Un anciano empuja un bote de basura en la calle de Donceles, en el centro histórico (Foto: Cuartoscuro)
Un anciano empuja un bote de basura en la calle de Donceles, en el centro histórico (Foto: Cuartoscuro)

Gerardo Esquivel, subgobernador del Banco de México (Banxico), expuso este jueves los motivos por los que es “prácticamente inevitable” aumentar la edad de retiro en el país. A través de una serie de mensajes en su cuenta de Twitter, advirtió que “debido a la situación económica, fiscal y demográfica por la que atravesamos", un incremento en la edad de jubilación es necesario.

Señaló que, debido a que el monto de las pensiones está en función del ahorro acumulado a lo largo de la vida laboral, no aumentar la edad de retiro solo iría en detrimento del monto de las pensiones que recibirían los trabajadores en el futuro. Es decir, que los mexicanos recibirían menos dinero al final de su vida laboral.

Según Esquivel, el no realizar este ajuste traería consigo graves consecuencias, principalmente para las mujeres, ya que sus semanas de cotización e ingresos son menores a las que perciben los hombres a nivel nacional.

“Esto afectaría principalmente a las mujeres debido a que ellas cotizan durante menos semanas, tienen menores ingresos y una mayor esperanza de vida. Por lo tanto, sus ingresos acumulados suelen ser menores y deberán ser utilizados durante periodos más largos”, sostuvo.

El subgobernador de Banxico aseguró que sí México se empeña en mantener la edad de retiro tal como se encuentra ahora, se terminará afectando a la base trabajadora y generará un incremento en la carga fiscal para la administración federal.

“Al hacer más difícil generar recursos suficientes para obtener una pensión mínima" la economía nacional tendría repercusiones negativas. Por ello, si bien no aumentar la edad de retiro (o incluso disminuirla) parecería una alternativa favorable para los trabajadores, esto, a la larga, podría terminar perjudicándolos", escribió.

Gerardo Esquivel concluyó su argumento asegurando que es necesario que la presente administración discuta la posibilidad de aumentar la edad de jubilación, sin que esto se contraponga con otras medidas, como debatir sobre las comisiones que se cobran por la administración de los recursos para el retiro y el monto de las contribuciones para la seguridad social.

Un debate al que López Obrador se rehúsa

Un trabajador de limpia del gobierno de la Ciudad de México (Foto: Cuartoscuro)
Un trabajador de limpia del gobierno de la Ciudad de México (Foto: Cuartoscuro)

El análisis presentado este jueves por uno de los representantes del Banco de México, se contrapone, sin embargo, con la visión del presidente Andrés Manuel López Obrador, de quien Esquivel es muy cercano, quien horas antes rechazó por completo la posibilidad de realizar una reforma de tal envergadura al sistema de pensiones y jubilaciones en el país.

“Mientras yo sea presidente, no va a haber propuesta para modificar la edad de retiro”, expresó en su conferencia matutina el mandatario tabasqueño.

“No es más de lo mismo, en el pasado se hicieron reformas que afectaron a todos los mexicanos. Por consigna, muchas veces, ni siquiera por decisión de los mexicanos, sino para cumplir con compromisos en el extranjero”, expresó.

“Ya no vamos a seguir con eso”, concluyó.

 Decenas de personas en el arranque del programa de
Decenas de personas en el arranque del programa de "Pensión para el Bienestar de las Personas con Discapacidad", encabezado por Andrés Manuel López Obrador (Foto: Cuartoscuro)

Su comentario vino a contradecir al titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera, quien puso sobre la mesa la opción de que los obreros mexicanos tengan periodos laborales más largos para que reciban una mejor pensión.

“Eso va a ser parte de la agenda que vamos a estar discutiendo en el próximo año, año y medio”, señaló el funcionario.

El único propósito de los fondos de pensiones es garantizar un retiro digno para los trabajadores. En un sentido estricto, el ahorrar más en algún periodo, significa transferir consumo de hoy a consumo después; si los trabajadores no lo consideran adecuado, es finalmente su retiro”, añadió.

Sin embargo, hizo hincapié en que el gobierno no tomará ninguna decisión si no es consensuada con los mismos trabajadores.