“Fue una celebración de la élite”: así fue el discurso de AMLO en festejos de la Independencia

Luego de 200 años, la bandera del Ejercito Trigarante ondeó en la explanada de Zócalo, en el corazón de la Ciudad de México

López Obrador reconoció que aquel 27 de septiembre de 1821 Agustín de Iturbide “cabalgó triunfante, pero muy atrás venían los liberales, quienes ni siquiera firmaron el acta de Independencia”. 
(Foto: REUTERS/Henry Romero)
López Obrador reconoció que aquel 27 de septiembre de 1821 Agustín de Iturbide “cabalgó triunfante, pero muy atrás venían los liberales, quienes ni siquiera firmaron el acta de Independencia”. (Foto: REUTERS/Henry Romero)

En el marco del Bicentenario de la Consumación de la Independencia de México, el presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció un discurso desde el Zócalo de la Ciudad de México (CDMX) dedicado a aquella gesta histórica del 27 de septiembre de 1821.

De acuerdo con las palabras del mandatario, “la élite política y militar” fue la que marchó al frente del denominado Ejercito Trigarante, dejando atrás a los liberales encabezados por Vicente Guerrero.

“Aún cuando la entrada del Ejercito Trigarante a la Ciudad de México fue un festejo de la élite militar y política, y con poca o ninguna significación social. No deja de ser el acontecimiento formal en el que desembocaron los acuerdo de Iguala y los Tratados de Córdoba”, declaró el titular del Ejecutivo en una ceremonia acompañado de Beatriz Gutiérrez Müller, los secretarios de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard; de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval y la Jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum.

López Obrador reconoció que aquel 27 de septiembre de 1821 Agustín de Iturbide “cabalgó triunfante, pero muy atrás venían los liberales, quienes ni siquiera firmaron el acta de Independencia”.

De igual forma, AMLO dijo que ningún político conservador volvió a “entregar” al pueblo de México ante varios intentos de reconquista y mantener la subordinación de la Monarquía.

Luego de 200 años, la bandera del Ejercito Trigarante ondeó en la explanada de Zócalo, en el corazón de la Ciudad de México
(Foto: Cortesía Presidencia)
Luego de 200 años, la bandera del Ejercito Trigarante ondeó en la explanada de Zócalo, en el corazón de la Ciudad de México (Foto: Cortesía Presidencia)

Además, se resaltó que en la actualidad se tienen buenas relaciones con la Iglesia Católica. Incluso se informó sobre una carta que envió el Papa Francisco al Gobierno de México para pedir disculpas sobre las acciones del pasado.

“El papa Francisco es un verdadero cristiano, un defensor de los pobres, y ha enviado una carta a los católicos, en la cual reconoce los errores cometidos en el pasado que han sido muy dolorosos”; detalló el mandatario.

DIFERENCIAS CON OTROS PAISES

En el discurso del Zócalo, López Obrador habló sobre algunos sucesos y relaciones históricas que tiene México con determinadas naciones.

El presidente mexicano declaró que no hay ningún reclamo con el gobierno de Rusia, pese a que fueron ellos quienes espiaron, siguieron y asesinaron a León Trotsky, líder político refugiado en México.

“Si hasta en la Guerra Fría tuvimos buenas relaciones. Ahora de manera muy diplomática y elegante nos envían felicitaciones desde su espacio”, agregó.

Tampoco, dijo López Obrador, existen diferencias con Francia, nación que “ha respetado al pueblo mexicano aportando objetos a la más reciente exposición.

En su libro “A la Mitad del Camino”, se narra que Vladimir Putin fue de los mandatarios que levantaron la mano y con un gesto de amistad le ofrecieron ayuda médica al titular del Ejecutivo en México.

Por otro lado, al conocer el caso de enfermedad de AMLO, Vladimir Putin, su homólogo de Rusia, se comunicó con él para ofrecerle un equipo de médicos rusos para tratarlo.

Sin embargo, ante la negativa del tabasqueño, Putin le confesó a AMLO que estaría “dentro de sus oraciones”.

AMLO Consumación de la Independencia (Foto: Cuartoscuro)
AMLO Consumación de la Independencia (Foto: Cuartoscuro)

“Cuando me contagié de COVID-19 recibí, entre otras muestras de solidaridad de mexicanos y amigos de otros países, una llamada, que me dio mucho gusto, del Presidente de Rusia, Vladimir Putin, quien en contraste con su fama de hombre duro me ofreció con generosa insistencia enviar a México a un grupo de médicos especialistas para atenderme y, aun más, al final de la conversación me expresó que oraría por mí”,

El presidente Andrés Manuel López Obrador señala que cuando se conoció su diagnóstico, médicos mexicanos que le atendieron le suministraron Remdesivir y Baricitinib, ambos fármacos que le ayudaron a salir de la enfermedad.

El Presidente López Obrador informó el 24 de enero que dio positivo a COVID-19 y presentó síntomas leves. El mandatario retomó sus conferencias matutinas y eventos públicos el 8 de febrero.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR