Facundo Rosas fue ingresado a la FGR por operativo “Rápido y Furioso”

El excolaborador de Genaro García Luna, preso en EEUU por narcotráfico, quedó asegurado por atropellar a una mujer que perdió la vida en el accidente

Autoridades de la Ciudad de México no sabían que había orden de arresto federal contra el ex colaborador de García Luna (FOTO: SAÚL LÓPEZ/CUARTOSCURO.COM)
Autoridades de la Ciudad de México no sabían que había orden de arresto federal contra el ex colaborador de García Luna (FOTO: SAÚL LÓPEZ/CUARTOSCURO.COM)

Facundo Rosas Rosas, excomisionado de la extinta Policía Federal, fue ingresado a instalaciones de la Fiscalía General de la República (FGR) donde le será notificada una orden de arresto en su contra por el operativo Rápido y Furioso, coordinación con Estados Unidos para el ingreso de más de 2 mil 500 armas a México que terminaron en manos del Cártel de Sinaloa.

El exfuncionario fue arrestado en la alcaldía Álvaro Obregón de la Ciudad de México por atropellar y causar la muerte de una mujer, pero ahora será puesto a disposición de autoridades federales que lo implican en el mismo caso que Joaquín Guzmán Loera, el Chapo, así como sus jefes Genaro García Luna y Luis Cárdenas Palomino.

Luego de que fuera asegurado por el delito de homicidio culposo, Rosas Rosas fue trasladado a la Fiscalía Especializada en Materia de Delincuencia Organizada (FEMDO).

Primero rindió sus declaraciones por lo ocurrido la mañana de este 27 de enero en la colonia Tizapán, a donde se le arrestó, pero luego se tuvo conocimiento de que serían ejecutadas diligencias por ilícitos de carácter federal. Ante ello, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México se encargó de proporcionar las facilidades correspondientes a la FGR.

La mujer iba cruzando la calle cuando el exfuncionario la arrolló al sur de la capital del país (Foto: SSC-CDMX)
La mujer iba cruzando la calle cuando el exfuncionario la arrolló al sur de la capital del país (Foto: SSC-CDMX)

En febrero del año pasado, Facundo Rosas Rosas fue citado a declarar por investigaciones que ya estaban a cargo de la Unidad Especializada en Investigación de Terrorismo, Acopio y Tráfico de Armas, pero obtuvo un amparo y no acudió. Hace dos semanas compareció como testigo, pero ya era investigado.

Su jefe García Luna llevaba más de un año detenido en Nueva York por presuntas colaboraciones con el Cártel de Sinaloa durante 19 años y faltaban cinco meses para que cayera el otro implicado en las acusaciones de Estados Unidos, quien también es cercano a ambos: Luis Cárdenas Palomino fue detenido en julio de 2021 por delitos de tortura.

El excomisionado de la Policía Federal coincidió con Genaro García Luna desde finales de la década de 1980, cuando los dos trabajaron en el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen). Con el paso de los años siguieron escalando juntos en las dependencias de Seguridad, donde habrían colaborado con narcotraficantes que prometieron combatir.

Para el 9 de enero de este 2022, la FGR informó que había obtenido órdenes de arresto en contra de siete personas, pero solo se informó de la identidad de tres de ellos: el Chapo Guzmán, ex líder del Cártel de Sinaloa condenado a cadena perpetua en EEUU, así como García Luna y Cárdenas Palomino, ambos en espera de juicio.

El Chapo Guzmán, García Luna y Cárdenas Palomino están en prisión, pero solo el primero de ellos paga su condena (Fotos: Cuartoscuro)
El Chapo Guzmán, García Luna y Cárdenas Palomino están en prisión, pero solo el primero de ellos paga su condena (Fotos: Cuartoscuro)

Y es que todos ellos serían cómplices del fallido resultado del operativo Rápido y Furioso, el cual fue realizado de 2009 a 2011, durante el sexenio de Felipe Calderón. De ese modo se coordinaron agentes de Seguridad Pública del más alto nivel con la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) de Estados Unidos.

El objetivo: permitir la entrada y venta de 2 mil 500 armas a criminales, las cuales serían monitoreadas con un chip para identificar focos de violencia, pero nada de eso pasó, pues del lado mexicano había un pacto con los grupos delictivos. Una de esas armas fue usada en el asesinato de un agente estadounidense en 2010 y estalló el escándalo.

Para mayo de 2020 la cancillería mexicana pidió información a sus vecinos del norte sobre el operativo, pues en ese país no se encontró a ningún funcionario responsable por los hechos. Pero la FGR investigó que esas armas fueron utilizadas en diversos actos criminales que han sido procesados y en más enfrentamientos o ejecuciones de fechas recientes.

Incluso, en la recaptura definitiva del Chapo Guzmán en 2016, fue hallado un fusil Barret Calibre .50 de Rápido y Furioso, usado para la protección del jefe del Cártel de Sinaloa. Este grupo del crimen transnacional sería el principal beneficiario, según las autoridades ministeriales.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR