El presidente Andrés Manuel López Obrador informó sobre las cifras de las desapariciones forzadas (Foto: Cuartoescuro)
El presidente Andrés Manuel López Obrador informó sobre las cifras de las desapariciones forzadas (Foto: Cuartoescuro)

En México proliferan las fosas y los desaparecidos. Hoy, en el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas en el Estado el gobierno de Andrés Manuel López Obrador dio a conocer las cifras del terror: 3,024 fosas y 4,974 cadáveres fueron localizados del 2006 a la fecha. 

Sin embargo, los números se vuelven aún más alarmantes, pues en lo que va del gobierno de López Obrador se han  hallado 671 cuerpos, de los cuales 200 han sido identificados, reportó la titular de la Comisión Nacional de Búsqueda, Karla Quintana, durante la mañanera.

Aunado a este problema, se encuentra el de la lentitud en las identificaciones, la impunidad en los casos, y la economía de los familiares, que han pagado de sus bolsillos parte de las investigaciones para esclarecer lo ocurrido.

El subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, declaró que el hallazgo de estos sitios está ligado con el crimen organizado. "No se trata de números, se trata de miles de personas que están ausentes y que están buscando sus casas […] En administraciones anteriores lo minimizaron y ahora la búsqueda de personas las tomaremos como una prioridad ".

Encinas enfatizó que la identificación de los 200 cadáveres encontrados de enero a agosto se ha realizado con datos de la Fiscalía General de la República y  las fiscalías estatales.

Un cementerio forense en Culiacán. Sinaloa, entidad golpeada por el narco (FOTO: JUAN CARLOS CRUZ /CUARTOSCURO.COM)
Un cementerio forense en Culiacán. Sinaloa, entidad golpeada por el narco (FOTO: JUAN CARLOS CRUZ /CUARTOSCURO.COM)

Continúo que a petición del presidente de México han aceptado la participación del Comité de Naciones Unidas para resolver la situación.

Las entidades mexicanas con mayor número de fosas clandestinas son: Tamaulipas, Chihuahua, Guerrero, Sinaloa, Zacatecas y Jalisco. 

Pese a que en los últimos meses Quintana Roo, Guanajuato, Sonora y Baja California han registrado un repunte en sus cifras de desapariciones, éstas entidades aún no cuentan con la instalación de comisiones de búsqueda locales.

Por el contrario, Zacatecas y Durango han sido los únicos sitios que han cumplido con la normativa para avanzar en la construcción de cementerios forenses. 

En el listado de horrores que acumula México desde hace ya más de una década, las fosas clandestinas ocupan un lugar destacado. Veracruz, es uno de los mayores cementerio clandestinos en el país.

Recientemente, el pasado 9 de agosto, el colectivo Solecito Veracruzano dio por concluida su búsqueda de cuerpos en el predio Colinas de Santa Fe, donde localizaron más de 22,000 restos humanos y 156 fosas clandestinas.

Con el titánico esfuerzo del colectivo, que inició en 2016, quedó manifiesta la ausencia del Estado.

El subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, y la comisionada Nacional de Búsqueda, Karla Quintana dieron a conocer que de 2006 a 2019 fueron localizadas 3,024 fosas clandestinas y 4,974 cadáveres  (Foto: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM)
El subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, y la comisionada Nacional de Búsqueda, Karla Quintana dieron a conocer que de 2006 a 2019 fueron localizadas 3,024 fosas clandestinas y 4,974 cadáveres  (Foto: GALO CAÑAS /CUARTOSCURO.COM)

Hace dos semanas, en la comunidad de Rincón de Tamayo, en Celaya, Guanajuato, se encontró una fosa clandestina. 

La concavidad se encontró gracias a la denuncia de pobladores, que solicitaron a la Guardia Nacional. Los cadáveres se encontraban aglutinados en un área de al menos 200 metros cuadrados.

Ésta es la primera administración que cuenta con un registro de fosas clandestinas, con datos desglosados por estado, lugar, número de fosas y cuerpos exhumados.

Dichos datos ofrecen una desoladora imagen del país convertido en una tumba.

Aunque hace más de un año que no actualiza sus datos, el Registro Nacional de Personas Desaparecidas dice que de enero 2014 a abril de 2018 hay unos 34, 016 mexicanos fuera de sus casas. Nadie sabe dónde están. Si fueron víctimas de secuestro o levantones perpetrados por criminales.

Para muchas familias, las fosas representan la esperanza de recuperar los restos de sus seres queridos.