Sinaloa sin Emma Coronel: entre plegarias y rituales por la esposa del “Chapo” Guzmán

En la cuna del Cártel de Sinaloa, devotos de Jesús Malverde, el bandido generoso, piden un milagro para la ex reina de belleza, presa en EEUU

Personas rezan frente al Santo de los narcos, Jesús Malverde, decorado con imágenes del Chapo Guzmán y Emma Coronel (Foto: REUTERS/Luis Cortes)
Personas rezan frente al Santo de los narcos, Jesús Malverde, decorado con imágenes del Chapo Guzmán y Emma Coronel (Foto: REUTERS/Luis Cortes)

Sinaloa, norte de México. Tras casi dos semanas de los hechos, en el pueblo todos murmuran. Emma Coronel, esposa de Joaquín el “Chapo” Guzmán fue detenida el pasado 22 de febrero en Virginia, Estados Unidos. Hace días, el altar de Jesús Malverde, llamado el “bandido generoso” por robar a los ricos para repartir el botín a los pobres, ha sido el punto de reunión de varias personas. El motivo: pedirle por la cónyuge del capo mexicano.

En la capilla, tapizada de dólares que colocan los familiares de los migrantes que lograron llegar a Estados Unidos, sobresale ahora mismo las imágenes del “Chapo” y Coronel.

De aquí, además del Chapo es originaria la mujer, quien a sus 32 años de edad reinventó su imagen para promocionar varias empresas locales de Sinaloa. Hasta hace poco, la joven conocida como la Kardashian de Sinaloa había permanecido en la sombra y en silencio en las redes sociales y televisión. Sólo tiene cinco fotos, pero su Instagram ya alcanza los 648 mil seguidores.

Emma Coronel saltó a la fama en 2019, durante el juicio de su esposo, en el que fue sentenciado a cadena perpetua. Conoció a Guzmán Loera en una fiesta cuando tenía 17 años y él 51.

Acudió a todas las audiencias. Viste abrigos y zapatos exclusivos que han quedado retratados por los medios de comunicación. La excepción se dio el pasado 22 de febrero , cuando fue detenida por autoridades estadounidenses acusada de conspiración para traficar droga a Estados Unidos. Tras los hechos surgieron las versiones que en realidad, la esposa del Chapo se había entregado. Nadie sabe por qué.

Una vida entre narcos

Emma Coronel, esposa del narcotraficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán. EFE/Kena Betancur/Archivo
Emma Coronel, esposa del narcotraficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán. EFE/Kena Betancur/Archivo

Emma Coronel tiene 32 años. Nacida en Santa Clara, Estados Unidos, es la tercera esposa de Joaquín Guzmán Loera.

Se casó en 2007, cuando todavía era una adolescente, y se convirtió en madre a principios de sus veinte. Ha pasado más de un tercio de su vida en un matrimonio en el que su esposo casi siempre ha estado encarcelado o a la fuga.

La mujer conoció a Guzmán Loera en un rancho en Durango, cuando tenía 17 años. El “Chapo”, entonces en sus cincuentas y bien posicionado en la cúspide del Cártel de Sinaloa, había estado escondiéndose de las autoridades casi seis años después de haber escapado de prisión en un carrito de lavandería en 2001.

Desde el primer día comenzó “una bonita amistad” entre la pareja. Cuando cumplió los 18 años se casaron en una ceremonia muy sencilla con familia y solo amigos cercanos. Era el verano de 2007.

Coronel es hija de otro líder importante en la organización Inés Coronel Barrera, alias el “Uno”. Este hombre, descendiente de una familia de narcos, fue capturado en 2013 junto al hermano de la ex reina de belleza, Omar “Omarcito” Coronel Aispuro.

SEGUIR LEYENDO: