarde en Dorud, en un incidente indirectamente vinculado con las protestas. Unos manifestantes se apoderaron de un camión de bomberos y lo dejaron ir en lo alto de una pendiente. En su descenso, chocó contra un vehículo cuyos "dos pasajeros murieron", declaró el gobernador de la ciudad a la televisión estatal.

Además, dos personas habían perdido la vida el sábado en esa misma ciudad del oeste de Irán, pero el vicegobernador provincial aseguró que las fuerzas del orden no dispararon contra los manifestantes.

Una mujer iraní levanta el puno entre el gas lacrimógeno en la Universidad de Teherán (AFP)
Una mujer iraní levanta el puno entre el gas lacrimógeno en la Universidad de Teherán (AFP)

La violencia del domingo por la noche se registró tras el llamamiento a la calma del mandatario Hassan Rohani.

Las manifestaciones contra el alto costo de la vida y las críticas a los funcionarios comenzaron el jueves en Irán.

La policía se empleó a fondo para reprimir las manifestaciones en Teherán, donde al menos 200 personas fueron detenidas, según cifras oficiales facilitadas el domingo. Algunas de esas personas ya han sido puestas en libertad mientras otras han pasado a disposición judicial, un responsable del departamento de seguridad de la gobernación de Teherán, Ali Asgar Naserbajt, citado por la agencia local iraní de noticias ILNA.

La red social Telegram, la más usada y popular entre los iraníes, donde se llevaban a cabo los llamamientos a participar en las protestas ha dejado por completo de funcionar. También Instagram fue bloqueado por el régimen presa.

Estas son las manifestaciones antigubernamentales más grandes convocadas en Irán desde 2009, cuando el opositor "movimiento verde" organizó varias jornadas de protesta contra la reelección del entonces presidente, Mahmud Ahmadineyad, que fueron duramente reprimidas.

Las protestas comenzaron el jueves en la ciudad de Mashad y han proseguido en los tres últimos días en diversas ciudades del país. incluida la capital, Teherán, en todas la cuales los participantes corearon consignas contra la política económica del gobierno y del presidente Rohaní, y el régimen teocrático del país.

Todas las figuras políticas que hicieron declaraciones este fin de semana reconocieron que el pueblo está bajo duras presiones económicas, pero respecto a las manifestaciones algunos expresaron su apoyo mientras otros rechazaron totalmente este tipo de protestas.

(Con información de AFP y EFE)

LEA MÁS: