Asociaciones a favor de la diversidad sexual no se han dado por vencidas en Yucatán (Foto: Cuartoscuro)
Asociaciones a favor de la diversidad sexual no se han dado por vencidas en Yucatán (Foto: Cuartoscuro)

En julio pasado, con 15 votos en contra, se desechó y se declaró asunto concluido la iniciativa para modificar la Constitución Política de Yucatán en materia de matrimonio igualitario, pero la lucha sigue en el estado.

Y es que asociaciones civiles y diversos colectivos presentaron nuevos amparos en contra de la votación secreta, en la que legisladores del Congreso yucateco rechazaron la iniciativa de reforma a favor del matrimonio igualitario en Yucatán.

En conferencia de prensa, se dio a conocer que se trata de una serie de acciones que se suman a otras que han realizado organismos y colectivos para conseguir que en la entidad sea legal la unión entre personas del mismo sexo.

La presidenta de la asociación Igualdad Sustantiva Yucatán, Kelly Ramírez Alpuche, explicó que presentaron dos demandas de amparo en contra del Congreso de Yucatán por haber realizado una votación secreta al decidir sobre la iniciativa del matrimonio igualitario, el pasado 15 de julio.

El matrimonio igualitario es rechazado por las leyes de estados como Yucatán y Zacatecas (Foto: Adolfo Vladimir / Cuartoscuro)
El matrimonio igualitario es rechazado por las leyes de estados como Yucatán y Zacatecas (Foto: Adolfo Vladimir / Cuartoscuro)

Ambos demandas ya fueron admitidas en el Poder Judicial de la Federación bajo la causa 1052/2019, así como la acción presentada por colectivos ante el juzgado IV de Distrito con el expediente 1058/2019.

La iniciativa del matrimonio igualitario fue desechada dos veces en el pleno del Legislativo estatal, en sesiones efectuadas el 10 de abril y el 15 de julio pasado, a través del voto "cedular", es decir en secreto, aun cuando se trataba de una reforma a la constitución local.

Para la representante de la Unidad de Atención Sicológica, Sexológica y Educativa para el Crecimiento Personal (UNASSE), Amelia Ojeda, en ambos casos se trató de "un acto cobarde y antidemocrático" de los representantes populares.

Por esa razón, la primera vez que la iniciativa del matrimonio igualitario fue desechada, los colectivos en pro de los derechos de la comunidad LGBT ya habían promovido un amparo, al que se suman estos nuevos dos amparos, expuso.

Aseguró que seguirán en pie de lucha hasta que esta reforma sea una realidad en el estado y legal que dos personas del mismo sexo puedan casarse por la vía civil.

"Estas dos demandas de amparo son las primeras de muchas acciones legales, sociales y culturales que adoptaremos en conjunto como el frente de derechos de la población LGBT. No es seguro un estado con homofobia institucionalizada", mencionó el activista Alex Orué.

De admitirse los amparos, los juzgados federales obligarían al Congreso local, a efectuar de nueva cuenta, una votación de la iniciativa del matrimonio igualitario bajo un esquema que no incluya la votación secreta.

La resolución podría tardar varios meses, aunque los activistas precisaron que seguirán su labor de promoción de los derechos humanos de todas las personas al margen de su género o preferencia sexual.

En Yucatán han conseguido casarse 80 parejas del mismo sexo pero a través de la vía del amparo. Más de la mitad de los 32 estados de México tienen leyes en favor del matrimonio igualitario, entre estos, la capital del país.

En el resto de estados, las parejas del mismo sexo, aunque no exista la normativa, pueden ampararse en una resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que determinó que los Códigos Civiles de los estados que prohíben el matrimonio gay son inconstitucionales.

La jurisprudencia 43/2015 publicada en el Semanario Judicial estableció que el matrimonio no solo tiene como propósito la procreación, porque si eso fuera así, "no se podrían casar personas de cierta edad o personas que tienen alguna cuestión de salud".

"Pretender vincular los requisitos del matrimonio a las preferencias sexuales de quienes pueden acceder a la institución matrimonial con la procreación es discriminatorio, pues excluye injustificadamente del acceso al matrimonio a las parejas homosexuales que están situadas en condiciones similares a las parejas heterosexuales", precisa la jurisprudencia.