Carlos Slim: cómo afectó “el error de diciembre” de 1994 la fortuna del magnate

El magnate mexicano resintió la crisis que desembocó del Error de diciembre, pues su fortuna se redujo casi a la mitad

Durante "El error de diciembre", Slim vio bajar de manera considerable su fortuna. EFE/ Santi Donaire/Archivo
Durante "El error de diciembre", Slim vio bajar de manera considerable su fortuna. EFE/ Santi Donaire/Archivo

Es bien sabido que el empresario mexicano más adinerado es Carlos Slim, dueño de empresas como América Móvil y Grupo Carso. El mexicano de ascendencia libanesa cuenta con una fortuna estimada en USD 55,930 millones, lo que también lo acomoda en la posición 16 de las personas más ricas del mundo.

La trayectoria de Slim como empresario comenzó desde que era muy joven, pues el nacido en 1940, se posicionó como una de las personas más acaudaladas del mundo desde 1991, con una “modesta” fortuna USD 1,700 millones, por lo que el dinero que ha acumulado en estos años ha aumentado de manera considerable.

A pesar de ello, la situación de Slim no siempre fue tan favorable, pues a lo largo de su vida ha tenido algunos tropiezos, y factores externo a él han hecho que pase situaciones complicadas. Carlos Slim fue el segundo mexicano considerado de los más ricos del planeta, pues anteriormente ya había ingresado a la lista de multimillonarios de la revista estadounidense especializada en temas financieros Forbes, la familia Garza Sada.

Desde entonces Slim ya era reconocido por hacer importantes inversiones en tiempos de crisis, como la que golpeó a México en 1982, cuando compró la minera Frisco, Seguros de México (hoy el Grupo Financiero Inbursa), las llanteras Euzkadi y General Tire, entre otras. Con la llegada de Carlos Salinas de Gortari al gobierno de México, en 1988, se realizaron diversas privatizaciones de empresas que eran públicas, y Teléfonos de México (Telmex) fue adquirida por Slim y otros inversionistas por USD 1,700 millones.

Slim adquirió la empresa Telmex durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari. (Foto: Telmex)
Slim adquirió la empresa Telmex durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari. (Foto: Telmex)

Para 1994 se percibía una mejora bastante marcada en la economía mexicana, tan es así, que Slim se había convertido ya en el sexto hombre más rico del mundo, con una fortuna de USD 6,600 millones. Además de esto, 14 nuevos mexicanos entraron a la lista de Forbes para dar un total de 24. Eso convertía a México como el cuarto país con más millonarios en la lista, luego de Estados Unidos, Alemania y Japón.

Sin embargo, con la llegada del Error de diciembre y la devaluación del peso se borraron todas las expectativas sobre México. Debido a la crisis que se desembocó del hecho, 15 mexicanos salieron de golpe de la lista de millonarios de la revista. A pesar de que Slim permaneció dentro de ella, su fortuna bajó de manera considerable, pues de ser de USD 6,600 millones pasó a USD 3,700 millones, casi la mitad.

Poco a poco, Slim se recuperó de aquel duro episodio de su vida, y en 2010 se coronó como el hombre más acaudalado del mundo, superando a Bill Gates, fundador de Microsoft. Slim duró en esa posición 4 años, hasta que en 2014 de nuevo bajó a la segunda posición.

Carlos Slim es dueño de importantes empresas como Sanborns, Telcel, Sears, Carso y Telmex, lo que ha hecho que el imperio del millonario sea prácticamente ineludible. En 1965, con tan solo 25 años, Slim estableció sus primeras empresas: Inversora Bursatil e Inmobiliaria Carso, además de adquirir la embotelladora Jarritos del Sur.

Actualmente, Slim es la persona más acaudalada de México, y a nivel mundial ocupa la posición 16. EFE/José Méndez/Archivo
Actualmente, Slim es la persona más acaudalada de México, y a nivel mundial ocupa la posición 16. EFE/José Méndez/Archivo

Para la década de los 80, constituyó Grupo Carso, y dos años más tarde, la crisis le ofreció la oportunidad de ampliar su conglomerado, sumando empresas como Sanborns, Empresas Frisco e Industrias Nacobre a lo largo de la década.

En los años 90 se adueñó de Telmex, cuando el gobierno la puso a la venta, y para los años siguientes, Slim siguió adquiriendo y creando empresas como Condumex, Sears México y Carso Energy. Además, comenzó a sumar a sus herederos a diferentes áreas de negocios.

Hoy el imperio del empresario abarca los sectores de telecomunicaciones, comercio, construcción y energía en el continente americano y europeo.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR