(FOTO: FERNANDO CARRANZA /ARCHIVO /CUARTOSCURO.COM)
(FOTO: FERNANDO CARRANZA /ARCHIVO /CUARTOSCURO.COM)

El día de hoy, el conductor radial Pepe Garza compartió la conversación que tuvo con Jenni Rivera, la cual, desde un principio, la cantante deseó que no se hiciera pública a menos que perdiera la vida.

Mientras que el locutor y los hijos de Jenni están sentados para escuchar la entrevista, el audio abre con una frase que encoje el estómago: “Es una entrevista que esperamos nunca salga al aire”, dice Pepe Garza con un tono de voz seco, mientras saluda a Jenni Rivera para comenzar a hablar del complicado tema.

“Hay una situación en México que está poniendo en riesgo la vida de muchos artistas”, continua Garza, explicando lo complicado que es ser cantante de regional mexicano y complacer a público que se encuentran en zonas complicadas del país.

La Diva de la Banda respira y es tajante en lo primero que dice en dicha entrevista: “Todos los fines de semana que estoy trabajando en México estoy arriesgando mi vida.... yo sigo haciendo esto por el amor a lo que uno hace y el amor que le tengo a mi público”.

Pepe Garza detiene la grabación y les comenta a los hijos de Jenni que se encuentran atónitos escuchando a su madre, “¿alguna vez les comentó su mamá que había tenido amenazas?”

Chiquis responde: “Ese año si me acuerdo que mi mamá había comentado que le habían llamado para que no fuera a una ciudad en México, para que no lo fueran a matar, ella siempre daba la cara, se encomendó a dios y fue y gracias a dios regreso bien”. Recuerda la hija mayor de la cantante.

Johnny, el hijo más pequeño que perdiera a la Diva de la Banda, recuerda que sólo recuerda que su madre le dijo a su tío Juan Rivera que estuviera atento para que sus hijos no se terminaran el dinero si ella faltara.

“Hoy es miércoles 27 de julio y son las 4 de la tarde, y yo quise hacer la entrevista porque hoy mismo recibí un correo de parte de una persona que está por hacer un concierto mío en Arizona y hasta el FBI se comunicó con ellos queriendo hablar conmigo... ellos saben de las amenazas de muerte que yo he recibido”, comenta Jenni al locutor que, sostiene, es de toda su confianza.

Bajo la seguridad de que dicha llamada era real pues fue la misma cantante quien habló a la agencia ubicada en San Diego, dice, no quiso decirle a su familia para no darles más preocupaciones.

“Si me siento intranquila, porque ya está involucrada gente profesional, pero tengo que ir y le pedí a mi esposo (Esteban Loaiza), que no me acompañara, yo le pedí que se quedara y que se quedara con mis hijos por si algo llega a suceder, pues me voy yo sola, que no se vaya conmigo, sobre todo para que no vaya a dejar a mis hijos sola”, se escucha la cantante visiblemente preocupada.

Chiquis interrumpe en ese momento, dice que no sabía de eso, mientras que Johnny asegura que su madre nunca les dijo para no preocuparlos pues él solo tenía 10 años.

Nació para ser una leyenda, confirma el hijo menor de Jenni, ella estaba segura respecto a que moriría de manera trágica, de alguna manera estaba obsesionada con muertes como la de Selena o la misma princesa Diana, asegura. El año en el que Jenni murió, quería descansar, estaba cansada, asegura Chiquis limpiándose las lágrimas bajo un entendimiento que le cuesta trabajo procesar.

“No tengo idea, mi negocio no es nada ilícito, al contrario, trabajo mucho no me meto con nadie que ni bien ni mal, a mí me gustaría que la gente supiera que si ha ido gente a mis palenques o si me piden fotos no lo niego, yo trato con mucho respecto a la gente, yo no tengo problemas con ninguna agrupación ni ningún cartel. Yo fui a la arena Monterrey y también ahí recibí un tweet que decía que si me subía a cantar, los zetas me iban a matar, yo lo único que hice fue apagar mi teléfono y subirme a cantar, obvio me puse tensa, pero salí a cantar” confirma Jenni, quien en ese momento desconoce que morirá aparentemente en un raro accidente aéreo saliendo de cantar en la misma arena.

Rivera también recuerda que en Michoacán la amenazaron con cortarle la cabeza, y que otro día también corrió descalza para salvar su vida, entre 18,000 personas que también hacían lo mismo.

La cantante también habla de querer estar más en casa, quería ocuparse más de su programa de radio para poder llevar a la escuela a su pequeño Johnny, su hijo comenta: “Ella solo quería ser una mamá” con la voz ya de un hombre y que Jenni no conoció.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: