La alarmante alternativa usada por los “coyotes” para el tráfico de migrantes hacia EEUU: sin medidas de seguridad, cruzan a las personas por el mar

Autoridades de ambos lados de la frontera han alarmado de las consecuencias de esta modalidad de transportación

Menores migrantes no acompañados esperan a ser transportados por la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos después de cruzar el río Bravo hacia Estados Unidos desde México en La Joya, Texas, Estados Unidos (Foto: REUTERS/Go Nakamura)
Menores migrantes no acompañados esperan a ser transportados por la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos después de cruzar el río Bravo hacia Estados Unidos desde México en La Joya, Texas, Estados Unidos (Foto: REUTERS/Go Nakamura)

El gobierno mexicano cuenta con reportes que señalan que los contrabandistas de migrantes, en la frontera norte de ese país, han optado por una alternativa clave ante el reforzamiento de medidas en el cruce: ahora utilizan la vía marítima para pasar a las personas indocumentadas, de origen mexicano y centroamericano, e introducirlas al territorio estadounidense.

En los últimos 18 meses al menos 115 migrantes zarparon de las costas de Baja California en embarcaciones menores, sin las medidas de protección que ese tipo de navegación requiere. La información oficial tambien arroja que los puntos de salida de dichas embarcaciones están entre los puertos de Popotla y Punta Banda, ubicados en el municipio de Playas de Rosarito.

El informe detalla que los también conocidos como “polleros” llevan a las personas al lado estadounidense en condiciones bastante riesgosas, incluso en transportes robados. Mientras que los navegantes van muchas veces sin chaleco salvavidas. Tampoco cuentan con navegación GPS o algún radio que los guíe.

Los migrantes a quienes señalan como rescatados, son encontrados con niveles de deshidratación, mareos y hambre en general. Al momento de ser hallados se han rehusado a identificar a las personas que los traficaron, por temor a las consecuencias.

Desde octubre de 2018, y a pesar del endurecimiento de la vigilancia en la frontera sur de México, miles de migrantes de Centroamérica, entran en el territorio mexicano con el objetivo de llegar a Estados Unidos (Foto: EFE/Miguel Sierra)
Desde octubre de 2018, y a pesar del endurecimiento de la vigilancia en la frontera sur de México, miles de migrantes de Centroamérica, entran en el territorio mexicano con el objetivo de llegar a Estados Unidos (Foto: EFE/Miguel Sierra)

Tan solo el pasado abril, la Marina rescató a 13 migrantes que se encontraban a bordo de una de estas embarcaciones que precisamente había sido reportada como robada. El hallazgo se dio a 40 millas náuticas de la costa de Ensenada, en el estado fronterizo de Baja California. La embarcación presentó problemas en su propulsión por lo que se quedó a la deriva. Los tripulantes eran 12 hombres y una mujer, todos de nacionalidad mexicana.

“Una vez que el personal naval localizó la embarcación menor, se procedió a realizar el rescate de 13 tripulantes: 12 hombres y una mujer, los cuales, con base en los estrictos protocolos sanitarios, fueron trasladados vía marítima al muelle de la Segunda Región Naval”, informó la Secretaría de Marina, señalando que las personas y el transporte en el que iban fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de la República (FGR).

Por su parte, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) dio a conocer el incremento de la cifra embarcaciones que han localizado varadas en los reportes de tráfico marino. Todas ellas con migrantes de distintas nacionalidades a bordo. En lo que va de este año han sido unas 157.

Imágenes de los centros de menores migrantes no acompañados compartidas por el Gobierno de Biden (FOTO: GOBIERNO DE ESTADOS UNIDOS/ Europa Press)
Imágenes de los centros de menores migrantes no acompañados compartidas por el Gobierno de Biden (FOTO: GOBIERNO DE ESTADOS UNIDOS/ Europa Press)

Cabe señalar que el último de esos casos se reportó el pasado 29 de abril cuando los elementos del Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de Operaciones Aéreas y Marinas, de la zona de San Diego, detuvieron a una pequeña embarcación con 21 personas mexicanas a bordo. Fue un avión de la oficina de aduanas que localizó la embarcación en el mar sin luces de navegación, a 11 millas de la costa de Point Loma.

Las autoridades estadounidense han alertado ya por esta riesgosa alternativa, señalando que los “polleros” explotan a los migrantes y ponen en riesgo sus vidas, solo para su beneficio propio.

En los últimos dos meses el flujo de migrante centroamericanos que cruzan México rumbo a Estados unidos se ha intensificado, además de la preocupación del alarmante índice de niños migrantes viajando solos, ahora se vio un caso que contrastó al darse a conocer unas imágenes de una abuelita de 93 años en sillas de ruedas que también cruzó el Río Bravo.

Trinidad Tabora abuela de Honduras frontera México-EEUU Ciudad Roma Tamaulipas (Foto: JOHN MOORE / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / Getty Images via AFP)
Trinidad Tabora abuela de Honduras frontera México-EEUU Ciudad Roma Tamaulipas (Foto: JOHN MOORE / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / Getty Images via AFP)

Procedentes de Honduras y acompañada de su nieta y bisnietas, Trinidad Tábora emprendió el peligroso camino junto a otros centroamericanos en busca del sueño americano y lograron llegar a Roma, Texas, desde Tamaulipas, México.

El fotoperiodista John Moore logró captar las imágenes con las que mostró la determininación de esta mujer de 93 años y la solidaridad de otros migrantes que ayudaron a cargarla en trayectos donde su silla de ruedas no podía transitar debido a las piedras del camino y ya al cruce del abundante río.

Auxiliada por otros migrantes, Trinidad atravesó el río Grande en una balsa inflable y, al llegar a territorio estadounidense, alzó las manos en agradecimiento.


SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR