En esta era del miedo es tiempo de cambiarlo todo

El mundo cambió para siempre con el COVID-19 y seguirá cambiando de forma cada vez más acelerada. Esto significará más desempleo y más quiebras de empresas. El futuro da miedo. ¿Qué hacer para sobrevivir a esta vorágine? Abrazar el cambio podría salvarte

Genaro Mejía (Foto: Cortesía)
Genaro Mejía (Foto: Cortesía)

Esta es la historia de dos emprendedores de 83 años. Ella vive en Tokio, donde tiene un restaurante por el día, pero por la noche se convierte en una DJ que pone a bailar a todos. Él vive en la Ciudad de México, donde a los 68 años vendió su empresa en 375 millones de dólares para luego volver a crear otra empresa que hoy preside, mientras estudia historia mundial en la escuela. 

A ella la conocen como DJ Sumirock. Cuando cumplió 70 años, su esposo murió y ella encontró en la música techno un refugio. Así que se inscribió a una escuela para DJ y aprendió a mezclar canciones. Hoy es la DJ principal de las fiestas del club nocturno DecaBarZ, en el distrito de Shinjuku. Incluso ganó un premio Guiness en 2018 por ser la DJ profesional de mayor edad en el mundo.

A él lo conoce, respeta y admira toda la industria inmobiliaria de México. Se llama Víctor Manuel Requejo y viene de una familia muy pobre. De niño siempre usó zapatos viejos, cuyos clavos le lastimaban los pies. Su inteligencia y empeñó lo llevaron a estudiar ingeniería y a consolidarse como un empresario exitoso. Fundó Hipotecaria Nacional, que por muchos años fue la principal empresa en préstamos para vivienda. En 1994, cuando tenía 68 años, se la vendió a BBVA Bancomer por casi 400 millones de dólares. Pero no se quedó quieto y en 2009, con 72 años de edad, fundó Banco Inmobiliario Mexicano (BIM), el cual aún preside, mientras toma sus clases de historia mundial y sigue aprendiendo.

Lo que tienen en común estos dos “viejitos”, además de la edad, es que los dos tienen mentalidad y espíritu de cambio, de no detenerse y seguir aprendiendo todos los días cómo ser mejor. 

Ese espíritu de transformación constante es hoy la única manera en que muchas personas podremos salvar nuestro empleo, nuestra empresa y a nuestras familias frente a esta crisis sin precedentes que estamos viviendo. 

Y si ya perdiste tu empleo o tu empresa ya quebró o tu familia ya siente los estragos de la crisis, entonces no tienes tiempo que perder: es momento de cambiarlo todo. 

Cambia todo porque todo cambia

Muchos expertos ya lo han dicho: con la llegada de esta pandemia muchas cosas han cambiado y seguirán cambiando. Y no será un cambio superficial y pasajero, sino profundo y permanente. Si el mundo cambia tan aprisa, tú único camino es cambiar también. 

Ya lo señala Leti Gasca, fundadora de FUN Nights y Skill Agility Lab, en su más reciente libro cuyo título lo dice todo: “Cambia todo porque todo cambia.” Ella asegura en varias de sus conferencias que la principal habilidad que todos necesitamos para transitar este siglo XXI es abrazar el cambio, aunado a la capacidad de aprender a aprender

“Si vamos a tener que estar estudiando toda la vida para no quedar obsoletos, para usar la tecnología y absorber los conocimientos que cada vez se van a crear a un ritmo más veloz, tenemos que aprender a aprender de una forma muy eficiente.”

Ya sé que cambiar da miedo, pero no te preocupes: hoy el miedo es el sentimiento más universal que todos enfrentamos ante la gran incertidumbre del futuro: ¿Cuándo va a terminar la pandemia? ¿Cuándo podrán los negocios volver a una normalidad? ¿Cuándo superaremos la profunda crisis económica y social causada por el COVID-19?

Es tiempo de vencer esta era de miedo mirando a la crisis con otros ojos: las crisis son las principales impulsoras de la innovación y de esas crisis podemos sacar lo mejor de nosotros mismos. 

Si haces un recuento de la historia de la humanidad, verás que fue después de terribles crisis que ocurrió una nueva era de prosperidad y creatividad. Si revisas también tu propia historia, te darás cuenta de que lo mejor de tu vida, de tu profesión, de tu negocio vino después de que pasaste una crisis y fuiste capaz de cambiar para afrontarla. 

El propio don Víctor Manuel Requejo a sus 83 años piensa que lo mejor del ser humano ocurre cuando se enfrentan carencias y retos: “Los hijos se crían mejor con un poco de hambre, un poco de frío y algo de escasez.”

Para Albert Einstein, el gran físico y pensador alemán, “la única crisis amenazadora es la tragedia de no querer luchar por superarla.”

Incluso aseguraba que “la crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar ‘superado’.”

¿Te atreves a cambiar?

*Periodista de negocios, consultor en comunicación integral y speaker. LinkedIn Top Voices 2019. Fundador de BAR EMPRENDE

Lo aquí publicado es responsabilidad del autor y no representa la postura editorial de este medio


MAS NOTICIAS