Infotec se encuentra en quiebra pese a 49 contratos que le otorgó el gobierno de AMLO

El Sistema de Administración Tributaria (SAT) procedió a embargar al centro que se vio incapaz de pagar sus deudas por impuestos

(Foto: Sitio de Infotec)
(Foto: Sitio de Infotec)

El Centro de Investigación e Innovación en Tecnologías de la Información y Comunicación (Infotec) está quebrado; fue embargado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) por no pagar sus deudas de impuestos a la nación. La Auditoría Superior de la Federación (ASF) indicó que este centro carece de recursos que le permitan dar cumplimiento a sus obligaciones fiscales.

Se trata del principal desarrollador de sistemas y herramientas tecnológicas del gobierno de Andrés Manuel López Obrador –coordinado sectorialmente por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt)– al cual le había asignado medio centenar de contratos –unos 49– desde el año pasado, por alrededor de mil 304 millones 692 mil 904 pesos.

Una investigación del semanario Proceso indica también que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ya había reportado el estado de las finanzas de Infotec en la Cuenta Pública 2019, apuntando que al 31 de diciembre de 2019 el centro tenía una deuda, junto con otros pasivos, por mil 91 millones 6 mil 145 pesos.

Además, agregan, el ex director ejecutivo de Infotec, Juan José Rivaud Gallardo, dio a conocer también en 2019 –con la intención de poder solventar un déficit de más de mil millones de pesos– que la Dirección a su cargo había decidido prescindir de 461 trabajadores, con lo que buscaban ahorrarse unos 12.5 millones de pesos.

Y también en 2019, el mismo SAT notifico al centro sobre su adeudo de 378 millones 581 mil 440 pesos, que correspondían a impuestos federales, de los cuales 364 millones 389 mil 378 pesos eran por el ejercicio fiscal de ese año más 48 millones 865 mil 364 pesos de años anteriores, además de recorgos por 193 millones 171 mil 553 pesos. Ahí fue cuando cuando el sistema perteneciente a Hacienda arrancó el proceso de embargo.

(Foto REUTERS / Carlos Jasso/ Archivo)
(Foto REUTERS / Carlos Jasso/ Archivo)

Pero sin importar todo lo anterior, subraya dicho medio, varias dependencias del mismo gabinete federal siguieron adjundicándole contratos a Infotec.

Tal es el caso de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER) que, de cuerdo con sitio Compranet, le otrogó un contrato por 64 millones 655 mil 172 pesos, bajo el concepto de desarrollo, actualización, mantenimiento y soporte de aplicaciones para la Dirección General de Tecnologías de Información e Innovación (DGII) y representaciones de México en el extranjero.

Otras dependencias fueron la Secretaría de Comunicación y Transportes (SCT) que para el soporte y mantenimiento a sus aplicaciones informáticas le concedieron al centro un contrato por 27 millones 851 mil 150 pesos. La Secretaría de Turismo (Sectur) hizo lo propio por la atención en soluciones de cómputo, el contrato fue por 10 millones 344 mil 827 pesos. Mientras que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) les pagó 19 millones 827 mil 586 pesos por desarrollo de aplicaciones informáticas.

Proceso también indicó que el Banco del Bienestar contrató a Infotec en 2019 para desarrollar el cerebro del banco, conocido también como el core bancario), con costo de 135 millones 981 mil 256 pesos. Sin embarco al quedar al descubierto su incapacidad, subcontrató a la empresa Fintecheando SA de CV.

(Foto: Archivo)
(Foto: Archivo)

Precisamente, a finales del pasado mes de octubre, un reportaje de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), con firma de Miriam Castillo, reveló que el Banco del Bienestar contrató en 2013 a varias compañías de tecnología y a la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) por al menos 893 millones 272 mil pesos para desarrollar software, adquirir equipo y servicios de mantenimiento.

En aquel entonces la institución tenía como nombre Bansefi y, de acuerdo con el proyecto del expresidente Enrique Peña Nieto, tenía como objetivo otorgar servicios de banca digital, aplicaciones para realizar operaciones desde celulares y obtener otras adaptaciones para que el banco fuera competitivo.

De acuerdo con la investigación, auditorias realizadas seis años después por el órgano interno de control y una empresa externa de nombre Bakertilly, arrojaron que el banco no cuenta con la tecnología por la que pagó, o paga, servicios que no usa. A pesar de las irregularidades que existen, MCCI señalaron que el Banco del Bienestar renovó en 2019 los contratos que estaban sujetos a cuestionamiento, todo esto durante la administración de Andrés Manuel López Obrador.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: