GM atraviesa por su primera huelga desde 2007 (Foto: Twitter)
GM atraviesa por su primera huelga desde 2007 (Foto: Twitter)

La empresa estadounidense General Motors (GM) se vio obligada a suspender la producción de una de sus plantas en México ante al falta de piezas, debido a la huelga de casi 50.000 empleados en Estados Unidos, lo que le puede haber costado ya a la empresa unos USD 1.000 millones.

GM confirmó a medios de comunicación estadounidenses la suspensión de la actividad en una planta de montaje de camionetas y otra de transmisiones en la localidad de Silao, en el estado de Guanajuato, en el centro de México, que estará por el momento en paro técnico.

“En General Motors de México nos mantenemos a la expectativa de las negociaciones entre General Motors Company y el sindicato UAW (United Automobile Workers) en Estados Unidos para evaluar el día a día de nuestras operaciones, esperamos que el complejo Silao pueda restablecer labores en los siguientes días”, indicó la empresa en el comunicado.

La semana pasada, GM ya había detenido las operaciones de la planta de motores de Silao por la falta de piezas. Otras dos terminales de montaje de vehículos de GM en México, la de Ramos Arizpe y la de San Luis Potosí, mantienen de momento su producción.

Las plantas de Ramos Arízpe y Toluca siguen operando hasta el momento (Foto: Twitter)
Las plantas de Ramos Arízpe y Toluca siguen operando hasta el momento (Foto: Twitter)

Los trabajadores en EEUU votaron iniciar la huelga después de que GM ofreciese pagar sólo un 15% de los gastos sanitarios de sus empleados, cuando la media nacional es de casi el 30 por ciento. Tras el rechazo de UAW a la oferta, GM retiró la propuesta y dejó sobre la mesa el 3% que la empresa paga actualmente.

Es así que casi 50.000 empleados de GM en EEUU están en huelga desde hace 15 días para presionar al fabricante en las negociaciones que mantiene con el sindicato United Auto Workers (UAW) para la firma de un nuevo convenio colectivo.

Los casi 50.000 empleados de GM en huelga en Estados Unidos empezaron a recibir desde ayer USD 250 a la semana procedentes de los fondos del sindicato mientras dure el paro. Dependiendo de su categoría, los trabajadores de GM en huelga cobran habitualmente entre USD 600 y USD 1.200 a la semana.

El anterior convenio concluyó el 15 de septiembre y, tras dos meses de negociaciones sin avances reales, los trabajadores aprobaron iniciar una huelga -la primera en la compañía desde 2007- al día siguiente, tras la expiración del convenio colectivo.

Se estima que GM tiene la producción suficiente para mantener sus ventas pese a la huelga (Foto: Reuters/Roosevelt Cassio)
Se estima que GM tiene la producción suficiente para mantener sus ventas pese a la huelga (Foto: Reuters/Roosevelt Cassio)

El parón de 33 centros producción y 22 de distribución en EEUU está ocasionando problemas en las operaciones de GM en México y Canadá. Así como también está afectando a los proveedores de la compañía.

Algunas de estas empresas se han visto forzadas a despedir temporalmente a trabajadores. La firma JP Morgan dijo hoy en un comunicado que la huelga puede haber supuesto a GM algo más de USD 1.000 millones.

Aun así, el analista de JP Morgan Ryan Brinkman señaló que el fabricante podrá recuperar parte de esas pérdidas al desplazar parte de la producción del tercer trimestre al cuarto.

Además de México, las plantas de Canadá se han visto afectadas (Foto: Prensa General Motors)
Además de México, las plantas de Canadá se han visto afectadas (Foto: Prensa General Motors)

“La producción de GM en EEUU cesó inmediatamente cuando UAW paró el 16 de septiembre y estimamos que sus instalaciones canadienses y mexicanas cada vez han resultado más afectadas durante la primera semana”, explicó Brinkman.

A pesar de los cierres, GM tiene producidos suficientes vehículos almacenados para estar durante semanas sin producción. En agosto, los inventarios eran suficientes para suministrar al mercado durante dos meses -59 días-.

Sin embargo, J.P. Morgan apuntó en la nota a sus inversores que en la segunda semana de la huelga, GM perdió alrededor de USD 575 millones de beneficios. Esa cifra se suma a otros 480 millones perdidos en la primera semana de paro.