El día que Hernán Cortés fue acusado de matar a su primera esposa

Catalina Suárez se casó con el conquistador español y una noche, tiempo después de la Caída de Tenochtitlan, fue encontrada muerta en su cama

Hernán Cortés fue el principal sospechoso de la muerte de su primera esposa Catalina Suárez. (Foto: INAH)
Hernán Cortés fue el principal sospechoso de la muerte de su primera esposa Catalina Suárez. (Foto: INAH)

Catalina Suárez fue la primera de muchas esposas que tuvo Hernán Cortés. Se conocieron en 1512 y se casaron en Cuba dos años después. Se presume que era una pareja sumamente enamorada; sin embargo, una noche de noviembre de 1522 Catalina fue encontrada muerta en su cama.

Catalina emigró a tierras españolas con su familia para poder tener un mejor futuro. De acuerdo a José María González, historiador e investigador español, en 1509 ella y su hermano lograron ser parte de la corte que acompañaba a María de Toledo, esposa del gobernador Diego Colón, hermano de Cristóbal Colón.

En 1512 Catalina se fue a Cuba, pues era una isla que se acababa de conquistar. Ahí conoció a Hernán Cortés, quien ya tenía una hacienda y trabajaba como escribano, persona que se dedica a copiar y escribir documentos a mano.

Se creía que Catalina Suárez y sus hermanas eran jóvenes bonitas que aprovecharon su físico para lograr tener un matrimonio ventajoso y así casarse con hombres ricos. Catalina lo logró al casarse con Hernán Cortés. (Foto: INAH)
Se creía que Catalina Suárez y sus hermanas eran jóvenes bonitas que aprovecharon su físico para lograr tener un matrimonio ventajoso y así casarse con hombres ricos. Catalina lo logró al casarse con Hernán Cortés. (Foto: INAH)

Se cree que Hernán Cortés conquistó a Catalina Suárez por puro entretenimiento; sin embargo, en 1514 se casaron por presión de Juan Suárez, hermano de ella. Con el paso del tiempo su relación mejoró pero se separaron años después porque Cortés tuvo que salir de la isla.

“Reflejan una pareja enamorada y de feliz vida conyugal hasta que Cortés partió hacia México en 1519, a la conquista del Imperio azteca”, detalló el historiador José María González.

Hernán Cortés llegó a las tierras aztecas para la conquista. En su llegada le regalaron a una joven indígena apodada la Malinche, quien fue guía e intérprete durante años. Mientras Catalina seguía en Cuba, Hernán Cortés y la Malinche mantuvieron un amorío.

El capitán español Hernán Cortés desembarcó en las costas de Veracruz el 22 de agosto de 1519 (Foto: INAH)
El capitán español Hernán Cortés desembarcó en las costas de Veracruz el 22 de agosto de 1519 (Foto: INAH)

En 1522 cuando Cortés concluyó la conquista ordenó que le llevaran a Catalina a las tierras conquistadas. Mientras su esposa viajaba para estar con él, la Malinche estaba dando a luz al primer hijo mestizo del conquistador llamado Martín Cortés.

Catalina supo del engaño y de las mentiras de Cortés cuando llegó; sin embargo, lo perdonó por el poder y la riqueza que él había logrado por la conquista. Asimismo, él empezó a gobernar el territorio que se llamó Nueva España.

José María González relata que tres meses después de que se reencontraron, Cortés hizo una fiesta en su casa de Coyoacán. Esa noche Catalina estaba indispuesta y se fue a acostar, pues ella y su esposo habían discutido sobre unos asuntos relacionados al evento.

Durante la conquista y después de ella Hernán Cortés tuvo romances con indígenas. Incluso llegó a tener cuatro hijos mestizos con diferentes mujeres. Lámina lienzo de Tlaxcala con Hernán Cortés y la Malinche acompañados de indígenas, (Foto: INAH)
Durante la conquista y después de ella Hernán Cortés tuvo romances con indígenas. Incluso llegó a tener cuatro hijos mestizos con diferentes mujeres. Lámina lienzo de Tlaxcala con Hernán Cortés y la Malinche acompañados de indígenas, (Foto: INAH)

Esa misma noche Catalina Suárez fue hallada muerta en su propia cama. “Las declaraciones de algunas camareras de Catalina, que dijeron haber visto unos moratones en la garganta de su señora, alimentaron las sospechas hacia Cortés [...] algunos testimonios de la época remarcaron que Hernán Cortés se apresuró a enterrar muy pronto el cadáver, sin ni siquiera esperar a que lo vieran por última vez sus familiares”, detalló el historiador.

María del Carmen Martínez, Doctora en Filosofía y Letras que ha colaborado con el Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM, escribió en una de sus obras titulada Catalina Suárez, primera esposa de Hernán Cortés que siete años después la mamá de Catalina denunció a Cortés por la muerte de su hija.

“Al hilo de las declaraciones de los testigos se recreó el escenario de la muerte: la cama orinada, las cuentas de un collar quebradas, que unas dijeron que eran de azabache, otra de oro y otras ni mencionaron; las marcas en la garganta; un Cortés mujeriego y una Catalina celosa”, relató la investigadora.

Los rumores de la historia de la muerte de Catalina Suárez responsabilizan a Cortés. (Foto: Museo Nacional del Prado)
Los rumores de la historia de la muerte de Catalina Suárez responsabilizan a Cortés. (Foto: Museo Nacional del Prado)

En 1543 Cortés dio su postura respecto a la muerte de su primera esposa y dijo que Catalina murió por causas naturales derivadas a su salud ya que era una mujer enferma y que en muchas ocasiones se quedaba amortecida.

Finalmente, la historiadora María del Carmen detalló que la responsabilidad que se le dio a Cortés por la muerte de Catalina ha sido un tema a debate por muchos investigadores, pues se confirmó que ella era asmática pero que todos los rumores que se dieron en su momento hacían creer que Cortés la había matado.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR