El Consejo de Seguridad de la ONU mantiene este miércoles una reunión con carácter urgente después de que un ataque químico provocara 72 muertos, incluyendo 20 niños, y decenas de heridos en Jan Sheijun, en el noroeste de Siria, en una sesión marcada por la oposición de Rusia de cualquier intento de condena al régimen de Bashar al Assad.

Londres junto con Washington y París presentaron el martes un proyecto de resolución en el Consejo de Seguridad condenando el ataque, y llamando a una investigación completa y rápida por parte de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OIAC).

"El texto presentado es categóricamente inaceptable. Su defecto es anticipar los resultados de la investigación y señalar a los culpables", dijo Maria Zajarova, vocera de la Cancillería rusa, y denunció que se gesta un proyecto "antisirio" que podría agravar aún más la situación.

El documento insta a Siria a entregar los planes y registros de vuelo, además de otras informaciones, de sus operaciones militares el día del ataque. También prevé que Siria permita que los equipos de la ONU y la OPCW visiten sus bases aéreas de las cuales podrían haberse lanzado los ataques con armas químicas.

En tanto, Francia y el Reino Unido exigieron a Rusia que deje de proteger al régimen sirio en la ONU, y apoye la resolución de condena del ataque químico perpetrado en el norte de Siria, que dejó al menos 72 muertos, entre ellos, una veintena de niños.

Consejo de Seguridad de la ONU (Getty Images)
Consejo de Seguridad de la ONU (Getty Images)

"No hay ninguna alianza política que pueda justificar cerrar los ojos ante atrocidades masivas, contemporizar, desviar la atención del mundo a otras tragedias, negar las evidencias. Aquí estamos hablando de crímenes de guerra", dijo el embajador francés ante la ONU, François Delattre.

Su homólogo británico, Matthew Rycroft, insistió en que los vetos rusos en el Consejo de Seguridad no hacen más que animar al régimen sirio a continuar matando y defendió que el texto que proponen su país, Francia y Estados Unidos sobre el ataque químico debe ser perfectamente aceptable para cualquier país.

Por ahora no se ha convocado a una votación, sin embargo, los diplomáticos de países occidentales dijeron que las negociaciones no se extenderán mucho, sugiriendo que Rusia podría recurrir a un veto para bloquear la medida.

A su vez, el alto representante de la ONU para Asuntos de Desarme, Kim Won-soo, informó al comienzo de la reunión que el organismo todavía está recibiendo datos del bombardeo. "Los detalles completos no se conocen todavía", subrayó.

LEA MÁS: